Escenario

"La crisis se nota en todos los rubros, y a los músicos nos toca muy de cerca"

Lisandro Aristimuño habló de lo difícil que es encarar una gira en medio de la recesión económica. Mañana se presenta en el teatro El Círculo.

Viernes 05 de Abril de 2019

Lisandro Aristimuño es un elegido. Logró conquistar a un público masivo como músico independiente, sin el apoyo de la gran industria, y al mismo tiempo se ganó el reconocimiento de sus colegas y de la prensa, con una mixtura de melodías, rítmicas folclóricas y elementos de la electrónica que a priori no suena nada sencilla. El año pasado llenó por segunda vez el estadio Luna Park, en la extensa gira de presentación de su último disco de estudio, "Constelaciones". Y ahora regresa a Rosario para actuar mañana, a las 21.30, en el teatro El Círculo (Mendoza y Laprida). Antes de llegar a la ciudad, en charla con Escenario, el cantautor rionegrino reconoció que la actual crisis económica del país afecta especialmente a los músicos, habló del cambio de actitud después de los 40 y adelantó cómo será su disco junto a Raly Barrionuevo.

—¿Cómo es el show que traés esta vez a Rosario?

—El show en Rosario va a ser con la banda completa. Este año armé otro set para poder viajar, porque las cosas no están muy fáciles. Armé un trío para poder girar por todo el país. Pero a Rosario y a Córdoba voy con la banda completa, con las cuerdas y toda la puesta de luces. Cambiamos bastante el escenario y la lista de temas también. Lo bueno de tener varios discos es que podés variar mucho el repertorio.

—¿Componés en las giras? ¿Elegís algún momento en especial para componer?

—En las giras estoy muy abocado a los conciertos que voy a dar. Me gusta más componer en mi estudio. Por ahí en las giras anoto alguna frase, pero nada más. Lo que más me gusta en las giras es escuchar discos. Me llevo el celular cargado de música para seguir escuchando y aprendiendo. De ahí tomo influencias para después volcarlas en algún trabajo nuevo.

—¿Qué estás escuchando ahora?

—Esto todavía no lo conté, pero la verdad es que estoy muy abocado a un disco que acabamos de grabar con Hermano Hormiga, el dúo que tengo con Raly Barrionuevo. Estoy escuchando mucho ese material porque estamos justo en la etapa de mezcla del álbum. Estoy muy atento a eso porque la idea es sacarlo este año. Me lleva tiempo y dedicación. Estoy a full con ese disco. Lo vamos a sacar por nuestros sellos independientes. Formamos una sociedad (risas).

—¿Qué se puede adelantar del disco?

—Hermano Hormiga nació tocando en los asados (risas). Nosotros somos muy amigos, y de ahí viene el nombre de "hermano". Empezamos agarrando dos guitarras criollas y cantando canciones que nos gustan mucho a los dos, temas nuestros y de otros autores. Ese espíritu fue lo que quisimos mantener en el disco. Es un disco a dúo, a dos guitarras, con canciones de Latinoamérica, de Silvio Rodríguez, de Raúl Carnota, de músicos que admiramos mucho. Hay temas propios y dos canciones nuevas. Estamos re contentos con el resultado.

—Vos mencionaste que formaste un trío, una estructura más chica, para poder girar por el país. ¿Notás la recesión económica? ¿Cómo te afecta?

—Sí, por supuesto que se nota, en todos los rubros, y a los músicos nos toca muy de cerca. La caída en la venta de entradas se fue notando a medida que transcurría el año pasado. Antes yo hacía dos teatros tranquilamente, y ahora hago uno y casi sin agotar. La gente cuida mucho más el dinero, y en lugar de ir a un recital capaz que va al supermercado o paga el gas. Yo lo siento mucho en mi trabajo. Y al ser independiente y autogestivo se nota más, porque no tenemos nada que nos cubra. Tenemos que ir viendo cómo hacer para poder girar, sobre todo en el interior del país. Por eso tomé la decisión de armar un trío de batería, bajo y yo, en voz y guitarra, para seguir llevando las canciones donde podamos. Es importante no perder el contacto con la gente.

—Vos empezaste tu carrera en una época complicada para el país, porque llegaste a Buenos Aires en 2001. ¿Sentís similitudes entre esa época y ésta?

—Me parece que sí, que al igual que entonces se siente la crisis, y que uno ve cómo va creciendo, cómo se va desparramando. Es algo fuerte y muy difícil. Pero yo ahí tenía otra edad, no tenía a mi hija (risas). Ahora con mi hija es como que todo me preocupa un poco más, y lo sentís en el bolsillo (risas). Cuando llegué a Buenos Aires era un adolescente y me bancaba solo como podía. Ahora tengo una familia y las responsabilidades son otras.

—Hace un tiempo participaste en un recital solidario que organizaron los trabajadores de Pepsico. ¿Qué te moviliza a sumarte a esas convocatorias?

—En ese caso me invitó Javier Malosetti, que estaba organizando ese recital. El me convocó y le dije que sí, que me parecía muy valioso. Me parece que uno es como un pequeña antena para que le presten más atención a las cosas. Uno tiene el poder, aunque no sé si la palabra es poder, de llegar a más gente, y en ese sentido siempre estoy dispuesto a ayudar. Además de ser músico también soy un ciudadano que vive y conoce el país. Conozco el interior, conozco a la gente. Por supuesto que siempre me informo antes de participar en estos eventos, quiero saber de dónde viene la cosa. Y a veces digo que no porque no estoy informado del tema.

—En octubre del año pasado cumpliste 40. ¿Te tocó la famosa "crisis de los 40"? ¿En qué momento de tu vida te ves ahora?

—Yo no le doy mucha bola a la edad, pero obviamente que lo sentís. Antes por ahí salía todos los fines de semana y ahora no (risas). Te cuidás un poco más la salud. El hecho de tener una hija también te cambia. Antes me cuidaba yo solo y listo. Ahora mi cuidado también es el cuidado de ella. En este momento en particular estoy con mucha energía, con mucha fuerza, sigo trabajando muchísimo. Agradezco a la vida que me haya dado este laburo porque me apasiona ser músico y ser productor. Siempre lo agradezco porque tengo amigos que tienen que laburar de algo que no les gusta, entonces lo atesoro mucho.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});