Escenario

Kung-Fu Panda, un oso experto en artes marciales llega a la pantalla

Con las  voces originales de Jack Black, Jackie Chan, Angelina Jolie, Lucy  Liu, Dustin Hoffman e Ian McShane, “Kung Fu Panda” es la nueva  apuesta de Dreamworks que narra la historia de un oso panda  perezoso, a quien la casualidad transforma en el elegido para  enfrentarse a un temible tigre.

Miércoles 02 de Julio de 2008

Buenos Aires- Con las  voces originales de Jack Black, Jackie Chan, Angelina Jolie, Lucy  Liu, Dustin Hoffman e Ian McShane, “Kung Fu Panda” es la nueva  apuesta de Dreamworks que narra la historia de un oso panda  perezoso, a quien la casualidad transforma en el elegido para  enfrentarse a un temible tigre.

Dirigida por John Stevenson y Mark Osborne, ambos con gran  trayectoria en el género pero debutantes como realizadores de  largos, la película transmite la irreverencia de “Shrek”, sin su  picardía.

El guión de Dan Harmon y Rob Schrab, responsables de “Monster  House”, se basa en el descubrimiento de lo especial que habita en  cada ser para dar forma a un filme generado por animación de  última generación que llega con una de las copias en Imax 2D

Po, conminado a convertirse en mozo del restaurante de su  padre, sueña con los Cinco Furiosos, maestros de las artes  marciales en el Valle de la Paz. Cuando el malvado Tai Lung se  escapa de prisión, en busca de los superpoderes del Guerrero  Dragón, uno de los Cinco deberá ser elegido para enfrentarlo.

La casualidad llevará a Po a transformarse en el nuevo  discípulo del maestro Shifu, quien no tiene la menor paciencia con  el obeso y distraído personaje, al que sólo parece interesarle la  comida.

La relación dista de la comprensión y enseñanzas del señor  Miyagi, ya que el tiempo apremia y ni los Cinco Furiosos son  capaces de alejar a Tai Lung del pueblo.

Entre los prejuicios de los Cinco y Shifu, y la amenaza, la  nobleza e ingenuidad de Po se establece un clima nuevo en el que  la admiración y la fortaleza se van imponiendo.

Entra en juego también el cariño, que una vez Shifu perdió al  ser traicionado por Tai Lung y su codicia; y la relación padre-  hijo presente en varios niveles.

Sin los toques melodramáticos de Disney, ni la creatividad de  Pixar, el mensaje no deja de ser claro y se brinda de la manera  más sencilla: el ingrediente secreto del padre de Po es el mismo  que el del rollo del Dragón.

La moraleja del filme que llegará a las salas cinematográficas  locales mañana, cuenta que “la verdad se encuentra en disfrutar de  lo que uno hace y lograr convertir sus sueños en realidad”.  (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario