Escenario

Guy Ritchie en estado puro

El director inglés Guy Ritchie tiene su estilo y lo vuelve a mostrar en su forma más madura en "Los caballeros".

Domingo 08 de Marzo de 2020

El director inglés Guy Ritchie tiene su estilo y lo vuelve a mostrar en su forma más madura en “Los caballeros”. Tal como él declaró, el filme es un regreso a sus orígenes, no solamente en la estética, las tramas entrecruzadas y una tipología singular de personajes. Así ocurrió con su debut internacional, “Juegos, trampas y dos armas humeantes”, y en las posteriores “Snatch: cerdos y diamantes” y “RocknRolla”, en las que la acción está a cargo de mafiosos y traficantes inmersos en una historia con mucha acción y humor negro. A esos tipos duros y sin escrúpulos, esta vez le suma la aristocracia en bancarrota, un negocio millonario e ilegal que es puesto en venta y un periodista de investigación que ve en esa transacción la mejor oportunidad de su vida.

   “Los caballeros” tiene en el eje de la trama a Mickey Pearson (Matthew McConaughey), un estadounidense de origen pobre y brillante que montó un imperio de cultivo y tráfico de marihuana en Inglaterra. Pearson decide que es hora de retirarse a la vida rural con su esposa Rosalind (Michelle Dockery) y dedicarse a cuidar a sus hijos, cambiar el cannabis por rosales y hacer largas y tranquilas caminatas por el campo. Pero el negocio que ofrece por 400 millones de libras se complica cuando la mafia china con sede en Londres quiere apoderarse del emprendimiento que Pearson tiene diseminado por todo el Reino Unido en guaridas subterráneas pertenecientes a nobles y aristócratas empobrecidos.

   Ritchie vuelve a mostrar su ADN y todo aquello que le dio fama como director y guionista, lo que excluye a las películas que rodó por encargo, las dos sobre Sherlock Holmes y “Alladin”. En “Los caballeros” están de nuevo los recursos ingeniosos como la inclusión del personaje de Fletcher (Hugh Grant), el periodista y artífice de una arriesgada operación que funciona como el narrador de la trama, la violencia, el humor y la acción sin pausa.

   El lenguaje cinematográfico y el universo narrativo de Ritchie vuelven con toda su riqueza visual y no por eso debe suponerse que el director se repite. Así como de los nombres de los directores David Lynch, Stanley Kubrick, Tarantino o Spielberg derivaron neologismos reconocidos por el diccionario de Oxford, como lyncheano, kubrickiano, tarantinesco y spilbergiano para referirse a un estilo específico, Ritchie merece con justicia el suyo: ritchiesco.

Calificación ****

Intérpretes: Matthew McConaughey, Charlie Hunnam y Michelle Dockeryn.

Dirección: Leigh Whannell.

Género: Thriller.

salas: Cinépolis, Cines del Centro, Hoyts, Showcase, Nuevo Monumental.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario