Escenario

La cartelera local se renueva con el mejor cine de autor

El director Spike Lee vuelve a su mejor forma. Jean-Luc Godard no es para menos.

Sábado 17 de Noviembre de 2018

"Infiltrado del KKKlan", golpe contra el odio infinito

Calificación: ****. Intérpretes: John David Washington, Adam Driver, Alec Baldwin, Topher Grace, Robert John Burke y Corey Hawkins. Dirección: Spike Lee. Género: Policial/Comedia negra. Salas: Cines del Centro y Showcase.

Cuando un director como Spike Lee vuelve a su mejor forma es imbatible. Y eso pasa en "Infiltrado del KKKlan", su última película. Lee logra acá una equilibrada síntesis entre su ideario político y su estilo narrativo, con una combinación prodigiosa de policial, comedia y cine militante. El realizador de joyitas como "Haz lo correcto" y "Malcolm X" vuelve sobre los mismos temas de siempre, pero con un telón de fondo (el presente de EEUU) que los potencia. La historia se desarrolla en los años 70 en el estado de Colorado. El policía afroamericano Ron Stallworth se pone en contacto por teléfono con el Ku Kux Klan sin revelar su color de piel. Su intención es infiltrarse en la organización racista, pero para eso necesita a un compañero blanco que se haga pasar por él. La tarea recae en Flip Zimmerman, un judío que niega su origen y que va a descubrir que el nefasto Klan planea un atentado. A partir de ahí se desarrollan situaciones tan tensas como desopilantes, donde quedan bajo la lupa la sinrazón del racismo y la naturalización del odio. Spike Lee te empuja a la sonrisa cómplice y al rato te golpea y te pone la piel de gallina, y encima abrocha un final que no admite reproches. La dupla protagónica también tiene que ver con el triunfo de la película: John David Washington (hijo de Denzel Washington, con escasa experiencia en la actuación) y Adam Driver ("Star Wars: El despertar de la fuerza", "Paterson") resultan un hallazgo.

Por Carolina Taffoni


"El libro de la imagen", los paraísos perdidos

Calificación: ****. Dirección: Jean-Luc Godard. Género: Drama/documental. Salas: Cines del Centro. Referencias: Filmes de Fritz Lang, Carl Dreyer, Tod Browning, Ernst Lubitsch, Orson Welles, Alfred Hitchcock y Pier Paolo Pasolini.

“El el libro de imagen”, la última película de Jean Luc-Godad, se presenta con la apariencia de un rompecabezas que cada espectador podrá disfrutar, detestar o sentir perplejidad, pero nunca lo dejará indiferente. El maestro de la Nouvelle Vague opina con tono bastante sombrío sobre la compulsión por la guerra y el poder, la distribución de la riqueza y la deriva autodestructiva de la humanidad con una cantidad impresionante de imágenes de archivo y sobre todo referencias cinematográficas desde películas de los hermanos Lumiere hasta otras de Fritz Lang, Carl Dreyer, Tod Browning, Ernst Lubitsch, Orson Welles, Hitchcock y Pasolini, entre muchas otras. Pero también literarias y filosóficas que incluyen a Montesquieu hasta Flaubert, Victor Hugo, Van Vogt y cierra con un extenso tramo de “Una ambición en el desierto”, de Albert Cossery ambientada en el Golfo Pérsico.

   Como si se tratase de un gran lienzo, Godard deconstruye esta especie de pentimento en el que van apareciendo las distintas capas de la historia y de las ideas, dividido a grandes rasgos en cinco capítulos que el director equipara a una mano, una mano capaz de crear, pero también de matar. Fascinado con las posibilidades infinitas de la tecnología aplicada a la imagen, Godard edita con un nivel de detalle fascinante y satura hasta el límite los colores y los monocromos en una operación poética que representa la profundidad de sus reflexiones, con fundidos a negro y su propia voz en off distorsionada, admonitoria o en un susurro. Además de su crítica a la violencia, el realizador rinde un homenaje a Cataluña y al mundo árabe como paraísos perdidos en este ensayo personal y visualmente radical.

Por Rodolfo Bella

“Pablo escobar: La traición”, dormir con el enemigo
Calificación: ***. Intérpretes: Javier Bardem, Penélope Cruz, Peter Sarsgaard Julieth Restrepo y Óscar Jaenada. Dirección: Fernando León de Aranoa. Género: Drama. Salas: Del Centro, Nuevo Monumental y Showcase.
La bella periodista colombiana Virginia Vallejo escribió el libro “Amando a Pablo, odiando a Escobar”, en el cual relató la relación turbulenta que vivió como amante del narcotraficante más poderoso durante los años 80. Sobre esa historia se inspiró este filme cuyo título en inglés es “Loving Pablo” (Amando a Pablo), con la química de la pareja protagónica, que también lo son en la vida real, integrada por Javier Bardem (Pablo Escobar) y Penélope Cruz (Virginia Vallejo). Para muchos, la película puede ser otra más de narcos y algo de eso hay. Porque el clima de obsceno poder, de dólares que asoman del cierre de la valija y de políticos que financian campañas con dinero sucio es el mismo que se ven en todas las series sobre narcos. “La política y la democracia son cuestión de dinero. Y nosotros tenemos mucho dinero” dice Escobar, caracterizado por un Bardem que sorprende con una barriga enorme. El director se encargó de mostrar a la famosa periodista como una persona materialista, que se obnubila con el poder y las prebendas de su vínculo romántico, pero a la vez la enfocó en su desesperación por despegarse de él cuando Escobar es detenido. El filme toma al narcotraficante desde lo más alto del tobogán de poder y luego hace foco en su caída libre. En ese descenso está lo más encumbrado de la película.
Por Pedro Squillaci

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});