Escenario

"Fui violada por Harvey Weinstein, aquí en Cannes"

La actriz Asia Argento conmovió con su discurso en la clausura del festival francés. Allí volvió a acusar al famoso productor de Hollywood

Lunes 21 de Mayo de 2018

"En 1997 fui violada por Harvey Weinstein, aquí en Cannes". Así irrumpió el sábado por la noche la actriz y directora italiana Asia Argento en la ceremonia de clausura del Festival de Cannes, asegurando que el productor estadounidense nunca más será bien recibido en el certamen. "Quiero prever algo, Harvey Weinstein nunca más será bienvenido en Cannes", afirmó la actriz, vestida de negro, convertida en símbolo del escándalo en torno al productor, acusado de un centenar de casos de acoso sexual y violaciones.

"Este festival era su coto privado", deploró la intérprete, que tenía 21 años cuando fue supuestamente violada por Weinstein. "Toda la comunidad le volvió la espalda, incluso quienes nunca denunciaron estos hechos. Y entre ustedes, en el público, hay a quienes deberíamos señalar con el dedo a causa de su comportamiento hacia las mujeres, un comportamiento indigno de esta industria", afirmó. "Sabemos quiénes sois", añadió Argento, al presentar el premio de interpretación femenina en el primer festival tras el escándalo Weinstein, donde el productor era una de las figuras más influyentes. "No os permitiremos vivir en la impunidad", concluyó, antes de ser aplaudida por la sala. Después levantó el puño en señal de protesta.

Casi al mismo tiempo que Argento hacía estas declaraciones, trascendía en la prensa que una actriz denunció el viernes por violación al cineasta y productor francés Luc Besson, una de las figuras más destacadas del cine galo, que este sábado negó los hechos.

Argento, que hizo estas declaraciones al presentar el premio a la mejor interpretación femenina, escribió más tarde en Twitter: "Gracias al Festival de Cannes, creo que imaginaron que escribiría mi discurso y me permitieron contar mi dura realidad. Poder para las mujeres".

40.000 folletos

En la estela del movimiento #MeToo, que nació el año pasado para protestar contra los acosos sexuales, el festival distribuyó durante el certamen 40.000 folletos recordando las penas acarreadas por acoso sexual, además de crear una línea telefónica para víctimas y testigos.

El caso Weinstein no había sido comentado sin embargo durante la inauguración del certamen el 8 de mayo, contrariamente a la entrega de los Globos de Oro, en Hollywood, donde el color negro se impuso para marcar la solidaridad con las víctimas de acoso sexual.

Los Oscar, a principios de año, estuvieron marcados por la intervención de las actrices Ashley Judd y Mira Sorvino, que acusan a Weinstein de agresión y de haber arruinado sus carreras.

El primer festival desde este escándalo que puso fin a la carrera de Weinstein estuvo marcado por la histórica protesta de casi un centenar de mujeres de la industria del cine, encabezadas por Cate Blanchett, Agnès Varda y Salma Hayek, que exigieron en la alfombra roja de Cannes igualdad salarial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario