Escenario

Giuseppe, en plan trío

La banda rosarina presenta hoy su segundo disco, "La fórmula del alma", en Lavardén. Charly Sosa cuenta cómo fue masterizarlo en Abbey Road, donde grabó The Beatles.

Sábado 29 de Septiembre de 2018

Giuseppe saca pecho y rockea con "La fórmula del alma", el segundo disco del trío rosarino que llega con un pequeño gran lujo: fue masterizado nada menos que en Abbey Road, donde dejaron su impronta John, Paul, George y Ringo. La cita es hoy, a las 21.30, en el Gran Salón de Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza).

   Charly Sosa, voz y guitarra, lidera el trío que se completa con Facundo Pirchio (bajo) y Federico Striglio (batería). "A diferencia de "Telúrico", este disco fue concebido y tocado en un formato casi en vivo, eligiendo en muchas casos primeras tomas y casi sin overdubs, lo cual ya cada canción daba como un bloque sonoro importante y al ser un trío indefectiblemente se plasma ese pulso rockero", dijo Sosa a Escenario.

   —¿Cuál es la fórmula del alma para Giuseppe?

   —Las fórmulas no son infalibles y el alma es intangible. O sea, estamos hablando cuestiones etéreas pero podríamos decir que encontramos una comunión entre los tres, la cual da un resultado fáctico y tangible, como lo es nuestro segundo disco. Podríamos entender que nuestra fórmula es querer hacer las mejores músicas y poesías posibles.

   —Qué significó para ustedes que el disco se haya masterizado en el mismo lugar donde grabaron nada menos que The Beatles, entre tantos otros?

   —El significado es inconmensurable, es como entrar a un portal de buenos augurios. Por otro lado había que tratar de canalizar esa energía para realmente hacer el mejor trabajo posible y sobre todo aprender de Sean Magee (remasterizó la obra de The Beatles). Claramente fue una experiencia única, que enseña y alimenta el interior musical de cada uno de nosotros y eso es para siempre.  

  —¿Cuál es el próximo proyecto del trío y cuál es el sueño o quizá el objetivo en vista que tiene Giuseppe?

   —No existen objetivos grandilocuentes, aunque podrían decirnos que Abbey Road lo fue, nunca estuvo en nuestros planes y se dio de una manera tan orgánica y casual que sólo restaba disfrutar de ello. Así también para un músico no hay mejor objetivo que pensar y desear una nueva melodía o letra el día de mañana. Si esa herramienta no existe, te digo que todo lo demás tampoco existe o no tiene ningún sentido. Queremos seguir trabajando y superarnos día a día, así que podríamos decir que el objetivo hoy es tocar mucho "La fórmula del alma" y mañana desear nuevas melodías.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario