Escenario

"Hay pocas películas de historia argentina como Gauchito Gil"

El actor Roberto Vallejos interpreta a un icónico personaje transformado en devoción popular luego de su muerte.

Domingo 07 de Junio de 2020

El actor Roberto Vallejos encarna al icónico Antonio Gil en "Gauchito Gil", filme de Fernando del Castillo que se puede ver en Cine.ar y Cine.ar Play, y que, pese a representar un momento particular argentino, no ha tenido la pantalla merecida, sostuvo el intérprete.

"Son contadas las películas sobre el gaucho argentino, como se han hecho pocas películas sobre la historia argentina. Pienso que es como dice la canción: «Si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia». Y nuestra historia ha sido muy tergiversada", sostuvo Vallejos.

En ese sentido, el actor arriesgó: "Hemos estudiado una parte, quizá, dejando de lado otra muy importante e interesante. No sólo como la del gaucho, sino también la de los pueblos originarios. En lo referido al gaucho, quizá tenga que ver esto de su relación con la orfandad, con ese ciudadano a medias, sin voz ni voto, y relacionado con la marginalidad".

El filme narra la etapa conocida y documentada del Gauchito Gil, perseguido por ser un desertor desde el regreso de la guerra de la Triple Alianza, ocurrida entre 1864 y 1870 en la que se enfrentaron Paraguay y la Triple Alianza, conformada por Brasil, Argentina y Uruguay.

El filme demuestra, además, que para hacer una película de época no es necesario contar con un presupuesto de Hollywood, sino poner el ojo en los escenarios y la vestimenta, contar con el número exacto de actores y elegir bien los planos.

Se trata de un filme que se apoya en las actuaciones y aprovecha el paisaje rural nacional, por lo que la sensación de estar en pleno siglo XIX está latente de comienzo a fin del filme.

"Lo que me atrajo del proyecto fue poder hacer un personaje bien nuestro, autóctono. Es como hablar de Juan Moreira o los bandidos rurales. Es hablar de los gauchos nuestros, nuestra historia y nuestros orígenes, de lo que se ha hablado muy poco en nuestro cine", reconoció Vallejos.

—¿Qué conocías de Antonio Gil antes de que te acerquen el proyecto?

—Del personaje conocía muy poco, lo que conoce quizá todo el mundo, de ver sus imágenes al costado de la ruta en el país y países limítrofes con sus colores rojo fuerte, y que es un personaje muy querido en la cárcel, junto a San La Muerte, y en las clases populares. Son santos no canonizados por la Iglesia, pero que se veneran mucho y tienen muchos seguidores.

—¿Cómo fue la investigación y construcción del Gauchito Gil?

—Se sabe muy poco de la historia. Con el director, la idea fue contar la última parte de su vida, desde su vuelta de la Guerra de la Triple Alianza, a partir de los documentos históricos que sí existen. Participó de esa guerra, en la cual Argentina y Brasil exterminaron casi por completo al ejército paraguayo. El era de Corrientes y tenia una cercanía con los paraguayos, con familias y amigos a ambos lados de la frontera. Después de esa guerra, decide no participar más de ningún tipo de enfrentamientos, mucho menos contra quienes consideraba sus hermanos. Por eso, cuando lo llaman para la guerra en Corrientes entre el Partido Autonomista y el Partido Liberal, él se convierte en desertor.

—¿Cómo estás pasando la cuarentena desde lo laboral?

—Soy un agradecido de tener mi familia, mi mujer e hijo, que tiene meses, y disfrutando compartir estos momentos, pero tengo una gran preocupación, también. Lo hablo mucho con colegas, ayer justo lo hacía con Luis Machín. Es preocupante, estamos todos en la misma tempestad, pero en distintos barcos. Los ahorros se acaban pronto y lo que es más preocupante es no tener una fecha aproximada de volver a nuestra actividad. Más allá de que se levante la cuarentena, hasta que vuelva a funcionar lo nuestro va a pasar mucho tiempo. Somos una familia grande, no solo los actores. Hay técnicos y mucha gente atrás y es un tema muy preocupante.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS