Escenario

Humor y música para reflexionar sobre la diversidad

La directora Simonel Piancatelli convirtió un clásico de la literatura en una aventura. "Frankenstein, un amigo diferente" es la sexta producción de la Comedia Municipal.

Lunes 27 de Agosto de 2018

Publicada hace 200 años por la escritora, ensayista y dramaturga británica Mary Shelley, "Frankenstein" es una novela gótica donde se asoman las tragedias de la modernidad: la ambición desmedida del hombre y el temor hacia lo diferente. La historia es conocida por todos: el científico Víctor Frankenstein da vida a una criatura sobrenatural y superadora de los seres humanos, pero el experimento sale mal y se desatan el miedo, la venganza y el crimen.


Sin embargo, dos siglos después, la versión libre para teatro de la joven directora rosarina Simonel Piancatelli y adaptación en compañía de Fran Alonso tiene final feliz. "Frankenstein, un amigo diferente" se inscribe como la sexta producción de la Comedia Municipal Norberto Campos, creada en 2012 y destinada a promover la labor de actores, directores y dramaturgos locales. Se presentó los días 19, 25 y 26 de agosto con doble función en teatro La Comedia (Mitre y Ricardone) y continuará sus presentaciones en diferentes espacios de la ciudad.

Dirigida a niñas, niños y preadolescentes, en esta comedia musical el personaje de Frankenstein es un ser cariñoso que busca un amigo al que no le asuste su apariencia diferente. Pero Víctor, el científico, se aterra de su criatura y quiere enviarlo lejos, sobre todo lejos de su hija Ana. Es que en esta historia familiar el científico loco trabaja en casa, donde comparte espacios y hasta cables de guitarra eléctrica, que en secreto le roba a su hija para usar en el laboratorio.

Ana es una rebelde pre adolescentes, -como se encarga de repetir su padre ante cada discusión-, que quiere tocar la guitarra y le gusta el rock a diferencia de otras chicas de su edad. Tampoco le agradan tanto las muñecas y es en ese espacio de "rareza" que empatiza con Frankenstein, al que ve como un tierno nuevo amigo. Ana, a diferencia de su padre, no le llama "monstruo" a Frankenstein, sino que es su "amigo diferente" y es allí donde radica el concepto de la obra: la ausencia de prejuicios, la aceptación del otro tal cual es y el reconocimiento de cómo es uno mismo, respetando en la diversidad.

Se destaca en su rol Mauricio Tejera Ferrúa como Víctor, con histriónico e inquieto despliegue corporal, vocal y hasta bailable del científico loco pero padre de gran corazón. Junto con Cecilia Li Causi se llevan lo mejor de esta obra. Cecilia es una teen ager siglo XXI con todas las letras, quien con su gestualidad y voz se luce en la escena en que discute con su padre y su llanto-berrinche es a la vez dramático y adorable.

Es el personaje de Ana el que fuerza la acción, firme en sus ideales de integrar a Frankenstein a la familia a pesar de la negativa de su padre. Ambos en su vestimenta e interpretación parecen salidos de un cartoon. Sólo al final se activa el personaje de Augusto Izquierdo, el gigante Frankenstein, que toma vuelo en la fuga del laboratorio, momentos antes de concluir la obra.

Todos la rockean en esta comedia musical y fue intención de la directora incluir como banda sonora las canciones del grupo The Rolling Stones, no sólo por gusto propio e historia personal (ya que ella desde adolescente los escucha), sino también, en sus palabras: "como puente" y enganche para los padres presentes. Sin embargo, por momentos la música es lo único que mantiene a la obra en ritmo, ya que en ciertas partes cae un poco la acción. Suenan "She's a rainbow", "Satisfaction" y hasta "I want to break free" de Queen en el inicio de la obra, en claro mensaje a la diversidad sexual.

"Frankenstein, un amigo diferente", es una buena oportunidad de ver una obra de teatro infantil que toma cartas en el asunto del bullying, los prejuicios y la discriminación. Y que la producción sea enteramente rosarina y con entradas a precios accesibles es para celebrar. Y que el mensaje se difunda: a pesar de las diferencias, todos nos merecemos una oportunidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario