Escenario

La cantante por Britney Spears seguirá internada

Britney Spears pasó aparentemente una segunda noche en el hospital y permanecía hoy internada, tras una confrontación que terminó cuando la policía llegó a su casa, y que derivó en que un juez le otorgara al ex marido de la estrella, Kevin Federline, la custodia de sus dos hijos.

Sábado 05 de Enero de 2008

Los Angeles- Britney Spears pasó aparentemente una segunda noche en el hospital y permanecía hoy internada, tras una confrontación que terminó cuando la policía llegó a su casa, y que derivó en que un juez le otorgara al ex marido de la estrella, Kevin Federline, la custodia de sus dos hijos.

El viernes, el comisionado judicial Scott Gordon dio a Federline en solitario la custodia física y legal de Sean Preston, de 2 años, y Jayden James, de 1, y declaró suspendidos los derechos de Spears para visitar a los menores.

Spears, de 26 años, fue sacada de su casa el jueves por la noche, por un grupo de paramédicos, después de que la policía tuvo que intervenir cuando la cantante se negó a entregar a los niños a Federline, luego de una visita supervisada por la corte. Gordon ordenó otra audiencia, para el 14 de enero.

Antes, Federline había recibido la custodia temporal de los menores, dado que la cantante pop había desafiado las órdenes del tribunal, lo que derivó en limitaciones a sus derechos de visita.

“No estoy contento con nada de lo sucedido”, dijo el abogado de Federline, Mark Vincent Kaplan, el viernes por la tarde, al abandonar la audiencia urgente a puerta cerrada. “Aquí no hay ganadores”.

Kaplan añadió que fue al Centro Médico Cedars-Sinai después de que Spears fue internada, pero se negó a dar detalles sobre la estrella pop, su ex marido o los hijos de ambos.

La portavoz del hospital, Simi Singer, no confirmó ni negó los informes difundidos por varios medios, los cuales señalaron que Spears permanecería internada 72 horas para una evaluación psicológica. Los reportes no identificaron sus fuentes.

El jueves por la noche, la policía recibió un llamado y acudió a casa de Spears para ayudar a resolver una disputa sobre su negativa a entregarle los niños a Federline, como lo dictaba el acuerdo de custodia.

Llevó tres horas resolver el conflicto, dijo Ana Aguirre, agente policial de Los Angeles.

Los primeros reportes policiales señalaron que al parecer, Spears estaba bajo los efectos de alguna droga, pero Aguirre dijo que no había evidencias de ello. (AP)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario