Escenario

Joan Manuel Serrat: “No hago esta gira pensando que sea la última”

El catalán arranca esta noche su serie de cinco shows en Buenos Aires. A Rosario llegará para actuar los próximos 24 y 25 de este mes, en el salón Metropolitano.

Viernes 06 de Marzo de 2015

El día de la presentación en vivo de Joan Manuel Serrat (en Buenos Aires) con su “Antología desordenada” finalmente llegó. Hoy arranca la serie de cinco shows en el Teatro Gran Rex. En Rosario actuará los días 24 y 25 de este mes, en Metropolitano.
   Una obra monumental de 50 temas elegidos de otros 50 años de trayectoria con la música. Y con decenas de invitados que comparten duetos de alto nivel. El disco cuádruple, que produjo Sony, se vende en las disquerías a 700 pesos.
   Ya concentrado para salir a la cancha y dar comienzo a una gira que incluirá decenas de ciudades de todo Latinoamérica, el legendario catalán habló con La Capital y otros medios en una amable rueda de prensa en el barrio de Palermo, en Buenos Aires.
  “No hago esta gira pensando que sea la última. No tengo ningún planteo en sentido de dejar de hacer música. Para el 2016  no tengo planes, ya se verá. A veces tengo la sensación de ser inmortal, pero después me doy cuenta que eso no es tan seguro que ocurra (risas)”, dijo el cantautor.
   Luego ofreció una pequeña lección sobre cómo pensar el futuro, después de cumplir 70: “Eso sí, el tiempo que me queda es cada vez menor. Entonces he decidido hacer las cosas que me interesan, que me sientan mejor. Que no quiere decir, necesariamente, elegir sólo la comodidad”.
   La Capital quiso saber cómo se prepara para los recitales, en tiempos donde la distribución de música ya no es sólo mediante el disco físico. Serrat contestó: “Los shows se preparan con antelación, siempre les he concedido mucha relevancia. También ahora, cuando la música se distribuye por otros medios. En los shows las canciones se presentan en sociedad. Lo hice siempre de ese modo”.
   Cuando se lo invitó a hablar de las mujeres, Serrat elogió a la propia. “De mi mujer, ¿qué puedo decir?, si no fuera por ella estaría directamente muerto”. Y luego agregó: “Viví la vida como un viaje, una combustión, donde vas quemando. Un recorrido con direcciones a veces cambiantes, que te vas nutriendo de los frutos de determinados árboles que están en el camino”.
   
A la hora estipulada. El cantautor que interpretó a poetas como Federico García Lorca y Miguel Hernández, llegó puntualmente a la cita, ofreció su mejor humor, no rechazó ninguna pregunta, y dijo que el artista, para perdurar, debe llegar a los jóvenes. “Para eso se necesita mostrar las canciones nuevas, darles un tiempo, dejarlas que vayan creciendo”; y advirtió que “no valen las fórmulas obvias, por ejemplo colocar músicos de 20 años en la banda para conectar con el público de 20 años. Las cosas son más complejas que eso”.
   Respecto de los artistas que lo acompañan en la “Antología desordenada”, Serrat valoró, “son maravillosos, aunque también muchos no están, y hubiera querido que estén. Como Mercedes Sosa. También (Osvaldo) Pugliese y (Aníbal) Troilo. La “Antología desordenada”, es justamente -para Serrat- desordenada porque fue imposible ordenarla por fechas: más se organiza por un tempo, armonía, sentido estético.
   El autor de “Mediterráneo” habló de poesía, como un acto heroico, de que las canciones pueden ser épicas. “Las palabras son lo supremo en nuestras vidas, tienen todo el poder. Son la máxima creación. La música me sigue enamorando, igual que siempre. Pero hay que entrenarla. Siempre voy a escuchar música. Me imagino que primero dejaré de escribir y recién después de escuchar”, pergeñó.
   Quien fuera amigo de Roberto Fontanarrosa no cree en las “carreras artísticas”. Más bien, atribuye a “simplemente un cúmulo de casualidades y de coincidencias. Fue un aprendizaje que conseguí andando por el camino de la vida. Todo lo aprendí haciendo”. Y luego iluminó con una frase: “Mi impresión es que en la vida, escribimos una única canción. Que es la misma. Salvo que se traicione la propia historia”.
  Músico, poeta, cantautor y siempre interesado en la vida social y política de la Argentina, un país que lo adoptó como propio. Ofreció su mirada sobre el momento: “La Argentina vive un año electoral, y está alborotada. Habrá que esperar que se ordene, que pase un poco de tiempo, y ahí veremos quién sigue, y cómo. Yo aprendí a cultivar la tolerancia en política, tratar de comprender la perspectiva del otro. A la vez, no creo en la neutralidad, pero tampoco en la radicalización de las ideas, que por lo general tiende a simplificar malamente los problemas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS