Escenario

La Biaba, la renovación del 2x4

El sexteto rosarino, junto a la orquesta de Cámara municipal, presenta hoy su DVD.

Sábado 10 de Marzo de 2018

"Encontramos en el tango algo muy importante para nosotros, que fue la identificación más que nada con la música popular argentina". Así lo afirmó Mariano Asato, bandoneonista de la agrupación La Biaba, una de las exponentes de la nueva generación que en Rosario abrazó el 2x4 con pasión. Después de un destacado recorrido por escenarios locales, de Buenos Aires y Europa, La Biaba grabó junto a la Orquesta de Cámara Municipal un DVD que será presentado hoy, a las 21 y con entrada libre y gratuita, en el teatro del Parque de España, en un espectáculo en el que repartirán 300 copias entre los asistentes.

El show, con un repertorio que incluye clásicos y temas propios, contará con más de 25 músicos en escena y la participación especial de la cantante Noelia Moncada como artista invitada.

El DVD que tendrá su lanzamiento oficial este noche, fue grabado en vivo en diciembre de 2015 en el teatro La Comedia en coproducción con Orquesta de Cámara Municipal dirigida por Fernando Ciraolo. "Es una doble alegría", dijo Asato sobre esta presentación. "Nos pone muy contentos que una orquesta tan prestigiosa, con músicos tan prestigiosos, ejecuten la música escrita por nosotros", afirmó.

La Biaba se formó en 2010 con Simón Lagier y Guillermo Copello (violines); Asato y Claudio Bergese (bandoneones); Lucas Querini (piano); Martín Marino (contrabajo) y Claudio Bergese (voz). Todos entre los "veintipico y treinta y pico", llegaron al tango desde muy jóvenes, contó Asato, uno de los "socios fundadores" del grupo.

"Primero éramos todos estudiantes de música, mayormente de la Universidad, y lo que nos dio el empujón a juntarnos es que cada uno, en distintas camadas, fuimos de la Orquesta Escuela de Tango que se formó en 2006", recordó Asato y añadió: "Como ya todos teníamos una preparación, conocíamos algo del género y nos gustaba, decidimos armar La Biaba".

Aunque en el recorrido personal había otras experiencias musicales, es el tango lo que une hasta hoy al grupo. "Veníamos de otros palos musicales, como la música clásica, pero encontramos en el tango una cosa muy importante para nosotros que fue la identificación más que nada con la música popular argentina. El tango es una música creada ciento por ciento por este pueblo, no hay influencias de otros países. Eso nos otorgó un sentido de pertenencia y creo que de ese barco no nos quisimos bajar más".

—¿El tango que se hace en Rosario tiene alguna marca que lo distinga?

—Lo que pasa en Rosario es que a partir de la Orquesta Escuela han surgido muchísimas agrupaciones de tango joven. Hay una movida cultural del tango donde aparecen los bailarines, cantores y cantoras jóvenes, hay muchas mujeres cantando que no estaban en otra época de auge del tango. Hoy son más las mujeres que los hombres. Hay letristas. Creo que se salta una generación que queda como marginada por algunas cuestiones de mercado y la aparición de otros géneros musicales. Después, en cuanto a si aparece algo característico musical, me parece que todavía falta un poco de tiempo y recorrido. Eso es también madurar musicalmente, pero sí hay un empujón particular en la ciudad.

—Si alguien escucha "Sur" sabe qué evoca. ¿Cómo funciona eso en la actualidad?

—Sí, Barracas, Boedo. Yo vivo en Buenos Aires, a cuatro cuadras de San Juan y Boedo, y uno entiende ese tipo de poética. Era el paisaje de ese momento. Era una poesía de mucho vuelo literario. Los poetas de aquel entonces del tango eran fuertes exponentes de la literatura también. Se ponían a la misma altura a Homero Manzi o Discépolo de Bioy Casares o Borges, con toda esa cuestión literaria que apareció en Buenos Aires con los grupos de Boedo y Florida. Ellos estaban inmersos dentro de esa cultura. Lo que pasa en este momento es que no se trabaja tanto con un letrista sino que el músico por ahí también hace la letra. Ahora se da algo más parecido a lo que pasa en el rock, donde la misma persona puede escribir la música y la letra. Hace que eso tenga una poesía distinta. Y a mí me parece bien porque creo que es la única forma de pintar el paisaje de este momento.

—¿Cómo se hace para imponer lo nuevo o para sustraerse al peso de la historia?

—Es como la herencia. Si uno lo toma como que dejaron un mandato y que nosotros debemos obrar en consecuencia, eso nos pondría incómodos como a todos los jóvenes que quieren hacer tango. Nosotros tenemos un gran respeto por esa gente y pensamos que son grandes trabajadores de la música, grandes artistas y que han construido este género granito tras granito de arena. Pero a la hora de limitarnos para la creación, ya no. Ya no nos pasa y estamos libres. Es como si fuéramos a la biblioteca para ver cómo lo hacía Troilo o qué escribió tal. Pero el trabajo es uno de los ejemplos que nos dejaron los grandes maestros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});