Escenario

"Estoy feliz de llegar a esta etapa y quiero disfrutar el resto del viaje"

Hace unos meses, "Curvas de la vida" −que mañana se estrena en Rosario− era sólo una película discreta protagonizada por Clint Eastwood como un terco y envejecido cazador de talentos del béisbol. Pero después de los titulares sobre su discurso de la "silla vacía" en la convención del Partido Republicano, la película, que se estrena mañana, corrió otra suerte.

Miércoles 21 de Noviembre de 2012

Hace unos meses, "Curvas de la vida" −que mañana se estrena en Rosario− era sólo una película discreta protagonizada por Clint Eastwood como un terco y envejecido cazador de talentos del béisbol. Pero después de los titulares sobre su discurso de la "silla vacía" en la convención del Partido Republicano, la película, que se estrena mañana, corrió otra suerte.

Acompañado por Justin Timberlake, Amy Adams y John Goodman, Eastwood −que no dirige el filme− interpreta a Gus Lobel quien fue uno de los mejores cazatalentos del béisbol por décadas, pero a pesar de sus esfuerzos por ocultarlo, la edad empieza a pesarle. Los directivos de su club empiezan a cuestionar su juicio, especialmente sobre el más grande fenómeno de bateo en el país. La única persona que puede ayudarle es la única a quien no le diría, su hija Mickey (Amy Adams).

Eastwood, de 82 años, apto y disponible para múltiples ocupaciones en la industria, entregó las riendas a otra persona por primera vez en 20 años en "Curvas de la vida". El filme que llegó a los cines estadounidenses días después de aquel célebre discurso dirigido a una silla vacía con la que aludía al presidente demócrata Barack Obama, fue dirigida por el veterano socio y productor de Eastwood, Robert Lorenz, quien debutó como director con este filme.

Es la primera vez que Eastwood ha aparecido en una película dirigida por alguien que no sea él mismo desde 1993, cuando rodó trabajó en "En la línea de fuego", bajo la dirección de Wolfgang Petersen.

"Después de «Gran Torino», en 2008, pensé: «Es un poco estúpido hacer ambos trabajos", dijo Eastwood durante una conferencia de prensa reciente. "Estuve en la dirección, 40 y tantos años y pensé que tal vez yo debería hacer un poco el otro trabajo, así que esta era una oportunidad para concretarlo"-.

Así es que no dirigir su propia película "era en realidad bastante tranquilo", según Eastwood, quien dijo que durante el tiempo de inactividad en el set, él trabajaba en su personaje y jugaba al golf con el actor y cantante Justin Timberlake, quien interpreta a un cazatalentos de béisbol rival interesado en conquistar a Amy. El cronograma de tan bajo perfil fue suficiente para que Eastwood considerase mantener la actuación y la dirección como dos funciones separadas.

"Quizás no volveré a hacer las dos cosas, al menos por ahora", dijo. "Pero también dije que no iba a actuar más y eso cambió... así que a veces sólo decís un montón de mentiras", bromeó.

Si bien no se considera un probable contendiente al Oscar, "Curvas de la vida" ya ha ganado críticas positivas. Variety destacó la química entre Eastwood y Adams como "maravillosamente justa" y Boxoffice Magazine escribió que la película está "llena de corazón, humor drama familiar, y actuaciones fantásticas".

Independientemente de cómo es evaluada la película, Eastwood dijo a la prensa que disfrutó interpretando el rol del hombre más maduro que tocó en los últimos años. Y de hecho, el trabajo no lo obligó a enfrentar sus temores internos con respecto a su propio proceso de envejecimiento.

"A cierta edad, sólo estás feliz de estar ahí", dijo Eastwood. "Tenés que ser realista sobre el lugar en el que estás en tu vida. Yo disfruté el viaje a esta etapa y tengo la intención de disfrutar el resto del viaje", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS