Escenario

"Filmar esta película fue honrar a quienes sufren este tipo de dolor"

Nicole Kidman interpreta en "Rabbit Hole" a una madre que pierde a su hijo en un accidente. La actriz y también productora dijo que el filme la conmovió a partir de su maternidad.

Sábado 08 de Enero de 2011

Nicole Kidman consiguió buenas críticas, además de una candidatura a los Globos de Oro, por su papel de madre que afronta la muerte de un hijo en el largometraje independiente "Rabbit Hole", dirigido por John Cameron Mitchell.

"Rabbit Hole" está basado en la obra de teatro de David Lindsay-Abaire ganadora del premio Pulitzer. Kidman es la protagonista junto a Aaron Eckhart, con el que interpretan en el filme a los personajes de la pareja de padres Becca y Howie. Kidman es también productora de la película que supone el primer proyecto para su compañía, Blossom Films. La intérprete, quien vive en Nashville con su marido, la estrella de country Keith Urban, y su hija Sunday Rose, habló sobre este trabajo, su familia y la maternidad.

¿Cómo le llegó la obra?

—Leí la crítica de "Rabbit Hole" en el New York Times. En Nashville recibo el New York Times y el Wall Street Journal. Son mi contacto con la ciudad porque allí es donde solía vivir y soy una amante del teatro. Cuando leí la crítica, pensé: "Dios, parece un buen material".

Como madre, ¿sintió el dolor de Becca?

—Cuando pensamos en la obra en un primer momento no estaba embarazada. Llevó un tiempo la elaboración, así que ni siquiera pensaba en quedar embarazada. Suponía que eso nunca sucedería. Pero me llegó, así que luego entendí los motivos por los que ese texto me afectaba tanto.

¿Cómo se preparó para interpretar a una mujer que se enfrenta con algo a lo que ningún padre debería enfrentarse?

—Leí algunas cosas. Intenté ir a un grupo de autoayuda, pero me dijeron que no tenía permiso de hacerlo porque sólo podés entrar si perdés un hijo. Por la razón que fuera, comprendí la crudeza de la situación y quizás sea porque había dado a luz once meses antes.

—¿El tema supuso un clima de rodaje difícil?

—Fue algo más parecido a un empujón para honrar a las personas que pasan por este tipo de dolor. Hay algo que te levanta, que te dice “vamos, si alguien puede estar pasando realmente por eso, yo también puedo”.

—¿Cómo ha impactado la maternidad en su carrera?

—Hoy el tiempo es lo más preciado para mí. Soy muy estricta a la hora de gastarlo. De hecho ahora soy más reacia a dejar a mi familia. Keith y yo estamos muy unidos y nunca nos separamos. Si lo hacemos, nunca es más de tres días.

—¿Qué diferencia hay entre la maternidad hoy y cuando crió a Connor e Isabella con su ex marido Tom Cruise?

—Crié a dos niños cuando tenía veintitantos años, pero era diferente. Era casi una niña y muy joven mental y emocionalmente. Era una madre totalmente diferente.

—¿Y ahora?

—La maternidad a una edad avanzada tiene sus cosas. En buena medida quiero estar viva para Sunday. Hay mucho miedo y emoción. Sunday ha sanado muchas cosas en mí. Es algo muy privado, pero lo ha hecho.

—¿Cómo está Sunday?

—Tiene dos años y medio y está en la época de estar en todos lados. Es muy activa y es difícil seguirla en esta fase.

—¿Era usted así de niña?

—No lo creo. Yo era más tranquila. Pero Keith sí. El andaba todo el tiempo en bicicleta, era muy inquieto y creció en una familia bastante ruidosa. Creo que Sunday tiene no sólo un rostro parecido al de su padre, sino también mucho de su ADN.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario