Escenario

Joaquín Sabina: "Para mí Rosario es El Negro, Baglietto y Fito"

Joaquín Sabina está de regreso pero no es el mismo que carga pocos días y seguramente más de 500 noches. "Descubrí el placer de desayunar, las siestas, no está mal. Pero estoy frustrado de que Charly García esté más gordo que yo", contesta y remata con una broma el cantautor español que el 17 de febrero acturará en Rosario.

Domingo 24 de Enero de 2010

Joaquín Sabina está de regreso pero no es el mismo que carga pocos días y seguramente más de 500 noches. "Descubrí el placer de desayunar, las siestas, no está mal. Pero estoy frustrado de que Charly García esté más gordo que yo", contesta y remata con una broma el cantautor español que el 17 de febrero acturará en Rosario. Hará lo mismo durante toda la charla. Hablará con eslóganes. Indice de su inteligencia y de la obligación de atender a los periodistas también.

De la referencia a García al deja vú de la vida vivida hay un paso. "Nostalgia no tengo pero si memoria", afirma y se relame: "Antes la vida era ir hasta el límite. Era más peligrosa pero mucho más divertida".

Ahora la cosa es con el presente. "No me veo ni más blando ni más sabio, me veo más viejo", dice y la ocurrencia no acaba allí: "Yo no quiero que me recuerden, lo que quiero es no morirme". Y arremete: "No me recordéis, invitadme una copa vivo".

Hasta de los tributos que se le brindan (como el del grupo rosarino Sin Anestesia) Sabina logra reirse: "Debería hacer como (Joan Manuel) Serrat que no deja hueco para que le hagan tributos porque canta todos los días de su vida".

Rosario lo pone contra las cuerdas por tanta amistad cosechada. Repite la anécdota del póster de Serrat en el Sunderland con la camiseta de Central y la inscripción "Ñuls deja ya de joder con la pelota" y recuerda el logo de Roberto Fontanarrosa para el show "Dos pájaros de un tiro", en el que hizo dupla con Serrat, y que el Negro no pudo ver.

Y no deja dudas: "Para mí Rosario es el Negro pero también Juan Carlos Baglietto, mi primer y mejor amigo y también es mi enemigo íntimo Fito (Paéz)".

Cuenta que se emocionó al saber que en Trelew hay diez mil personas que quieren "ver a un gallego", no sin repetir su intención de volver a recintos más íntimos, y que en el show de Junín lo comieron los mosquistos. Tocó en la Bombonera boquense y viaja ahora por Uruguay y Chile. El 29 hace Mar del Plata, el 5 de febrero Córdoba, el 7 Santa Fe, el 11 Neuquén, el 13 Mendoza y cierra la gira el 17 en el miniestadio de Newell´s.

"No hay grandes luces de discoteca ni pasan aviones ni hay 200 elefantes ni 25 chicas de Tinelli en tanga. Es más sobrio", aclara sobre el recital: "Sólo somos nosotros, pero ponemos el corazón". Se presenta junto al grupo de rock Pereza.

Sobre el escenario recordará a Mercedes Sosa —con quien grabó un tema para "Cantora"— y a Sandro, dice y subraya: "A mí se me han ido el Negro Fontanarrosa, el Petiso Guinzburg, (Adolfo) Castello y más gente. Todos grandes amigos menos Sandro". Un silencio corta la idea y asume: "Pero vi sus problemas y decidí dejar de fumar". Mientras, un cigarrillo juega entre sus dedos.

El alcohol y las mujeres ("con los años he notado con mucha bronca que soy invisible para algunas mujeres") también son parte del personaje. "Etílico" llama al viaje con su amigo el poeta Benjamín Prado a Praga para componer "a cuatro manos" su último disco, "Vinagre y rosas". La dupla refiere al "capital intelectual, moral, ciudadano, vital, poético del Río de la Plata", halaga melosamente y remarca: "Y el vinagre son los malos gobierno y la corrupción".

Una maliciosa sonrísa antecede a un tema infaltable: el fútbol. "La pasé muy mal cuando pensé que no iban a Sudáfrica. ¿Un Mundial sin Messi y sin Agüero?", pregunta y tira la pared con Maradona. "Es un gran eslogan eso de que la sigan chupando", cree y se desata en una carcajada.



 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS