Escenario

Gladys "La Bomba Tucumana" y el inmenso dolor por la muerte de su hermana por covid

Olga Jiménez falleció luego de complicaciones en su cuadro de salud. Se fue el mismo día del cumpleaños de su madre.

Jueves 06 de Mayo de 2021

Por primera vez desde la muerte de su hermana Olga Jiménez por coronavirus, Gladys "La Bomba Tucumana", no se había expresado al respecto. Ahora, a través de las redes sociales compartió un emotivo vivo en Instagram donde mostró todas sus emociones: "Mi hermana estaba sana y ya no está más... no tengo consuelo"

El pasado 25 de abril, Olga sufrió complicaciones en su cuadro de coronavirus y falleció. Había estado internada en terapia intensiva durante varios días y no soportó más. Tras su silencio, Gladys eligió compartir su angustia y dolor con sus seguidores en un vivo desde su Instagram. En más de una oportunidad, se quebró y era lógico, el dolor y la impotencia eran muy grandes: "Mi hermana estaba sana y ya no está más".

"Hoy hace nueve noches que mi hermana se fue, no puedo decir otra palabra. No acepto. Es muy duro estar hablando en este momento porque es diferente a todo lo que viví hasta hoy", aseguró la cantante tucumana.

Su voz se mantuvo entrecortada pero firme cuando envió un mensaje contundente a toda la población: "Esto es cierto, está pasando. Porque uno cree que no... Mi hermana estaba sana y ya no está más. Estaba llena de vida".

Embed

Luego La Bomba Tucumana aseguró que el momento que está atravesando le genera mucha angustia. "No puedo sostener, ni contener a mis sobrinos porque yo no tengo consuelo".

"Me siento triste y culpable de no haber vuelto a casa para ver y abrazar a mi hermana", soltó para explicar luego que la última vez que se habían visto fue antes de viajar hacia Buenos Aires para formar parte del Cantando 2020. "Les dije a mis cinco hermanas que vinieran a casa para comer todas juntas porque viajaba. Esa fue la última vez y no lo sabía", dijo entre lágrimas.

Pese a ciertos rumores que indicaban que las hermanas estaban distancias, Gladys aseguró que siempre estuvieron en contacto. "Yo no estaba peleada con mi hermana, gracias a Dios. Siempre estábamos hablando. Cuando ella estaba enferma, ella pensaba que salía y yo me quedé tranquila. El décimo día fue donde se puso mal y la peleó quince días, veinte con respirador. Todos teníamos la esperanza de que iba a salir".

Como anécdota destacó que la tristeza por la muerte de su hermana fue más grande aún porque falleció el mismo día que el cumpleaños de su mamá: "Mi mamá está en mi casa y ese día fue tremendo para mí. Tenía que celebrar la vida de mi madre que está enferma hace muchos años y acababa de llegar del cementerio".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario