Escenario

"La dificultad", una obra que explora el alto costo del silencio

La pieza de la escritora rosarina Patricia Suárez se estrena hoy en la sala Tandava bajo la dirección de Eduardo Ceballos. Se verá los viernes de junio

Viernes 07 de Junio de 2019

Tres hermanos aislados en el medio del campo son los personajes protagonistas de "La dificultad", la obra de la rosarina Patricia Suárez que se inspiró en un relato real para esta pieza. Los actores Julio Chianetta, Andrés López Mediza y Hugo Bruschini encarnan a los integrantes de este grupo al que ni el tiempo ni los lazos familiares logran sacar de la imposibilidad de comunicarse. De hecho, según adelantó el director Eduardo Ceballos, es el pasado compartido el que subyace y condiciona una relación que no termina de encausarse, obstruida por silencios, secretos y reproches. La pieza, cuyo elenco se completa con Emilia Sánchez, se verá hoy, y todos los viernes de junio, a las 21.30, en la sala Tandava (9 de Julio 754).

—¿Qué te interesó del texto de Patricia Suárez?

—Lo interesante de este texto es que tiene dos planos: en principio es lo que dicen los personajes, los discursos, literalmente hablando, pero detrás de ellos creo que hay un secreto y en ese secreto está justamente el tema de la dificultad. Por más que cada personaje, vaya diciendo lo suyo, mostrando su realidad, los obstáculos que tienen, está ese secreto que está muy oculto, que está todo el tiempo presente y que se huele. Es un ente que deambula en la vida de los tres. Prácticamente son tres hermanos que de pronto, poniéndole un poco de sentido del humor, realmente están viviendo de fondo una cuestión dramática. Creo que eso fue lo que más me interesó y me atrapó y a la vez porque todo eso contiene un universo que es muy querible, pero paradójicamente es terrible. Tiene esa ambigüedad y es lo que permite asociarlo con el grotesco en el sentido de que el personaje puede estar viviendo un momento dramático en el escenario y al público le llega transformado con un sentido que sería gracioso. Y ahí es dónde está el accionar de estos tres hermanos que viven un vínculo como herencia. Alguien de la familia bajó línea y ellos se manejan así. Están viviendo los tres juntos pero cada uno tiene su mundo.

—¿Se puede pensar esa dificultar para comunicarse como una metáfora más amplia, a nivel social o político, o hacer una analogía con la actualidad?

—Como sociedad, totalmente. Creo que la dificultad que ellos tienen que es lo que muestran en primera instancia, y es justamente un obstáculo para poder comunicarse primero entre ellos y en proyección también en la sociedad. Se hablan pero no se comunican. Eso es lo que ocurre y creo que la metáfora de la dificultad está ahí y eso creo que es lo que me hace el trabajo interesante. Pero es algo extensivo. Es como si constantemente estuviesen pasándose factura recíprocamente. Hablan pero no se escuchan porque sigue todo igual. Y yendo a los términos de hoy en día, la grieta está ahí en el medio y no se soluciona por más que se esfuercen. En ese pase de facturas se esfuerzan para que las cosas mejoren, pero no hay forma porque es mucho el peso que tienen a través de esta bajada de línea familiar.

—¿De qué forma intervienen los conflictos familiares?

—Lo que pasa es que la raíz familiar tiene todo un fundamento o una plataforma que no siempre se puede superar. Muchas veces se cree que en el contexto familiar y de la evolución individual, a medida que los hijos se van separando de los padres, irán creciendo hasta que superen a los padres. Acá ocurre todo lo contrario y creo que la dificultad también aparece por ahí. Por dónde la mires, la dificultad aparece de manera literal o metafóricamente. Hasta subliminalmente la dificultad está presente en la puesta. Y que todo transcurra en un campo creo que tiene dos cuestiones, una es que están alejados de la sociedad, pero por otro lado están desprotegidos porque no pueden ocultar nada, por eso lo que ocultan es metafórico y lo canalizan o lo somatizan por otro lado, que es lo que corporalmente manifiestan y se ve en la obra. La puesta es atemporal porque me parece que es una cuestión universal en cuanto a la bajada de línea familiar y son cuestiones que hacen mella en hijos y siempre repercute por otro lado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});