Escenario

Gabo Ferro, el dolor desafinado

El legado artístico de un artista singular que resignificó el rock argentino con canciones y poesía.

Viernes 09 de Octubre de 2020

¿Hay alguna manera de cantarle al dolor? Puede haber muchas, pero pocas llegan hasta las tripas como cuando canta Gabo Ferro. Cuesta decir cantaba, pero es la realidad: Gabo Ferro se fue físicamente de este mundo ayer por la tarde y dejó shockeada a gran parte de la comunidad artística. Digo gran parte, no a toda, porque Gabo era uno de los ilustres desconocidos de la nueva escena rock de Argentina, por llamarla de alguna manera.

La televisión le hizo un guiño allá por 2016, cuando sus canciones fueron la banda de sonido de “La leona”, aquella tira de Telefe con Pablo Echarri y Nancy Dupláa, que se caracterizó por la temática social que atravesaba la historia de amor. El amor y la temática social, dos puntas de un mismo hilo que Gabo ató y desató cuantas veces quiso en sus canciones, pero también en sus poemas.

Embed

Esa participación en la tevé hizo que temas como "Volver a volver" tuviera rotación en las redes a través de un clip, ya que reflejó un tema crucial que fue la muerte del personaje Pedro Leone, interpretado por otro grande como Hugo Arana. O "A quien", un tema desgarrador sobre una historia de amor quizá más desgarradora.

Y aquí está el punto: su forma de cantar. Había algo tan extraño en su registro, que se movía como un péndulo entre la afinación y la desafinación, pero ese detalle técnico pasaba a un segundo plano. Porque lo que importaba era lo qué cantaba y ahí se entendía por qué lo cantaba de ese modo. En uno de los últimos reportajes que tuve la suerte de hacerle para este diario, el título de la nota fue basado en una cita textual: "No importo yo, importa lo que canto".

Y en ese diálogo, cuando le pregunté si él sabía que era un artista atípico e inclasificable por ese estilo tan particular, respondió: "Yo considero que hay frases y palabras que no pueden ser cantadas de manera bonita o de manera afinada. La palabra dolor no se puede cantar de manera afinada, entonces yo sé que cuando voy a cantar la palabra dolor, voy a sacar todo el aire y voy a poner a vibrar mis pulmones, mi laringe, todo, y no sé cómo va a salir, si va a salir afinado o desafinado. Pero sí sé que la palabra dolor tiene que salir así".

Embed

Hace poco tiempo, en "Cantando 2020", Esmeralda Mitre se regodeaba de sus agudos y decía que imitaba la vibración de una pava cuando estaba hirviendo. Gran parte de la comunidad artística y mediática, casi la misma que jamás escuchó un acorde de Gabo Ferro, celebró ese gesto en la tevé. El agudo al borde de la desafinación de Esmeralda Mitre se vincula con una pava hirviendo, el agudo al borde de la desafinación de Gabo Ferro está vinculado con el dolor. Vuelvo a la pregunta del principio. ¿Hay alguna manera de cantarle al dolor? Sugiero que busquen al azar cualquier tema de Gabo Ferro, en Youtube, Spotify, por Google, o en un disco. Y cuando escuchen ese agudo tendrán la respuesta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario