Escenario

"Esto es de puro guapo, nomás"

Quizás cuando a finales de los 80 decidió que le dedicaría su vida a la música y cambió la guitarra eléctrica por el bandoneón, ya soñaba con tener su propia orquesta. Hizo tango en todos los...

Viernes 11 de Noviembre de 2011

Quizás cuando a finales de los 80 decidió que le dedicaría su vida a la música y cambió la guitarra eléctrica por el bandoneón, ya soñaba con tener su propia orquesta. Hizo tango en todos los formatos posibles y mañana desde las 21 en la Casa del Tango (Costa Central y España) se dará el gran gusto de presentar la Orquesta de Carlos Quilici. El bandoneonista, arreglador y ahora director musical rosarino no ocultó su satisfacción por el debut oficial pero aclaró: "Esto está hecho a pulmón. Es una corajeada, de puro guapo nomás, como dice el tango".

La Orquesta de Carlos Quilici se formó hace un año con artistas de la Escuela de Música de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), y con dos conciertos académicos de prueba, esta noche subirá a escena con Quilici, Ignacio Claramonte y Carlos Becú en la fila de bandoneones; Briseida Alejo Ortega, Simón Lagier y Luisa Torres en la de violines; Marina Giandoménico en viola; Cecilia Zabala en contrabajo; y Sofía Cardi Bonfil en piano. Los nueve músicos estarán acompañados por el reconocido cantante rosarino Leonel Capitano. La iniciativa retoma la ya encarada por el maestro Domingo Federico a mitad de los 90.

-¿Cuál es la motivación para formar una orquesta?

-La orquesta típica es la máxima expresión del tango. Y yo tuve la suerte de tener una formación de orquesta cuando toqué con el maestro Domingo Federico. El creó una orquesta en la UNR allá a mitad de los 90 y cuando él falleció, la iniciativa se pinchó.

-¿Por qué entonces se retoma esa idea ahora?

-A raíz de que hay una camada de gente de 20 años promedio que está tocando tango. Son tanto chicos como chicas que tocan todos los instrumentos, cosa que cuando yo arranqué hace varios años atrás (se ríe) no sucedía. Eramos los únicos jóvenes que hacíamos tango. Eso está permitiendo que haya varios grupos nuevos y a mí me dio la oportunidad maravillosa de concretar mi sueño.

-Las crisis siempre obligan a achicarse ¿Por eso la iniciativa se da también en un momento especial de la economía?

-Para nosotros la cosa sigue igual. Esto es una corajeada, de puro guapo nomás, como dice el tango. Es muy difícil mantener una orquesta si no tiene un apoyo institucional, esto está hecho a pulmón. Y como recién se inicia espero que haya un largo camino para recorrer. Todo depende de que se genere laburo.

-¿No es más dificil conseguir laburo con tanta gente?

-Sí claro, pero por ahora no tengo previsto hacer giras con la orquesta. Actualmente suelo hacer dos giras una con Los Tauras y otra donde viajo solo. Después se verá porque ahora parece que la cosa está más jodida allá afuera. Se están restringiendo muchas cosas que tienen que ver con la cultura y los que organizan estas giras y conciertos también tienen que apechugar.

-¿Cómo se compone el repertorio y qué estilo tendrá?

-Está repartido entre tangos clásicos y composiciones mías, que también son clásicas porque no pretendo revolucionar nada (se ríe). Eso sale o no sale. De todas maneras,

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario