Escenario

Figuras de la cultura y la política despiden a la cantante Montserrat Caballé

Desde el rey Felipe VI hasta Brian May manifestaron su pesar por el fallecimiento de la diva. Prevén homenajes en Barcelona y Madrid.

Lunes 08 de Octubre de 2018

Montserrat Caballé, la legendaria cantante de ópera española célebre por su potente voz y sus interpretaciones de Rossini, Bellini y Donizetti, es despedida con pesar por el mundo de la cultura y la política. La artista, fallecida el sábado a los 85 años, murió como resultado de una insuficiencia renal tras una infección de la vesícula que no pudo ser intervenida quirúrgicamente, según informaron sus familiares a medios españoles.

Figuras de la política, la cultura y hasta el rey Felipe VI manifestaron su pesar por la muerte de la diva del canto lírico. El presidente de gobierno Pedro Sánchez, mediante Twitter, lamentó el fallecimiento. "Triste noticia. Muere una gran embajadora de nuestro país, una soprano de la ópera reconocida internacionalmente. Su voz y su dulzura, permanecerá siempre con nosotros", escribió Sánchez.

El rey de España ofreció su propio tuit: "Era la Caballé, la gran señora de la ópera, leyenda de la cultura universal, la mejor entre los mejores y capaz de descubrir nuevos espacios de creación con los más grandes. Su personalidad y su inigualable voz nos acompañarán siempre. Sentimos mucho su pérdida".

El tenor José Carreras dijo que el mundo de la ópera ha perdido "su mejor soprano". "De todas las sopranos que he escuchado en vivo, nunca he escuchado a ninguna como Montserrat", dijo Carreras a Radio Catalunya. Carreras, que al igual que Caballé es de Barcelona, elogió "la versatilidad" de la fallecida artista, afirmando que "ella podía hacerlo todo, desde el bel canto más puro hasta el «Tristán e Isolda» de Wagner".

También el ministro de Cultura, José Guirao, se sumó a las condolencias y propuso un doble homenaje en Barcelona y Madrid. A su velatorio asistieron otros políticos como el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

El guitarrista de la banda Queen, Brian May, lamentó el fallecimiento de Caballé, a quien calificó de "inspiración". "Fue una inspiración para todos, pero especialmente para Freddie. Su bella voz nos acompañará eternamente", escribió May en un mensaje en Instagram acompañado por una foto de Caballé y Mercury cantando juntos.

Aunque su carrera estuvo dedicada al canto lírico, entre sus interpretaciones es especialmente recordada por los barceloneses y buena parte del mundo la que hizo junto a Freddie Mercury con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992. El cantante de Queen y Caballé entonaron "Barcelona", que se convirtió en el himno oficial de las olimpíadas que se celebraron en esa ciudad.

El teatro Liceu, en tanto, ofreció un minuto de silencio poco antes de su primera función luego del fallecimiento de Caballé, que fue coronado por una cerrada ovación. Ocurrió al inicio de la representación de la ópera "I Puritani" que inauguró la temporada del Gran Teatro del Liceu de Barcelona. Durante el homenaje sonó la voz de la diva cantando un fragmento de "Casta Diva" que la soprano cantó en el escenario del Liceu en 1970.

Al acabar el minuto de la grabación, todo el público se puso de pie y dedicó un cerrado, emocionado y largo aplauso en homenaje a Caballé. Según fuentes del Liceu, cientos de personas han acudido durante todo el día al teatro, en la Rambla de Barcelona, para firmar en los libros de condolencias dispuestos para que el público pudiera despedirse de la diva. Esas muestras de pesar, tal vez se deban a que Motserrat Caballé "era una persona normal, sencilla y humilde", dijo su sobrina. Caballé, además de haberse convertido en un referente mundial del canto lírico, era hija de una familia de clase trabajadora, un prodigio que entonaba cantatas de Bach cuando tenía apenas 7 años de edad, y con el tiempo tendría un repertorio casi ilimitado: tuvo 90 roles de ópera y logró casi 4.000 presentaciones en vivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario