Escenario

Franco Luciani: "Cantar me nació por una necesidad espiritual"

El armonicista multipremiado presenta hoy su show "Luciani invita", en el Parque de España.

Sábado 26 de Mayo de 2018

Es uno de los músicos más notables y talentosos de la nueva generación. Comenzó sus estudios como percusionista, pero encontró su verdadera pasión en la armónica. "Las notas de la armónica están repartidas entre sopladas y aspiradas, entonces respirás con el instrumento", cuenta Franco Luciani. Es que el el instrumentista, compositor, intérprete y cantante rosarino asegura que la armónica lo encontró a él. Y desde allí, cuando tenía apenas 16 años, inició un camino internacional que lo convirtió en cultor de la música popular argentina, tanto en el folclore como en el tango, aunque su ductilidad le permite también abordar con naturalidad otros géneros de la música latinoamericana, el jazz y la música clásica.

   Luciani, que acaba de ganar el galardón destacado de los premios Rosario Edita por su disco "Anda en el aire" y por el que está nominado a los Gardel, vuelve a su ciudad natal para brindar un concierto muy particular: se trata de "Luciani Invita", que inaugura el ciclo "Música con todos" (ver aparte). La cita es hoy, a las 21, en el Teatro del Centro Cultural Parque de España.

    Luciani Invita se viene realizando en Capital Federal con distintos invitados. Este será el primero que el músico realice en el interior del país, justo antes de emprender su próxima gira a Europa donde visitará España, Italia, Francia, Suiza, Austria y Rusia. Los músicos invitados de esta noche serán Yamila Cafrune, Hernán Cucuza Castiello y Fabián Gallardo. Participará también pintando en vivo El Noke.

   Antes del show, el joven músico que compartió escenario y grabó con artistas como Mercedes Sosa, Egberto Gismonti, Snarky Puppy, Fito Paez, Lila Downs, Pedro Aznar, Jaime Torres, Divididos, León Gieco, Luís Salinas, Teresa Parodi, entre otros, dialogó con Escenario sobre su octavo disco de estudio, en el que se anima a cantar por primera vez, aunque asegura: "Mi voz es la armónica y no pretendo cambiar el eje". Además, el ganador de numerosos premios confiesa que no se puede quejar. "Soy un tipo mimado. Lo más importante es que lo que hago, lo hago por una necesidad propia, ahí está lo genuino, y eso se lee del otro lado. No lo hago por una cuestión ambiciosa".

   —Inaugurás el ciclo "Música con todos" con tu show "Luciani invita". ¿Cómo va a ser el espectáculo?

   —El Centro Cultural Parque de España es un lugar que vi nacer, me encanta. A su vez, este concierto coincide con un ciclo que estoy haciendo en Buenos Aires que se llama "Luciani invita", en el que cada jueves viene un artista invitado distinto. Entre las grabaciones y giras, compartí con músicos de muchos géneros, como por ejemplo Mercedes Sosa y participé en más de 120 discos. Eso hizo que esté en contacto con muchos artistas. Han pasado por el ciclo artistas amigos muy distintos como Julia Zenko, Sandra Mihanovich, Teresa Parodi, Javier Malosetti, de palos distintos como el rock, el jazz y el folclore. El show en Rosario va a ser el primero de este tipo que realizo por fuera de Buenos Aires. Va a ser en mi querida ciudad de Rosario. Voy a ir con Yamila Cafrune, del folclore, el Cucuza Castiello, del tango, y el querido Fabián Gallardo, del rock, así que va a tener una gran apertura musical.

   —Acabas de recibir un galardón en la primera edición de los premios Rosario Edita. Si bien ya has ganado muchos galardones como el de Revelación Cosquín 2002, el Consagración 2010 del Festival Nacional de Folclore de Cosquín, Premio Atahualpa 2010 y 2011 como mejor solista instrumental, el Diploma al mérito Premios Konex 2015 como uno de los 5 mejores instrumentistas de la década y fuiste nombrado Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires en 2016, ¿qué plus tiene recibir un premio de tu ciudad?

   —Los rosarinos tenemos una gran fama con respecto a la música. Para mí fue una gran alegría haber recibido este premio en casa y además, estar nominado con queridos amigos como Gonzalo Aloras, Rubén Goldín y Verónica Marchetti. "Anda en el aire" es un disco que me sigue dando muchas satisfacciones. Incluso está nominado para los premios Gardel, que se entregan la semana que viene. Estoy feliz por esta iniciativa de la Municipalidad de entregar estos premios, y que llegue para quedarse.

   —En este nuevo disco "Anda en el aire", que recorre varios géneros, indagas en el canto. ¿Cómo fue esta decisión, te lo sugirieron o fue una iniciativa propia?

    —El disco tiene mucha diversidad, incluso empieza con "El invierno" de Vivaldi y termina con un tema del Flaco Spinetta. Hay mucha variedad pero el hilo conductor es el tango y el folclore. A su vez, dentro del tango hay colores tradicionales, como también algo de Piazzolla. Hay muchos paisajes sonoros. Creamos un disco junto al guitarrista Leonardo Andersen y el contrabajista Pablo Motta y quedé muy conforme con el material. Tardamos casi un año en terminarlo. Cantar me nació como una necesidad espiritual. Tengo un gran camino con la armónica, así que no fue nada fácil poner mi voz, porque te expone mucho. Si no lo hacés bien, es un blanco muy fácil. Lo hice primero por una necesidad, porque a veces me pasaba por la cabeza "qué lindo sería cantar este estribillo". Y así fue, me animé. Y no fue fácil. Pero estoy feliz de que lo recibieron de la mejor manera. Mi voz es la armónica y no pretendo cambiar el eje. Al principio lo mostré más en privado. Igual que mis composiciones. Al principio era sólo intérprete y poco a poco me animé a ir mostrando mis propias composiciones, ahora siempre toco obras mías en los shows.

   —¿Qué duele más? ¿Las comparaciones cuando hacés una interpretación de un clásico o que te juzguen por una composición propia? Porque ambos son armas de doble filo...

   —La crítica puede ser muy fuerte en ambos casos. Porque yo me animo a grandes clásicos y la comparación es terrible. Pero no me puedo quejar. Soy un tipo mimado.

   —Te animaste a cantar en "Tu cuerpo mediodía", ¿por qué elegiste ese tema del Flaco?

   —Me encanta toda la obra del Flaco. "Tu cuerpo mediodía", que pertenece a la época nueva del Flaco, siempre me gustó. El lo toca solo con su guitarra al final de su álbum "Para los árboles". En mi versión, se sumó el tecladista Claudio Cardone, que fue tecladista del Flaco. Ahí también canto una partecita. Es un tema como de cajita musical. Es muy delicado, una miniatura. El Flaco nunca se quedó quieto, una vez que veía que algo funcionaba, necesitaba moverse de ahí, y eso se ve en su música. Al Flaco lo llevo siempre conmigo, incluso cuando me voy de gira siempre toco temas de él, pertenece a la pintura del paisaje argentino.

   —¿Te acordás cómo descubriste tu pasión por la armónica?

   —Fue muy progresivo. La armónica me encontró a mí. Arranqué a los nueve años estudiando percusión. Y la armónica apareció recién cuando tenía 16 años. En la secundaria un amigo me regaló una armónica, y empecé a hacer algunas canciones. Y en los grupos en los que tocaba batería y percusión, me empezaron a decir, "che, por qué no tocas la armónica en este tema?" Y me empezaban a decir: "Che, impresionante lo que hiciste con la batería, pero lo que hiciste con la armónica fue extraordinario". Y mi viejo, que es un melómano, o mis profesores de la facultad, me decían que tenía habilidad con un instrumento melódico. Y yo, como tenía una rebeldía adolescente, les decía que no, que yo era batero. Hasta que decidí armar un proyecto donde toqué solo armónica. Fue casi una prueba para ver qué onda. Eso fue en el 2001. A menos de un año, gané el premio de revelación en Cosquín. En ese momento vi las repercusiones y fue una demostración de que el camino iba por ahí. No fue un cambio fácil, porque estaba sentado atrás de la batería y de repente pasé a ser frontman.

   —¿Sos tímido, te costó mucho ese cambio?

   —No me costó tanto. De hecho, lo disfruto mucho. La armónica me dio todo: viajar por el mundo, compartir con artistas, haber creado una carrera muy noble a mi edad...

   —¿Qué tipo de música te gustaría hacer en un futuro? ¿Te ves indagando en otros géneros?

   —Estoy que voy y vengo en los géneros. Hoy estoy haciendo lo que quiero hacer. Incluso ahora me voy de gira por Europa. Y se cumplen 10 años de que me fui de gira con Mercedes Sosa. Esta vez voy a ir por Italia, Francia, España, Austria y voy a ir por primera vez a Rusia y Suiza.

   —¿Haces giras constantes por ciudades muy eclécticas como Alemania, Luxemburgo, Estados Unidos, China e Indonesia. ¿Cómo recibe el público tus melodías?

   —Lo reciben muy bien. El público se copa mucho con la propuesta. El tango es una manera de encontrarse en países más fríos. Ahora voy a estar en Toulouse, en un festival de tango, pero también me pidieron que toque folclore, así que el abanico es muy amplio. Mi proyecto me permite ir a festivales de jazz, tango, country y world music.

   —¿Tocar la armónica requiere un esfuerzo extra que otros instrumentos?

   —Las notas de la armónica están repartidas entre sopladas y aspiradas, entonces respirás con el instrumento. Por eso tiene un desgaste importante. Algunas piezas las tocás muy aguerridas, como algunos tangos de Piazzolla. Tiene una exigencia grande. Yo no fumo, hago una vida sana y eso ayuda a mantenerse.

Así será el ciclo "Música con todos"

El ciclo "Música con todos", organizado por el Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe que debuta hoy con el concierto de Franco Luciani, continuará el 16 de junio con la presentación de Liliana Herrero en Plataforma Lavardén. El 27 de julio actuará Fernando de la Riestra, con los invitados Leo Masliah, Bonzo Morelli, Chivo González y Claudio Cardone, también en Plataforma Lavardén. El 18 de agosto se realizará la cuarta edición con José Luis Castiñeira de Dios, que presentará su disco "Anacrusa en Francia", en el Parque de España. La última edición será el 8 de septiembre a cargo del Quinteto de la Fundación Piazzolla, en el Parque de España.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario