ESCENARIO

Inés Estévez reconoció que tuvo que hipotecar su casa para pagar las cuentas

La actriz relató cómo transitó la cuarentena por el coronavirus con graves problemas de dinero. "Mi último trabajo fue en septiembre de 2019″, sostuvo.

Martes 09 de Marzo de 2021

Inés Estévez habló otra vez de sus graves problemas económicos dado que su último trabajo fue en septiembre de 2019. La actriz volvió a reflejar la dramática situación económica por la que atraviesa al igual que muchos de sus colegas y la gente en general. “Mi último trabajo fue en septiembre de 2019. Estoy viviendo de la plata de amigos y de clases, pero eso no alcanza para mantener a mis hijas”, reconoció.

“Yo mantengo a mis hijas. Y la verdad que sigo estando en graves problemas. Debo un montón de plata a amigos que generosamente me ayudaron. Tengo mi casa hipotecada y dos hijas con discapacidad. Fui por el lado del arte y eso me ayuda a solventar”, remarcó un tanto angustiada en diálogo con el programa de TV "Chicas guapas". Al ser consultada sobre la posibilidad de trabajar en el exterior, Estévez respondió: “Cualquier cosa que me dé un poco de dinero ahora. La industria está destruida acá”.

La cuarentena obligatoria durante el 2020 tuvo sus consecuencias en todos los aspectos de la vida cotidiana y, por supuesto, en la economía. Al igual que la mayoría de sus colegas artistas, Inés Estévez no pudo ejercer su profesión durante el aislamiento social, por lo cual tuvo que recurrir a sus ahorros para subsistir y a la “ayuda de sus amigos”.

En esa ocasión, la actriz se dirigió a sus seguidores y se refirió al momento personal que estaba atravesando condicionada por la cuarentena: "Che, estoy por caer en la indigencia -posta, no es eufemismo- y un amigo que vive en España quiere prestarme algo de dinero. Pero no puede transferir porque los sistemas son incompatibles. ¿Qué onda? ¿Alguien sabe cómo hacer?”.

Durante la charla con el ciclo de América, la actriz y cantante fue muy crítica con los sistemas de prestación de salud que cortaron los tratamientos de sus hijas con discapacidad, además de los problemas de insomnio que sufrieron durante la pandemia y la dificultad económica para solventar el sistema de apoyo dentro de su hogar, sin contención familiar directa.

La actriz había publicado en su cuenta de Instagram un reclamo por un recorte de la Superintendencia de Salud a ciertas prestaciones brindadas a personas con discapacidad, algo que la tocaba de cerca porque afectaba directamente en el tratamiento diario que reciben sus hijas, Alma y Vida, fruto de su relación en pareja con Fabián Vena. Pero luego se mostró aliviada tras la suspensión de la medida. “A lo del recorte le dieron marcha atrás, gracias a Dios, por la presión que ejercieron padres y profesionales. No me afectaba solo a mí sino a miles de niños discapacitados”, manifestó al respecto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS