Escenario

"Fue una militancia complicada y romántica, pero no fue en vano"

Juan Baldana, el director de "Los del suelo", cuenta por qué decidió abordar una historia real de amor y lucha de los 70. La película argentina hoy se estrena en Rosario.

Jueves 19 de Noviembre de 2015

Todo lo que se hizo valió la pena y hoy la lucha continúa. Eso se desprende de las palabras de Juan Baldana, el director de "Los del suelo". La película argentina, que hoy se estrena en Rosario, se basa en la historia real de Irmina Kleiner y Remo Vénica, dos militantes que llegaron a arriesgar sus vidas y las de sus hijos para defender ideales revolucionarios y pugnar por un país mejor. "Es una historia de amor y lucha, pero el objetivo era ése, mostrar que aunque ellos estaban partidos al medio no iban a claudicar", dijo Baldana a Escenario.

María Canale y Lautaro Delgado encarnan los protagónicos del filme, inspirado en la novela "Monte Madre", de Jorge Miceli, y ambientada en la crudeza de la selva chaqueña, en donde la pareja vivió escondida cuatro años para escapar de las persecuciones de los militares.

Irmina y Remo militaban en Las Ligas Agrarias, y llegaron a vivir en condiciones altamente precarias, en las que incuso ella dio a luz a Marita. Mientras escapaban de las presiones de los militares (logrados personajes de Luis Ziembrowski y Juan Palomino), no les quedó otra posibilidad que dejar a la pequeña al cuidado de una pareja de campesinos, en escenas donde se destacan Jorge Román, Mónica Lairana y Germán De Silva, y se suma en el cierre un papel logrado de Julieta Cardinali.

La película narra ese derrotero, en el que se mixtura la desazón y el miedo con la voluntad inquebrantable de seguir adelante con la lucha mientras las balas pasan cada vez más cerca.

¿Era una militancia más combativa y a la vez más romántica? Responde el director: "Absolutamente, era una militancia más jugada, lo que pasa es que cambió el modo de vida. Ellos luchaban contra un modo de vida neoliberal capitalista que nos iba a llevar a donde hoy nos llevó, o sea que no estaban tan equivocados. Se puede llegar a plantear si la forma era la adecuada, pero ellos estaban convencidos que esa realidad no estaba bien y que todo debería ser más equitativo".

Uno de los atractivos que tiene esta película es que los dos protagonistas siguen con vida, y más allá de adelantar alguna situación a priori encriptada en la historia, es más superlativo el peso específico de saber que ambos son tan combativos ahora como antes.

"Hoy Irmina y Remo viven en una granja llamada Naturaleza Viva, ubicada en el norte de la provincia de Santa Fe. Tienen un emprendimiento de agricultura biodinámica como posibilidad de ofrecer otro modelo al neoliberalismo que destruye nuestro ecosistema. Su historia actual tiene que ver inevitablemente con la evocación de los años 70 en la Argentina. Desde entonces su interés continúa ligado a la relación del hombre con la tierra, orientado en aquellos años a las luchas agrarias, a la formación de las ligas, a la construcción de una alternativa revolucionaria", destacó el realizador, que en su carrera llevó adelante dos documentales "Soy Huao" y "Arrieros", y debutó en la ficción con "Los Angeles", en 2009.

Y agregó: "Yo entiendo esa militancia porque hoy retrato algo de dos personas que están vivas, y tuve la suerte de nutrirme de eso. Hoy no tenemos ese tipo de militancia, pero en este país emergió un volver a creer, el volver a reagruparse, algo que se estaba desdibujando en décadas pasadas, y hay como una luz de esperanza. Esa época fue complicada pero muy romántica, y fue hace menos de lo que creemos, es gente que hoy nos podemos sentar a la mesa y charlar con ellos".

En la imagen final aparece Remo Vénica, con su bigote canoso, haciendo de sí mismo. Y es uno de los grandes momentos de la película, "Sí, ese es Remo de verdad, y me interesaba mostrarlo porque quería que se vea que aquellos jóvenes militantes hoy siguen militando con un emprendimiento de agricultura biodinámica. Ellos quieren cambiar el paradigma de lo que se piensa con respecto a la vida y a la alimentación que tenemos hoy, que es un desastre. Era muy importante traducir eso hoy, primero porque se demuestra que lo que hicieron ellos en su momento no terminó siendo en vano, y después porque los cuatro años que permanecieron cautivos en el monte chaqueño sirvieron para una causa posterior", dijo Baldana, y remató: "Porque más allá de la pesadilla que tuvieron con el tema de sus hijos, de los compañeros caídos y de toda esa persecución insólita, eso los nutrió para que hoy tengan otro objetivo absolutamente claro".

La próxima es "oscura e irónica"

Juan Baldana tiene una vasta experiencia detrás de cámaras. Fue director artístico en Depor TV hasta septiembre, está al frente de la productora JA!, y trabajó como productor ejecutivo de T y C Sports, director creativo de Fox Sports y de Torneos y Competencias. Tras su debut en la ficción con "Los Angeles", es parte de un cine argentino en crecimiento. "Recuerdo cuando surgió el Nuevo Cine Argentino, que estuvo bueno, pero ya quedó atrás. Ya hay una firma en las películas de acá, por suerte se produce un montón y hay mucho para ver", dijo Baldana, que está trabajando en los guiones de un filme basado en la novela "Que todo se detenga", de Gonzalo Unamuno. Al respecto adelantó: "Es la antítesis de la historia de Remo e Irmina, de la figura del héroe me paso a alguien que con su supuesta habilidad para seguir en el esistema es aplastado como una hormiga y empieza a escupir para todos lados. Es oscura y muy irónica".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS