Escenario

"Gustavo Cerati es la máxima influencia de este nuevo disco"

Es un torbellino de creatividad, ni bien saca un disco ya está creando otro. En medio de la grabación de su próximo álbum -producido nada menos que por Litto Nebbia- Leo García atendió a La...

Viernes 07 de Marzo de 2014

Es un torbellino de creatividad, ni bien saca un disco ya está creando otro. En medio de la grabación de su próximo álbum -producido nada menos que por Litto Nebbia- Leo García atendió a La Capital para hablar de la presentación que hará hoy en Rosario de su flamante material discográfico "Algo real". El show será hoy, a las 22, en Berlin (Pje Simeoni 1128), donde García mostrará una etapa de madurez y juventud a la vez, a través de una decena de canciones que componen su nuevo álbum. Desde la melodía traviesa de "Lo que es vivir sin mi" hasta el mensaje cifrado en "Rompe paga", García deleita con sus iluminadas canciones, fruto de su lucidez compositiva.

Durante muchos años, García fue guitarrista estable de la banda que acompañó a Gustavo Cerati en su versión solista. Allí formó una relación muy cercana con el ex Soda Stereo al que hoy continúa visitando en la clínica, y que influenció mucho su último material. En una charla íntima, el cantante, guitarrista compositor, productor y exponente de la era poprock, habló de sus canciones, sus juguetes, sus anhelos y su show.

—¿"Algo real" es tu disco más maduro y reflexivo, donde te alejaste del pop pegadizo?

—Es un disco muy bien construido y tiene un gran contenido. Lo produje yo pero trabajé junto al ingeniero Lucas Gómez y forman parte grandes músicos: David Pedernera, baterista de Eruca Sativa, Emanuel Sáez, guitarrista y compositor, que es la revelación del disco, de la banda Buenos Aires Karma. El bajo lo toca Martín de La Haye e Ignacio Molina en los teclados. El disco tiene mucho amor, la gente realmente puso su corazón. Lo masterizé en Nueva York, así que es un disco que tiene sus caprichitos. Yo estaba muy metido adentro de la computadora, en la música electrónica. Por eso era todo un desafío para mí grabar con vientos, cuerdas, percusión. Este es el mejor disco que hice de los que produje yo. Porque "Mar", que me produjo Gustavo Cerati, es un disco inigualable.

—Tus canciones se caracterizan por la frescura y el optimismo, y así lo afirmás en "Una nueva libertad", donde decís "vas a recibir más de lo que una vez pudiste perder", ¿ese es el espíritu de "Algo real"?

—Soy un tipo que compone a través del enamoramiento. Cuando aparece el primer rayo de ilusión es cuando me engancho con la composición. Y después cuando viene el desamor y la decepción, lo vuelco con humor en una canción. De ahí hice "Morrissey" por ejemplo, "Reirme más", y en este disco "Rompe paga". Son canciones de mucha lucidez. "Algo real" tiene que ver con el mensaje que profesan los jóvenes de ahora, de no vivir a fuerza de fantasía, de tener los pies sobre la tierra, tener algo real. A mí me cuesta muchísimo porque soy un tipo que viene de la generación Disney, soy muy fantasioso. Hasta sigo coleccionando juguetes...

—Con la ausencia de Soda Stereo, Cerati, Spinetta, ¿cómo ves la escena poprock actual con bandas como Indios o Viva Elástico?

—Este disco está muy influenciado por la música que hacen los pibes más jóvenes que yo. Había perdido la chispa y con este disco recuperé el atrevimiento de poder volcar algo en una canción. Veo la escena con mucha prosperidad, hay mucha gente luminosa y humilde con ganas de dar. Indios o Banda de Turistas son grupos que en cinco años van a ser influencia principal para la música argentina. Además estoy apadrinando muchas bandas nuevas con el sello Geiser.

—Dijiste que Lilian Clark, la madre de Cerati, resultó una pieza clave en la creación de tu nuevo disco. ¿Qué relación tenés con ella y qué aprendiste en tus años junto a Cerati?

—Gustavo Cerati es la máxima influencia de este disco, incluso se me escucha cantar bastante parecido. Por eso tuve la necesidad de incorporar guitarras eléctricas y buscar un violero mejor que yo como Emanuel Sáez, que cuando lo vi tocar en vivo me recordó la forma de tocar de Gustavo. Recordé mucho el modo que él tenía de hacer los discos y seleccioné los músicos pensando como él, siempre incorporando algún artista nuevo. Iba a la clínica a mostrarle los temas a Gustavo y por ende a Lilian, y ella me aconsejaba. Tratamos de que cada visita a Gustavo sea lo más natural posible para que no se pierda la fe. Gustavo me hizo ver cosas impresionantes, pero la historia no terminó, tenemos toda la fe de que pueda despertar. No me gusta hablar en tiempo pasado porque él está acá con nosotros.

—¿Qué estás grabando junto a Litto Nebbia?

—Creo que "Algo real" es el último disco clásico que haré porque el que estoy grabando ahora junto a Litto tiene otra visión. Estamos pensando más en un musical, en un formato más vanguardista. Soy un mimado de la vida por el hecho de que Litto me esté produciendo, está sacando lo mejor de mí.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario