Escenario

"Intenté estar a la altura del desafío"

Pablo Echarri está satisfecho con su trabajo en "The Pillowman". El actor contó a Escenario que tuvo que vencer algunos prejuicios propios y que también sintió que debía estar a la "altura de las circunstancias" para protagonizar esta premiada comedia negra en la cual interpreta a Katurian, un escritor sospechoso de ser el autor del asesinato de varios niños...

Viernes 10 de Octubre de 2008

Pablo Echarri está satisfecho con su trabajo en "The Pillowman". El actor contó a Escenario que tuvo que vencer algunos prejuicios propios y que también sintió que debía estar a la "altura de las circunstancias" para protagonizar esta premiada comedia negra en la cual interpreta a Katurian, un escritor sospechoso de ser el autor del asesinato de varios niños, junto a un elenco que completan los actores Carlos Santamaría, Vando Villamil y Carlos Belloso, bajo la dirección de Enrique Federman. Echarri recordó además que varios proyectos para cine lo unirán de distintas formas a Rosario a partir de noviembre, una actividad que completa la diversificación de su carrera. "The Pillowman" se presentará hoy, a las 21, y mañana, a las 20 y a las 22.45, en el teatro El Círculo.

—¿Qué desafío implicó volver a un escenario después de varios años?

—Había hecho "Sueño de una noche de verano", con Claudio Gallardou hace nueve años. Así que es casi un debut (ríe). Esta es una obra de un espesor muy grande, con un gran contenido, disfrazada de comedia negra pero que ayuda a reflexionar sobre un montón de cosas, como violencia infantil, familiar, autoritarismo, el arte en la violencia o la violencia en el arte. Para poder abordarla intenté estar a la altura de las circunstancias. La verdad es que fue un desafío por todos lados.

—¿Cómo te resultó hablar de temas densos desde el humor negro?

—Soy consumidor y amante del humor negro porque da la posibilidad de tocar cosas desde un punto de vista que desde un tono realista sería casi insostenible o insoportable. De hecho lo que juega el autor con respecto a este conflicto sólo podría haber sido escrito desde una comedia negra porque si no el público saldría espantado. En el final la gente se va con la sensación de haber sido sacudida por una obra de mucha consistencia.

—¿Pensaste que el público podría asociar este trabajo a tu imagen televisiva?

—El tema de la asociación con la tele es algo que quizás esté más escondido. Confío en que cuando uno encara un camino y lo transita con pasión y con una determinación muy grande, lo importante es el resultado. Después, vengas de donde vengas, no importa. La cuestión de venir de la tele no me representa mayor temor porque así como hacía televisión terminé haciendo cine, y siempre con un resultado artístico positivo. Soy un actor, un artista, trato de buscar lo mío y sí tengo la certeza de que cuando lo hago con el corazón, del otro lado lo van a recibir.

—¿Enfrentaste prejuicios?

—El prejuicio existe y me parece que el que más lo agranda es uno mismo. Existe y sería tondo negarlo. Existe tanto como la certeza de que un galán siempre intenta demostrar casi por inercia algo diferente a lo que le manda su condición física. Lo que pasa es que terminan siendo ideas rígidas que uno infla. Entonces cree que todo el mundo está subestimando lo que uno hace por el solo hecho de haber comenzado dentro los géneros un poco más livianos de lo que puede llegar a tener el mundo del espectáculo. El camino es simple.

—¿Volvés a la telenovela?

—No está muy claro todavía eso. Tengo mi relación con Telefé desde hace mucho tiempo y hay un interés concreto de que ocupe un lugar en la grilla el año que viene. Estamos con una historia, leyendo. Hay un deseo de ambas partes.

—¿Y el cine?

—Hay intención de hacer una con Marcelo Piñeyro que está escribiendo pero no estoy autorizado a divulgarlo. Estoy preparando otra basada en una novela del rosarino Reynaldo Sietecase, "Un crimen argentino", que es genial. Estoy con Juan Pablo Buscarini, otro rosarino, y que tal vez lo dirija Adrián Caetano. Hay muchas cosas que me están acercando a Rosario. En noviembre voy a filmar "Cuestión de principios", de Fontanarrosa y con Rodrigo Grande, con Federico Luppi y Norma Aleandro. Hay muchas cosas que me están acercando a Rosario, además de la gira.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario