Escenario

La cruda historia de un esclavo que logra ascender en la Edad Media

"La Catedral del Mar", superproducción española que transcurre en la Barcelona del siglo XIV, está basada en la novela homónima que vendió seis millones de ejemplares

Martes 28 de Agosto de 2018

Después del boom de "La casa de papel", las series españolas crean cada vez más expectativas en el público. Ahora Netflix hará una apuesta fuerte con "La Catedral del Mar", la ambiciosa serie de época que se estrenará el próximo sábado en la popular plataforma de streaming. Esta ficción, que fue un éxito en España cuando se emitió este año por el canal Cadena 3, es una adaptación del libro homónimo de Ildefonso Falcones, que vendió más de seis millones de ejemplares en 40 países. La ficción consta de ocho capítulos de menos de una hora y en el elenco figuran Aitor Luna, Michelle Jenner, Silvia Abascal y Pablo Derqui, entre muchos otros.

La historia de "La Catedral del Mar" es la historia de un hombre, una ciudad y una época. En el siglo XIV Barcelona se encuentra en uno de los momentos más prósperos de su historia: la ciudad ha crecido hacia la Ribera, un humilde barrio de pescadores, en el que se está empezando a construir la iglesia de Santa María del Mar. Es entonces cuando llega a Barcelona un esclavo, Arnau Estanyol, huyendo junto con su padre de los abusos de los señores feudales. Arnau trabajará como estibador y soldado y conseguirá convertirse en un hombre libre. Su ascenso social lo llevará de la miseria a la vida holgada como cambista, pero esto despertará la envidia de sus enemigos, que urdirán un complot y pondrán su vida en manos de la Inquisición. La trama tiene como trasfondo el control religioso y la segregación en la sociedad medieval barcelonesa.

"Es una de las adaptaciones más fieles que se pueden hacer. Queríamos que el público viera la novela en imágenes, no ponernos por encima de la novela", dijo al diario español El País Jordi Frades, director de esta coproducción entre Atresmedia Televisión y Netflix, entre otras productoras.

Trasladar las más de 600 páginas del libro y convertir en imágenes la historia de ascenso social de Arnau fue un camino largo que comenzó hace unos cuatro años. Pero también fue "uno de los procesos más tranquilos y menos traumáticos de todos los trabajos que he hecho", según explicó Rodolfo Sirera, responsable de la adaptación y que ha trabajado con los guionistas Sergio Barrejón y Antonio Onetti. "Hicimos muchas versiones para encontrar el ritmo adecuado, para solucionar problemas de producción, porque hay cosas que escribes y son muy bonitas pero luego no funcionan... El proceso acabó hace casi dos años, cuando empezó la grabación, y ya no ha habido más problema, cosa rara en estos casos", dijo entre risas.

Catedral del mar / trailer

Más cerca del cine

A nivel técnico la serie supuso varios retos, "porque es una serie que está muy en movimiento, al ser la historia de un personaje que va ascendiendo de clase social", dijo Jordi Frades. "Por ejemplo, a nivel de decorados, quiere decir que nunca está en la misma casa. El va creciendo y con él va cambiando la casa. Y luego ha habido un par de secuencias, una que es un asalto a un castillo y otra que es una batalla naval, un asalto a un barco, que seguramente han sido las más complicadas de rodar por el poco tiempo que tuvimos y por el trabajo digital, en especial la marítima. Es la más corta, pero también en la que ha sido más difícil encajar todos los elementos", apuntó.

La mayoría del rodaje ha fue en exteriores, pero al director esto no lo sorprendió, ya que "cada vez hay menos diferencias entre el cine y la televisión", aseguró. "Hoy en día ya no es como antes, que entrabas en un estudio y las series se rodaban con multicámara. Ahora ya no se hace así, se hace como en las películas. Nosotros trabajábamos casi siempre con dos cámaras. Además, el trabajo en el estudio era todo igual, no había luz colgada en la iluminación de los decorados. Se iluminaba igual que en un interior natural. Lo hicimos de una forma más cinematográfica porque nuestros referentes americanos lo hacen así. Cada vez hay menos diferencias entre el cine y la televisión", afirmó.

Frades no tuvo que hacer retoques a la novela en el momento de filmar, ya que se había trabajado minuciosamente en el guión. "Tuvimos la suerte de que la preproducción fue muy larga. La serie arrancó y se paró un par de veces por problemas de presupuesto. Durante ese tiempo pude trabajar intensamente con los guionistas. Estuvimos trabajando mucho hasta llegar a la versión final del guión. Por ejemplo, del capítulo uno es la versión diecinueve y casi todos rondan ese número, hasta que estuvimos todos contentos con la versión final. Eso hizo que en el rodaje yo al guión ya me lo sabía de memoria", explicó.

Dolor, traición y venganza

La novela "La Catedral del Mar" se publicó en 2006 y fue un enorme éxito editorial. Los que leyeron el libro se encontrarán con que la serie es una adaptación bastante fiel a sus páginas. "Hay algunos cambios, pero son prácticamente irrelevantes", señaló el director. "Tuvimos que hacer una reducción de personajes porque la novela es extensísima. En la novela tú puedes recuperar la voz narrativa y contar quién es, pero en una serie el personaje puede volver a aparecer y es difícil que te acuerdes de quién es", acotó. De todas formas aclaró: "No es una serie histórica, es la historia de esos personajes en aquella época. El protagonista tiene que pasar de todo para conseguir lo que quiere: dolor, traición y venganza. Es una historia muy cruda, y eso se refleja muy bien", subrayó.

diferencias de clase. La serie retrata a los trabajadores y a los señores feudales de los oscuros tiempos medievales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario