Escenario

James Franco llegó a un acuerdo con las alumnas que lo denunciaron

El actor, fundador de la escuela Studio 4, les hacía realizar tomas cada vez más explícitas. Las estudiantes lo acusaron de pedirles favores sexuales.

Martes 23 de Febrero de 2021

El actor James Franco llegó a un acuerdo con un grupo de alumnas de una escuela de cine de la que es fundador luego que un grupo de ellas lo acusaran de aprovecharse de su situación para conseguir favores sexuales a los que disfrazaba como trucos a realizar en el momento en que debieran realizar escenas de ese tipo ante una cámara.

Los abogados de varias de las demandantes indicaron que habían alcanzado un acuerdo en la demanda colectiva presentada por exalumnas de la escuela Studio 4, que el actor estadounidense abrió en el 2014 y cerró en 2017.

Según el escrito presentado ante la Justicia, las ahora actrices Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal acordaron retirar sus acusaciones particulares. En la demanda, presentada en el 2018, alegaba que Franco presionó a sus alumnas para que interpretaran escenas sexuales cada vez más explícitas ante la cámara en un "contexto de tipo orgía", situación que hacía sentir mucha incomodidad en las aspirantes a actrices.

Según trascendió de lo relatado en las demandas, Franco "intentaba crear una fuente de mujeres jóvenes sometidas a su explotación sexual y profesional en nombre de la educación" y que desde el instituto creado por Franco se hizo creer a las alumnas que habría papeles disponibles en sus películas para las que aceptaran sus términos.

En la demanda se indicaba que los incidentes ocurrieron durante una clase magistral sobre escenas de sexo impartida por Franco.

Acusaciones contra Franco

Finalmente, las demandantes retiraron algunas de las acusaciones contra el actor aunque no trascendió si en el acuerdo al que se llegó se estipuló algún tipo de indemnización.

En una entrevista en "The Late Show with Stephen Colbert", Franco enfrentó el tema de las denuncias y dijo que las acusaciones en su contra eran inexactas, aunque reveló: "Si he hecho algo mal, lo arreglaré. Debo hacerlo".

Franco, de 42 años, conocido principalmente por protagonizar comedias con Seth Rogen, mantuvo un perfil discreto desde que surgieron las acusaciones en lo que fue un período muy productivo para el actor, que culminó con la premiada The disaster artist, de la que fue productor, director y protagonista.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS