Escenario

"La dama de oro": el cine aborda la restitución del arte incautado por los nazis

El filme, que se estrena el jueves en Rosario, recrea la historia de la recuperación de "Retrato de Adele Bloch-Bauer", uno de los cuadros más icónicos de Gustav Klimt.

Martes 16 de Junio de 2015

El filme "La dama de oro", que se estrena el jueves, refleja la historia real detrás de la restitución de uno de los cuadros más icónicos del pintor Gustav Klimt, "Retrato de Adele Bloch-Bauer", robado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, y finalmente recuperado por María Altman, la única sobreviviente directa del matrimonio formado por Ferdinand y Adele Bloch-Bauer, a poco de cumplir 90 años.

El director Simon Curtis vuelve en su segundo filme a un tema de inspiración biográfica. Curtis debutó en cine con "Mi semana con Marilyn", en la que retrata, desde la perspectiva de Colin Clark, un asistente de Sir Laurence Olivier, la tensa relación entre Marilyn Monroe y Olivier durante el rodaje de "El príncipe y la corista".

Para "La dama de oro" recurrió a Helen Mirren, ganadora de un Oscar por "La Reina", para interpretar a Maria Altman, la mujer que reclamó sus derechos sobre seis obras de arte que estaban colgadas en la galería Belvedere, de Viena, incluido "Retrato de Adele Bloch-Bauer", en el que Klimt retrató a la tía de Maria y que fue incautado por los nazis durante la ocupación de Viena. Con la ayuda de un tenaz abogado, Randy Schoenberg, a cargo de Ryan Reynolds, Maria llevó el caso hasta la Corte Suprema de Estados Unidos.

Según contó el director al portal Collider, el origen del filme fue un documental y también parte de su propia historia. "Vi un documental y pensé que era una gran historia del siglo XX, que abarca los años de oro en Viena a principios de siglo y que termina en Estados Unidos a finales del siglo. Desciendo de una familia judía radicada en el Reino Unido por lo que entendí la experiencia del inmigrante y todos los temas ligados a ellos y me siento muy orgulloso que hayamos llegado hasta donde lo hicimos".

En ese sentido añadió: "Sin duda hay mujeres en mi familia que me recuerdan a Maria, o viceversa. Me siento conectado con el pasado de mi familia y me quedé muy sorprendido cuando leí que la boda de Maria fue el último gran evento social entre sus amistades judías antes de que los nazis llegaran a Viena. Sentí que eso era muy poderoso, saber que esta familia tan poderosa tenía sus días contados", dijo y añadió que la recreación de esos días fue algo "realmente fue muy intenso y emocional".

El cuadro forma parte actualmente en la colección permanente de la Neue Galerie, de Nueva York. A pesar de que este cuadro inspiró la película, "en la Segunda Guerra Mundial había pocos finales felices", explicó a la agencia Efe el presidente y cofundador del museo, Ronald S. Lauder, quien considera esta obra la "Mona Lisa" de la colección.

"Este cuadro es dos cosas a la vez: una gran pintura y un símbolo. El símbolo de la restitución de obras de arte robadas por los nazis", dijo Lauder, ya que la pintura no llegó a la galería sino después de un juicio de ocho años de Maria contra el Gobierno austríaco.

"La dama de oro" está respaldada por otro de los grandes productores de Estados Unidos, Harvey Weinstein, quien además de contar con la Mirren y Reynolds, contrató para el elenco a Katie Holmes y a Daniel Brühl.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS