Escenario

Kiss hizo delirar a más de 50 mil fanáticos en la cancha de River

La mítica banda liderada por Gene Simmons y Paul Stanley dio un verdadero show escénico con música a todo volumen, juegos de luces y una pirotecnia infernal. Su actuación bajó el telón al Quilmes Rock 2009.

Lunes 06 de Abril de 2009

"You wanted the best, you got de best the hottest band in the world... Kiss", dijo la voz en off en la clásica presentación de la mítica banda que anoche le bajó el telón al Quilmes Rock 2009. El grupo liderado por Gene Simmons y Paul Stanley dio un verdadero show escénico con música a todo volumen, juegos de luces y una pirotecnia infernal.

El recital fue parte de la gira por los 35 años de la banda, que ya pasó por Chile y mañana llega a Brasil, y se centró en los primeros clásicos en vivo del grupo allá por mediados de los 70. La apertura estuvo a cargo de "Deuce", para seguir con "Strutter" y "Parasite". Ya a esa altura los más de 55.000 kisseros hacían vibrar al Monumental.

Kiss es una banda que más allá del rock suele ofrecer megashows donde lo escénico y lo teatral tiene un papel preponderante partiendo desde sus maquillajes. Esta vez los cuatro integrantes tuvieron sus actos que apuntaron a la espectacularidad dentro del show. Gene Simmons escupió fuego en "Hotter tahn Hell", Tommy Thayer lanzó pirotecnia desde su guitarra en "She" y Eric Singer tuvo su solo demoledor en "100.000 years", cuando su batería se elevó varios metros sobre una tarima móvil, y le puso voz a una exquisita versión de "Black Diamond". En tanto, Paul destrozó una guitarra a los golpes contra el escenario y voló por encima del público hasta llegar a la torre de control en el centro del estadio en "Love Gun".

Parte fundamental del show fueron el equipo de luces, el sonido potente, pero nítido, y el arsenal de fuegos artificiales que se tiraron durante el show y varios minutos luego de terminado. Algo había anticipado Simmons quien recientemente dijo que iban "a hacer valer cada centavo que el fan pagaba por su entrada", algo que sin duda fue saldado.

El plato fuerte llegó con la versión de "Rock and Roll all nite", cantada entre Gene y el público, que dio paso a los bises, momento en el que sonaron "I love it loud", "Lick it up" (único tema de la etapa sin maquillajes), "I was made for lovin you" y el cierre con "Detroit rock city".

Mención especial merece el público. Este show unió a varias generaciones de fans, ya que era frecuente ver a padres, adolescentes y niños dando vuelta por el campo pintados como los enmascarados más famosos del rock.

El colofón del Quilmes Rock lo protagonizaron también Masacre, los mexicanos de Molotov, "Las Pelotas", que tuvo un show flojo y con un Germán Dafuncchio más preocupado por pelearse con los fans de Kiss que por hacerse oír. Distinto fue el show de los Ratones Paranoicos, quienes sonaron muy ajustados con un set list muy roquero y acorde a la ocasión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS