Escenario

Fito Páez demostró una vez másque Rosario siempre estuvo cerca

El músico presentó el sábado "La ciudad liberada" en Metropolitano. El show tuvo seis cantantes locales invitados.

Lunes 02 de Julio de 2018

Hay artistas que se mueven en el escenario como en el patio de su casa. Fito Páez es uno de ellos, y más cuando actúa en Rosario. Ante un Metropolitano efusivo, el músico presentó "La ciudad liberada", un disco tan intenso y seductor que tuvo un correlato inmediato con la energía del público en la noche del sábado. Fueron más de dos horas y media en los que a lo largo de una treintena de temas, Fito revisitó algunos de sus éxitos más conmovedores y dejó bien en alto este presente con nuevas canciones con destino de hits.

"¿Estamos en Rosario, che? Buenas noches Rosario, carajo" dijo Fito tras una intro de "Ciudad de pobres corazones" que empalmó con "La ciudad liberada", como una manera de echar algo de luz a la cautivante oscuridad de aquel temazo del 87.

La noche había arrancado tempranito con el dueto de Coki Debernardi y Ricardo Vilaseca, en un adelanto conceptual, si se quiere. Porque si tuvo un sello el show del sábado fue que brillaron los créditos rosarinos, dicho esto sin chauvinismos de localías desmesuradas. No, nada de eso.

Es que todos los cantantes invitados son de acá, y justificaron altamente el derecho a esa elección. A las habituales presencias de Fabián Gallardo, Coki y Carlos Vandera, se sumaron esta vez Pablo Jubany y las sutiles voces femeninas de Flor Croci y Evelina Sanzo.

Además, Fito toca suelto porque se entrega de lleno en lo que hace y tiene detrás una banda enorme, sostenida principalmente en los teclados de Juan Absatz, las guitarras de Diego Olivero y el pulso rítmico de Gastón Baremberg en la batería. Sobre ese colchón sonoro, Páez juega y despliega todo su show, con la espalda que le dan, desde ya, el peso específico de sus canciones, la nave insignia de su carrera artística.

Se sabe que es difícil resistirse a bellezas como "11 y 6", "El amor después del amor", "Dos días en la vida" (tremendo dueto de Flor y Evelina) o "Ambar violeta" (junto a un inspirado Fabián Gallardo), que son un pleno seguro en un show de Páez, pero además de eso, hubo una señal de la gente de la cual Fito seguramente tomó nota. Y es que los temas nuevos están cada vez más cerca del corazón de sus fans.

Se notó puntualmente en "Tu vida mi vida" y en "Wo Wo Wo", pero también en las potentes "La ciudad liberada", "Navidad negra", con dramáticas imágenes en la pantalla, y en "Aleluya el sol". Incluso en "Islamabad" o en la intimista y distópica "La mujer torso y el hombre de la cola de ameba", a dueto con Jubany.

Esa empatía entre los clásicos y la novedad generó una convivencia muy disfrutable en el show. Porque Fito desandó la noche con un repertorio tan variado e intenso que hasta le permitió un break con la participación de Coki cantando "Medallita" y su acostumbrado set de solo piano. Ahí fue el momento de un mix con "Estación", de Sui Generis, "Bello Abril", "Piluso" y "Parte del aire", canciones no aptas para corazones oxidados.

El final fue para alquilar balcones. Porque todo el Metropolitano se puso de pie para cantar y bailar al ritmo de un Páez dispuesto a entregar hasta la último gota de sudor y de talento.

El cierre comenzó con "Circo beat", "Brillante sobre el mic", "Ciudad de pobres corazones", con el aporte en guitarra eléctrica de Joaquín Carámbula, y parecía que todo terminaba con las camperas al viento en "A rodar la vida". Pero había más.

Los bises llegaron con "Al lado del camino", uno de los textos más brillantes de Fito; "Dale alegría a mi corazón, con coros del público a capela; "Dar es dar" (fuera de programa) y "El diablo en tu corazón", cuyo sentido de caos social tiene absoluta vigencia, y que motivó al público al cada vez más frecuentado cantito de "Mauricio Macri la p.....que te p...."

Las puertas de Metropolitano se abrieron y segundos después "La ciudad liberada" era parte del pasado. Pero el perfume de las canciones de Fito seguía rebotando en el aire.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});