Escenario

Joaquin Phoenix, el gran nominado por "Guasón"

El actor es favorito pese a que compite con estrellas de la talla de Leonardo Di Caprio, Antonio Banderas, Jonathan Price y Adam Driver.

Domingo 09 de Febrero de 2020

Ningún favorito logra más unanimidad que Joaquin Phoenix para alzarse con una estatuilla dorada en la 92ª edición de los Premios Oscar, a pesar de que como mejor actor compite en una categoría que este año presenta performances brillantes, como el caso de Antonio Banderas interpretando al alter ego de Pedro Almodóvar en “Dolor y gloria”, Leonardo DiCaprio en “Había una vez en... Hollywood” o, más lejos, Adam Driver en “Historia de un matrimonio”.

   El actor, que ya fue nominado en otras tres ocasiones (“Gladiador” en 2001 para actor secundario; “Johnny & June: pasión y locura” en 2006 y “The Master” en 2012, las dos últimas como actor protagónico), viene arrasando con todos los premios previos a los de la Academia, que muchas veces preanuncian o formatean el resultado de los Oscar.

   Aun cuando Phoenix parece número puesto en la categoría mejor actor, nada está dicho en la gala de los Oscar, que en su historia cuentan con muchas sorpresas, y de hecho nadie podría molestarse si en vez de Phoenix, el español Antonio Banderas se lleva la estatuilla el domingo.

   La interpretación, una suerte de alter ego de Pedro Almodóvar en “Dolor y gloria”, es notable y de una contundencia implacable, donde ningún gesto está sobreactuado pero entre todos logra componer un personaje complejo, de talento insondable y, al mismo tiempo, con fragilidades a flor de piel, atravesado por la soledad, los miedos y ciertas manías, como es el retrato ficticio que el realizador de “Todo sobre mi madre” y “La ley del deseo” construyó sobre sí mismo, en esta cinta, que compite también en la categoría mejor filme internacional.

   Detrás viene Adam Driver, una de las estrellas ascendentes y de mejor futuro de Hollywood. El actor está nominado por “Historia de un matrimonio”, donde desarrolla una precisa, aunque no descollante, composición de un director teatral neoyorquino independiente en proceso de divorcio de su esposa, una actriz con pasado hollywoodense que decide volver a Los Angeles.

   Además de estos tres candidatos hay otros dos peso pesado en la competencia de la categoría: la megaestrella Leonardo DiCaprio, ganador del Oscar por “El renacido” y nominado en otras cuatro oportunidades, que arriba a esta instancia por su trabajo en “Había una vez en Hollywood”, opus 10 de Quentin Tarantino.

   En el filme del creador de “Pulp Fiction”, DiCaprio se carga la película al hombro componiendo a una vieja leyenda del cine del Lejano Oeste de Hollywood en decadencia y que busca volver a las marquesinas.

   El quinto nombre de la categoría es el del galés Jonathan Pryce por su trabajo en la producción de Netflix “Los dos papas”, donde compone al argentino Jorge Bergoglio -el segundo argentino de fama mundial que interpreta después del Perón para la “Evita” de Alan Parker.

"El irlandés", con efectos visuales de acá

En una nómina de los premios Oscar 2020 sin presencia nacional en la categoría películas ni actores, los argentinos Pablo Helman, Leandro Estebecorena y Nelson Sepúlveda, responsables de efectos visuales y del rejuvenecimiento digital de los protagonistas de “El irlandés”, de Martin Scorsese, van por una estatuilla, en la que sería la única chance de traer un Oscar para Argentina

   Helman es el responsable de la supervisión de los impactantes efectos visuales del filme producido por Netflix, que aspira a otros nueve lauros de la Academia de Hollywood, ya tuvo otras dos nominaciones por sus trabajos en “Episodio II” de Star Wars" y “La guerra de los mundos”.

   La puja por el Oscar en efectos visuales enfrentará a los argentinos que trabajaron para el autor de “Taxi driver”, “Toro salvaje” y “Casino”, entre otros, con los responsables de esas áreas en los filmes “1917”, de San Mendes, “Avengers: Endgame”, “El rey león” y “Star Wars: El ascenso de Skywalker”. Desde ya, será una dura contienda.

Renée Zellweger, la candidata por "Judy"

El premio a mejor actriz que entrega la Academia de Cine de Hollywood este domingo presenta una grilla en la que que conviven actuaciones que abarcan varios estilos entre actrices de gran cartel y en la que Renée Zellweger pareciera tener algo de ventaja luego de arrasar en las premiaciones previas que marcan la tendencia de los Oscar.

   La protagonista de “Judy” compite por la estatuilla con Scarlett Johansson (“Historia de un matrimonio”), Saoirse Ronan (“Mujercitas”), Charlize Theron (“El escándalo”) y Cynthia Erivo (“Harriet”) y viene de imponerse en los Globo de Oro, los Critics Choice Award, los Bafta británicos y el premio del Sindicato de Actores. Zellweger llega a esta gala por su interpretación de la legendaria e inestable actriz y cantante Judy Garland en la cinta de Rupert Goold.

   El galardón para la estrella de “Jerry Maguire” y la saga de “Bridget Jones” sería su segundo Oscar, luego del que ganó en 2003 con “Regreso a Cold Mountain” (2003), como mejor actriz de reparto.

   Johansson compite por su interpretación de una actriz atravesando un doloroso proceso de divorcio en la cinta de Noah Baumbach “Historia de un matrimonio”, de Netflix. El caso de la actriz de “Perdidos en Tokyo” y la saga Avengers es paradigmático: no sólo compite para mejor actriz, sino que también lo hace para mejor actriz secundaria por su papel en “Jojo Rabbit”, de Taika Waititi. Johansson podría terminar la jornada con dos estatuillas actorales.

   Con 25 años, Saoirse Ronan es la más joven de la grilla, pero ya cuenta con cuatro nominaciones al premio de la Academia. En esta oportunidad, compite por su interpretación de Jo March, el personaje de Louisa May Alcott en “Mujercitas”.

   Theron va por su segunda estatuilla, tras ganar en 2004 como mejor actriz por “Monster: asesina en serie”. En “El escándalo”, la actriz de “Mad Max” interpreta a Megyn Kelly, una de las presentadoras de Fox que denunció al director ejecutivo de la cadena Roger Ailes por acoso sexual.

   Cynthia Erivo (“Harriet”) es una novel en el cine con sus 33 años. Luego de ganar un Tony en 2016, en 2018 saltó a la pantalla grande con “Malos momentos en el Hotel Royale” y la aguardan otros dos estrenos en 2020. Este domingo no sólo estará sentada en el Teatro Dolby para ver si la eligen como mejor actriz por su rol Harriet Tubman, la abolicionista que escapó de la esclavitud, sino que también aguardará por el premio a mejor canción original por la composición “Harriet”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario