Escenario

La cartelera de estrenos bajo la lupa de Escenario

Comentarios acerca de "Perfectos desconocidos", "Yo soy Tonya" e "Invisible".

Sábado 10 de Marzo de 2018

"Perfectos desconocidos", te llamo a vos, escuchan todos

Calificación: ****. Intérpretes: Ernesto Alterio, Belén Rueda, Eduard Fernández, Eduardo Noriega, Juana Acosta, Pepón Nieto. Dirección: Alex de la Iglesia. Género: comedia dramática. Salas: Monumental, Del Centro, Showcase, Hoyts y Village.

A veces un celular puede convertirse en un arma. Para comprobarlo hay que ver "Perfectos desconocidos". Basada en la lograda y exitosa película italiana de Paolo Genovese, ahora es Alex de la Iglesia, nada menos, quien se atreve a dar su versión con actores españoles. Más allá del cambio de escenario, que aquí es en un coqueto departamento de Madrid, no hay demasiadas diferencias con la historia original, a excepción de una vuelta de tuerca basada en un eclipse que le vino de perillas a esta comedia agridulce. La invasión de las nuevas tecnologías (representada en los teléfonos celulares) en la vida de los mayores de 40 años es el disparador de esta trama. Un grupo de parejas de amigos y un soltero crónico se juntan a cenar y deciden pasar una noche con algo de emoción y sin secretos. Para eso no tienen mejor idea que poner todos los celulares sobre la mesa y usar el altavoz para que los comensales escuchen los llamados o mensajes de voz. El complejo tema de convertir algo privado en público es una piedra en el zapato que lastima. Porque cada uno de estos amigos y amigas, supuestamente superados, algunos profesionales de buen pasar y otros con problemas para conseguir empleo, tienen un muerto en el placard. La película pone a prueba la delgada línea que separa la verdad de la mentira. Y también muestra, como en "Match point" de Woody Allen, que todo puede cambiar de cuajo cuando la pelotita pasa para el otro lado.

Por Pedro Squillaci


"Yo soy Tonya", triunfar a los golpes

Calificación: ***. Intérpretes: Margot Robbie, Sebastian Stan, Allison Janney, Julianne Nicholson y Paul Walter. Dirección: Craig Gillespie. Género: Drama. Salas: Del Centro, Showcase y Village.

Los memoriosos recordarán aquel famoso "incidente", porque fue uno de los mayores escándalos en la historia del deporte de EEUU: a principios de los años 90, Tonya Harding era una de las patinadoras más prometedoras de su país, campeona y competidora olímpica. Harding tenía un talento excepcional, pero se hizo tristemente célebre por estar vinculada a un ataque (un brutal bastonazo en las piernas) a su principal rival, Nancy Kerrigan. "Yo soy Tonya" reconstruye los insólitos entretelones de ese atentando, pergeñado por el ex marido de Harding y su guardaespaldas, pero por sobre todo cuenta la apasionante historia de Tonya, una chica de clase baja criada a los golpes que llegó alto en el patinaje pero que nunca encajó en la elite refinada de ese deporte. El director Craig Gillespie ("Enemigo en casa", "Lars y la chica real") apela a un tono irónico y ácido —que recuerda a los hermanos Coen— para narrar esta historia, aunque a veces se pasa de registro y sus personajes se parecen más a una caricatura. Esto es lo que pasa por ejemplo con la abusiva y manipuladora madre de Tonya (interpretada por Allison Janney, que se llevó el Oscar a mejor actriz de reparto) o con su marido, un looser y golpeador rayano en el patetismo. Por otro lado es evidente que el director intenta rescatar la figura de su protagonista, mostrándola por momentos como víctima de su entorno, pero tampoco llega al extremo de ser condescendiente. Los puntos más altos de la película están en las escenas de patinaje, que tienen pulso dramático en sí mismas, y en la actuación de Margot Robbie (nominada al Oscar), que ya nos había seducido en "El lobo de Wall Street" y ahora se transforma por completo para dar vida a esta criatura feroz y contradictoria.

Por Carolina Taffoni

"invisible", sola y desamparada
Calificación: ***. Intérpretes: Mora Arenillas, Mara Bestelli, Paula Fernandez Mbarak y Diego Cremonesi. Dirección: Pablo Giorgelli. Guión: Pablo Giorgelli. Género: drama. Salas: Showcase y Village.
La vida no le da tregua a Eli, la protagonista de “Invisible”: la adolescente tiene un contexto familiar complicado, vive sola con su madre depresiva, tiene un trabajo desalentador y padece cada día de clase. Y además queda embarazada. El director Pablo Giorgelli sigue con su cámara el arco de situaciones que agobian a Eli y la acompaña con planos secuencia en sus angustiados viajes en colectivo, en el silencio de su casa de clase media solo interrumpido por el audio de un televisor eternamente encendido, durante los diálogos monosilábicos familiares o sociales y mientras come en una plaza o cuando cuida un perro en la veterinaria donde trabaja.
Con la excepción de una amiga que intenta contenerla buscando información en internet sobre las formas de abortar, Eli está sola ante su drama. Y allí entra el gran tema que aborda Giorgelli: el desamparo ante un embarazo no deseado, en este caso, de una adolescente. El director, que se hizo conocido en 2012 con su premiada película “Las acacias”, es respetuoso de los tiempos y los silencios de la protagonista. La acompaña en su desolación ante la falta de respuestas con una película que desembarca en los cines justo a tiempo para sumarse al debate sobre un tema central en la actualidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario