Escenario

"Hoy hay un cine que rompe reglas"

"El humor es esta extraña alquimia que armamos los seres humanos para poder mirar cosas que pueden haber sido trágicas o muy dramáticas y de las cuales sin embargo podemos reírnos un tiempo después". El humor es el renovado enfoque de "Sobre el amor y otros cuentos sobre el amor", el unipersonal que presentará Norma Aleandro mañana, a las 22, en el teatro El Círculo.

Viernes 24 de Octubre de 2008

"El humor es esta extraña alquimia que armamos los seres humanos para poder mirar cosas que pueden haber sido trágicas o muy dramáticas y de las cuales sin embargo podemos reírnos un tiempo después". El humor es el renovado enfoque de "Sobre el amor y otros cuentos sobre el amor", el unipersonal que presentará Norma Aleandro mañana, a las 22, en el teatro El Círculo. La actriz, que rodará en Rosario "Cuestión de principios", bajo la dirección de Rodrigo Grande, dijo que trabaja con el mismo entusiasmo tanto si se trata de la ópera prima de un joven director como de un realizador consagrado.

—El unipersonal tiene algunos años ¿cómo se modificó en ese tiempo?

—Cambió mucho. En este momento es un espectáculo bien de humor, con textos del Siglo de Oro español y latinoamericanos. Se fue volcando cada más hacia el humor. Son textos de Baltazar del Alcázar, un poeta de 1530; hay cosas de Lope de Vega, de Vargas Llosa, de García Márquez y textos míos.

—El amor no siempre es desgarramiento, entonces...

—Con humor es una buena manera de encarar el amor. El humor es esta extraña alquimia que armamos los seres humanos para poder mirar cosas que pueden haber sido trágicas o muy dramáticas y que sin embargo podemos reírnos de ellas un tiempo después.

—Acaba de terminar "Música de espera", otra ópera prima, en ese caso con Hernán Goldfrid...

—Sí, la hicimos con Natalia Oreiro y Diego Peretti. Y también rodé "Andrés no puede dormir la siesta", de Daniel Bustamante, la anterior que también filmé en Santa Fe, es estupenda. Es un director que va a dar mucho que hablar. También estará en "El paco", de Diego Rafecas, que toma el tema de la adicción, de una forma bastante fuerte.

—¿Un operaprimista se anima a decirle que haga o no haga algo en el set?

—Es que nadie habla así, por lo menos conmigo, ni lo hicieron directores que tuvieron tanto recorrido como un Mignogna o cualquiera de ellos. Cambiábamos ideas y después nos poníamos de acuerdo y nos divertíamos haciéndolo, que es de lo que se trata. Pero la idea del director dictador no existe ya. Y el que se proponga eso... yo con esa gente no trabajo.

—¿Cómo fue su experiencia al trabajar con directores consagrados a nivel internacional?

—Yo trabajé con James Ivory el año pasado, en una película en la que también estaba Anthony Hopkins, con quien habíamos hecho otra hace once años. Es un gran director y lo que decía es bien interesante: "Yo lo que hago es elegir bien el elenco. Cuando hago bien el cast no tengo nada que decirles. Los actores van a saber lo que tienen que hacer". Después de cambian algunas ideas, pero son ideas muy generales sobre el estilo de la escena. La construcción del personaje la va haciendo el actor y si no tiene ideas para mostrarle al director no hay personaje.

—¿Coincide en que hay un nuevo cine argentino?

—Pienso que sí, pero nuevo en el sentido que es distinto a todos, o que rompe reglas, porque cada uno tiene su forma de filmar. Y eso es lo bueno. No se armaron grupos cerrados, ni dogmas absurdos, sino que realmente cada uno filma a su manera y con su estilo. Creo que a partir primero de la escuela de Antín, más el Incaa, hay más escuelas, tanto gratuitas como pagas.

—¿Tiene proyectos para el resto del año?

—Tengo más películas para el año que viene. Para Europa dos películas y otro para teatro, pero si hago teatro en Buenos Aires no podré aunque no lo puedo contar todavía porque está medio en pañales. Por suerte hay bastante trabajo, que en este momento del mundo no es ninguna tontería. Es algo que abarca a todas las clases sociales, a todas las personas, y va mucho más allá de las intenciones individuales de cada uno. Se trata de qué hace el mundo con esto y qué hace cada gobierno con esto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario