Escenario

Keira Knightley: "Todos tenemos días en los que somos horribles"

A los 22 años Keira Knightley cuenta con una carrera tan variada que hasta una actriz veterana la envidiaría. Pese a su corta edad, la joven artista británica es uno de los rostros más famosos de su generación. Incluso, recientemente el Instituto Real para Ciegos declaró su voz como la segunda más sensual de Gran Bretaña, después de la del actor Sean Connery.

Lunes 04 de Febrero de 2008

A los 22 años Keira Knightley cuenta con una carrera tan variada que hasta una actriz veterana la envidiaría. Pese a su corta edad, la joven artista británica es uno de los rostros más famosos de su generación. Incluso, recientemente el Instituto Real para Ciegos declaró su voz como la segunda más sensual de Gran Bretaña, después de la del actor Sean Connery.
  El rostro de la actriz, que debutó sobre los escenarios a los siete años, se ha convertido en uno de los más famosos de la camada de artistas jóvenes que está invadiendo la pantalla grande y lo será aún más gracias a la campaña publicitaria de Chanel, para la que posó desnuda, tapándose sólo con un sombrero.
  Knightley saltó a la fama con la comedia familiar “Jugando con el destino”, en la que interpreta a una joven amante del fútbol, pero ha sido la trilogía de la factoría Disney “Piratas del Caribe”, que protagonizó junto a Orlando Bloom y Johnny Depp, la que afianzó su nombre y su imagen en el Olimpo de las estrellas de Hollywood.
  La actriz se acostumbró rápidamente a llevar faldas largas y vestidos de época, especialmente después de rodar “Orgullo y prejuicio”, por la que fue nominada a un Oscar en 2005, y sobre todo con la filmación de “Expiación, deseo y pecado”, una cinta ambientada durante la Segunda Guerra Mundial que se estrena el jueves en los cines de Rosario.
  Actualmente, está trabajando en las producciones de “The Edge of Love”, con un guión escrito por su madre, Sharman Macdonald, y otro filme, aún no titulado, basado en la vida de la duquesa de Devonshire y ambientado en el siglo XVIII.
  “No creo que sea raro que haya hecho tantas películas de época”, afirmó la joven actriz en una entrevista con el diario The New York Times. “Si uno tiene en cuenta las películas que se exportan desde Gran Bretaña, la mayoría son épicas. Porque cuando se piensa en Gran Bretaña, se piensa en el pasado, no en la actualidad”, afirmó.
  La actriz no podría ser más diferente que su personaje en “Expiación, deseo y pecado”. En el rol de Cecilia, una niña malcriada de alta sociedad que se enamora del hijo de un sirviente en el verano de 1935, Knightley es arrogante, engreída y egoista.
  Sin embargo, en la realidad, la actriz es sumamente accesible, amigable y encantadora. “Me enamoré del personaje porque su carácter es muy poco agradable. Todos tenemos días en los que somos horribles, pero esto se ve muy poco en las películas. Cecilia es diferente. Obviamente está llena de emociones y no tiene forma de articularlas”, explicó.
  Knightley puede hablar con autoridad sobre cine porque creció bajo su sombra. Su madre es guionista y novelista y su padre, Will Knightley, es actor de teatro y televisión. Ambos integraron el movimiento de teatro político de Londres durante los años 70 y tenían la idea “de que uno puede cambiar al mundo a través del teatro”.
  “Creo que esto es algo muy poderoso con lo que uno crece. Era algo fascinante observar a mi padre sobre el escenario. Es ese tipo de situaciones que uno termina odiando o queda absolutamente fascinado. Yo siempre amé el teatro”, expresó la actriz.
  Durante un tiempo, sus padres se resistieron a la idea de que Keira se uniera a la profesión familiar, pero aceptaron el consejo de un maestro que la estaba ayudando a superar la dislexia para que utilizaran el teatro como una forma de que aprendiera a leer. “Así comencé. Si no aprendía a leer o si mis calificaciones eran malas, entonces no me dejaban actuar. Ese era el premio: para final del año me dejaron ir a mi primera audición. Y luego me obsesioné con esto”, admitió.
  El director Joe Wright respeta tanto el talento y profesionalismo de Knightley que durante el rodaje de su filme “Orgullo y prejuicio” la nombró jefa del departamento de actuación.
  “«Orgullo y prejuicio» fue una gran experiencia, pero «Expiación, deseo y pecado» es la primera película en la que realmente me siento segura, no sentí pánico”, afirmó la actriz, quien se reconoce una obsesiva del cine. “Amo las películas, amo verlas, saber cómo se hacen y actuar en ellas. Si uno decide convertirse en parte de este negocio, entonces creo que es normal sentirse completamente atrapado por él”, reconoció.

La gravedad de una falsa acusación

El filme “Expiación, deseo y pecado”, ganador del último premio Globo de Oro a la Mejor Película y nominado a siete Oscar de la Academia de Hollywood, se estrena el jueves en las salas de cine de Rosario.
  Dirigida por Joe Wright, la película está ambientada en 1935 y muestra a Briony Tallis, una niña de 13 años que desea ser una gran escritora, pero se convierte en la piedra angular de una confusión de graves consecuencias luego de acusar falsamente a un muchacho de violar a su prima.
  El filme está basado en la novela de Ian Mc Ewan y cuenta con las actuaciones de Keira Knightley, James McAvoy, Romola Garai, Saoirse Ronan, Brenda Blethyn, Vanessa Redgrave y Juno Temple, entre otros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario