Escenario

Falleció a los 93 años Pat Hitchcock, hija del director Alfred Hitchcock

Es recordada por su memorable participación en "Pacto siniestro", además de mantener el legado de su padre por décadas.

Miércoles 11 de Agosto de 2021

La actriz Patricia Hitchcock O'Connell, la única hija de Alfred Hitchcock y quien tuvo una participación memorable en la película de su padre "Strangers on a Train" ("Pacto siniestro") además de mantener su legado por décadas, falleció a los 93 años.

Pat Hitchcock murió de causas naturales el lunes mientras dormía en su casa en Thousand Oaks, California, dijo su hija Tere Carrubba. "Siempre fue muy buena para proteger el legado de mis abuelos y asegurarse de que siempre fueran recordados", sostuvo Carrubba, una de las tres hijas de Patricia Hitchcock. "Es como el final de una era ahora que se han ido".

La hija de Alfred Hitchcock y Alma Reville nació en Londres en 1928 y pasó gran parte vida cerca del negocio de la familia. Durante su infancia, Alfred Hitchcock dirigió clásicos como "The 39 Steps" ("Treinta y nueve escalones"), "The Lady Vanishes" ("La dama desaparece") y "Shadow of a Doubt" ("La sombra de una duda"). Se mudaron a California después de firmar un contrato por múltiples filmes con el productor David O. Selznick, lo que llevó al director a ser nombrado "maestro del suspenso". Su esposa Alma era su consejera indispensable, la ex editora de cine que vetaba ideas de historias y tratamientos de guion.

Pat Hitchcock le dijo al diario The Guardian en 1999: "Mi madre tuvo mucho más que ver con las películas que lo que se le ha reconocido, él dependía de ella para todo, absolutamente para todo".

Pat solía visitar el plató de las películas de su padre y para cuando era adolescente estudiaba actuación y tenía papeles de teatro, incluyendo las producciones de Broadway "Solitaire" y "Violet". Ingresó a la Real Academia de Arte Dramático de Londres en 1947 y se iba a graduar cuando su padre se puso en contacto con ella y le dijo que tenía un papel para ella en su nueva película, "Strangers on a Train", adaptado de la novela de Patricia Highsmith. La producción de 1951 protagonizada por Robert Walker y Farley Granger como dos desconocidos que se conocen en un tren y acuerdan — al menos así lo cree Walker— cometer un homicidio doble: Walker asesinará a la esposa de Granger, y Granger matará al padre de Walker. Pat Hitchcock interpreta a la hermana de Ruth Roman, la mujer de quien está enamorado Granger.

Hitchcock era una actriz vivaz y aguda con rostro con forma de corazón. Entre sus otros créditos de actuación destacan las comedias de televisión "My Little Margie" y "The Life of Riley" así como varios papeles en la serie "Alfred Hitchcock Presents". También interpretó personajes en las películas "Stage Fright" ("La horca") y su obra maestra de terror "Psycho" ("Psicosis"), en la que interpreta a una colega de Janet Leigh, quien a su vez es célebremente apuñalada en una escena en una ducha de motel.

Más recientemente trabajó para "Alfred Hitchcock's Mystery Magazine", apareció en numerosos festivales de cine y documentales de su padre y contribuyó con fotografías y un prefacio para "Footsteps in the Fog: Alfred Hitchcock's San Francisco", de Jeff Kraft y Aaron Leventhal. También es coautora del libro sobre su madre, quien murió en 1982, "Alma Hitchcock: The Woman Behind the Man".

Pat Hitchcock estuvo casada por más de 40 años con Joseph O'Connell, quien falleció en 1994. Tuvieron tres hijos.

Solía insistir que su infancia fue feliz y que sus padres eran normales, pero no se salvó del carácter distante y controlador de su padre, así como su retorcido y a veces cruel sentido del humor. Cuando era niña solía comer sola y la enviaron a un internado, más adelante la privaron de estudiar en la universidad cuando su padre decidió que debería regresar a Inglaterra. Ella solía lamentarse de que no la incluyó en más películas. "Definitivamente desearía que él hubiera creído en el nepotismo", solía decir.

Durante la filmación de "Strangers on a Train", conociendo su miedo a las alturas, le apostó cien dólares para que se subiera a una rueda de la fortuna en el plató. Años después, Pat Hitchcock negó una historia de la biografía de Andrew Spoto de 1983 "The Dark Side of Genius" sobre que no la había dejado bajar y la había dejado aterrorizada por una hora. "Lo que sucedió es que apagaron las luces e hicieron como que se iban, pero todo eso duró unos 35 segundos, prendieron las luces y bajamos", dijo al diario Chicago Tribune en 1993. "Lo único sádico es que nunca me dieron los cien dólares".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario