Escenario

Fito sorprendió con un show explosivo en pleno centro rosarino

El artista presentó su nuevo material discográfico "La ciudad liberada" ayer, en la plaza San Martín, ante más de 15 mil personas

Viernes 24 de Noviembre de 2017

Fito reafirmó su romance con Rosario en un recital sorpresa y gratuito que brindó ayer por la tarde ante más de 15 mil personas en la plaza San Martín. El artista rosarino presentó su nuevo disco "La ciudad liberada" en un show de casi una hora con un repertorio conformado por ocho canciones, tres temas nuevos y cinco clásicos de su discografía.


"Tema de Piluso" y "El amor después del amor", de Fito en Rosario

La multitud lo esperaba en la plaza San Martín cuando Fito irrumpió en escena con un traje azul, camisa blanca y corbata y zapatos rojos, con su impronta pisciana. Arrancó con "Aleluya al sol", el primer corte de su nuevo álbum. "¡Buenas noches Rosario! Es un gusto estar acá a la vuelta de mi casa. Bienvenidos a ‘La ciudad liberada'", sentenció el artista rosarino sentado desde su piano.

La segunda en sonar fue "Tu vida mi vida", para la cual Fito se paró. Más tranquila y melancólica pero con espíritu positivo. El público aplaudía y se unía en comunión con esta aparición repentina de este músico controversial, polémico y desafiante que arremete con sus hits.


El recuerdo de Fito por el submarino


La tercera fue la homónima al disco, "La ciudad liberada", un hit potente donde Fito arenga a "pelear contra los fachos y nazis de mierda".

Páez estuvo acompañado de los cinco músicos que conforman su banda desde hace varios años: Gastón Baremberg en batería, Mariano Otero en bajo, Juan Absatz en teclado, Juani Agüero en guitarra eléctrica y Diego Olivero en la otra guitarra. "Si no hubiese sido por Diego, estaría en el manicomio o en la cárcel", dijo Fito dejando en claro la fuerte complicidad entre ambos. Además, del primer tema participó en los coros la cantante rosarina Flor Crocci, que debutó con Fito en los escenarios.


Fragmento de "Circo beat"



Flashback

Pero no sólo fueron temas nuevos, también sonaron los hits de antaño. "Circo Beat", del disco homónimo de 1994 y antecesor de "El amor después del amor", fue el primer clásico en sonar y los fans enloquecieron. Tanta euforia ameritó que Fito se sacara los lentes para mostrar su make up oscuro que delineaba sus ojos.

Un compilado de "Tema de Piluso" y "El amor después del amor" siguieron con Fito en el piano. "Nadie puede y nadie debe vivir sin amor", recitaba Páez incandescente y eléctrico. Y la gente se agolpaba frente al magno escenario que fue montado en completo hermetismo durante dos días previos al show.

Las lágrimas se adueñaron de los rostros cuando sonó "Un vestido y un amor", que logró un coro multitudinario. Y luego llegó "Brillante sobre el mic", de 1992, la cual dedicó a los tripulantes y familiares del submarino desaparecido ARA "San Juan". En ese instante, Fito invitó a prender las linternas de los teléfonos. Sin dudas, fue el momento más emotivo del show.


El show de Fito, desde el aire



Más tarde, el cantante hizo una improvisación agradeciendo a los organizadores de esta gran sorpresa: "Quiero darle gracias a la Municipalidad de Rosario, si no fuera por ellos no estaríamos aquí. Gracias Mónica Fein, Horacio Ríos, a Gustavo Granato y a la familia Sony".

"Ciudad de pobres corazones" fue la más poderosa. Despertó el espíritu rockero del público y se adueñó del atardecer. La brisa se fusionaba con la euforia del público y los músicos que se unían en comunión sedientos de más.

Atardecía en Rosario. Las nubes grises se oscurecían cuando empezó a sonar "A rodar" y la adrenalina alcanzó su pico más alto. Se lo noto feliz por estar en su ciudad, a pocos metros de donde vivían él y sus tías tan queridas.

"Esta noche (por ayer) en algún lugar de la ciudad vamos a tocar ‘Ciudad de pobres corazones' a 30 años de su origen", anticipó Fito sobre el show que luego daría en la Sala de las Artes, también de manera inesperada.

"Gracias por venir, hoy damos por inaugurado «La ciudad liberada»", dijo antes del bis. Y cuando parecía que el show había terminado, el excéntrico rosarino se levantó para cantar "Mariposa Tecknicolor", el hit de "Circo Beat", efectista por excelencia y que no defraudó a sus fans, quienes se dejaron sorprender por este show inesperado.

"Gracias a todos los que hicieron posible esta noche preciosa. Feliz Año para todos", concluyó Páez mientras atajaba una bandera de Rosario Central que le lanzó el público, a la que agarró con total felicidad. Sorpresivo y explosivo, eléctrico y efectista, el excéntrico frontman lo hizo de nuevo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario