Escenario

La amenaza que es "diabólicamente fría ruina de la normalidad"

Domingo 06 de Octubre de 2019

Si cada época engendra su monstruo y durante los 50 la forma dominante del monstruo fue el invasor extraterrestre (el macrocefálico e hiperracional tripulante del platillo volador o el insecto mutante: variaciones perversas del burgués medio), cuya amenaza era menos una violencia personal que una “insidiosa y diabólicamente fría ruina de la normalidad humana” (cita de Frank McConnell en “El cine y la imaginación romántica”), cabe preguntarse por qué los monstruos de los últimos años son los muertos vivos como los de “The Walking Dead”.

El zombie es un producto metafórico de lo que dio en lamarse “biopolítica” (la política aplicada a la biología de los cuerpos).

El diccionario etimológico ubica en 1871 el hallazgo del término “zombie” en Africa occidental, donde en kikongo “zumbi” significa fetiche y, en kimbundu, dios.

Dentro del culto vudú significa “cuerpo reanimando”. Aunque el diccionario señala como origen posible el lenguaje criollo de Louisiana (Estados Unidos), en el que el español “sombra” podría haber derivado en “zombie”, ya que la relación entre zombie y persona lenta y torpe data de 1936.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario