Escenario

"Este es el disco más extraño que hemos editado hasta ahora"

La banda inglesa liderada por Brett Anderson se despachó con un álbum conceptual y oscuro, que está escrito desde la mirada de un niño.

Martes 30 de Octubre de 2018

Los años 90 fueron una época dorada para el rock y el pop británico. Junto con Oasis, Blur y Pulp, Suede fue la banda que jugaba en primera en el brit pop, con discos esenciales como "Suede" (1993), "Dog Man Star" (1994) y "Coming Up" (1996). Sin embargo, tras la marcha del guitarrista Bernard Butler, el grupo liderado por el cantante Brett Anderson empezó a declinar. Siguieron sacando discos hasta 2002, y después de separaron. Tras casi una década de inactividad, Suede regresó a lo grande con el álbum "Bloodsports" (2013), al que le siguió el profundo y brillante "Night Toughts" (2016). Y ahora, ya en plena marcha, la banda está de vuelta para completar una trilogía con su nuevo trabajo: "The Blue Hour".

En una época en la que el concepto de disco completo parece en desuso y el público prefiere consumir canciones sueltas, los londinenses se despacharon con un álbum conceptual que funciona como un todo firme. Se trata de una obra oscura y solemne, con arreglos clásicos (a cargo de la Orquesta Filarmónica de Praga) y referencias góticas. Según la banda, este disco fue pensado así desde un principio. Así lo aseguró Brett Anderson a la revista Mondo Sonoro: "Nuestro disco anterior, «Night Toughts», ya lo hicimos así deliberadamente. En ese momento ya sabíamos que aquello iba en contra de la tendencia, y nos decían que debíamos hacer cosas que encajasen en una playlist, o que deberíamos poner singles al principio del disco porque sino la gente no lo iba a escuchar. Pero ese disco causó una impresión fantástica en la prensa y en los fans de Suede. Creo que hay muchísima gente que quiere un álbum en el cual poder perderse, y que no sea sólo algo para poner en el auto mientras conducís, sino que quieren algo que albergue un mundo en sí mismo y una historia propia. Así que después de lanzar «Night Toughts» y de cómo funcionó, pensamos que en este podríamos llegar tan lejos como quisiéramos: «The Blue Hour» es un disco largo, complicado, que sigue una línea narrativa. Es un disco básicamente sin singles. Pero hay un montón de gente ahí afuera a la que le encantan los discos así", se explayó.

El mundo de Suede siempre tendió al dramatismo y la oscuridad, pero "The Blue Hour" es tal vez su trabajo más oscuro. "Este disco y «Dog Man Star» tienen el mismo sentido de la paranoia", explicó el cantante. "Quería que este disco fuera algo muy crudo. Acabo de publicar mi autobiografía y he pasado mucho tiempo pensado acerca de lo que significa crecer, ser un niño... Y acabé empezando a escribir este disco desde el punto de vista de un niño. Quería escribirlo a partir de esas emociones tan extrañas: ese casi terror hacia el mundo, ese sentimiento de ser diminuto en un mundo enorme. Y sí, creo que probablemente puede ser el disco más extraño que hemos publicado hasta ahora", afirmó.

Sinatra y Scott Walker

Lo nuevo del grupo también cuenta con impresionantes arreglos orquestales, algo que no es ajeno a la discografía de la banda, pero que aquí cobra un papel relevante. "Este es un disco largo, son casi 50 minutos, y tenés que meter cambios de color o de tono para conseguir que todo eso funcione. En este caso, estoy muy orgulloso de los arreglos orquestales", señaló Anderson, y a continuación explicó: "Los de la canción «The Invisibles» son de Craig Armstrong, que es conocido por haber trabajado con Massive Attack y en las películas de James Bond. Todos los demás son de Neil Codling (tecladista de la banda). Estuve muy tentado de utilizar una orquesta que estuviera en esa línea tan rimbombante, ese tipo de orquesta que las bandas de rock suelen utilizar. Pero estuvimos escuchando mucho a Scott Walker y Frank Sinatra, y en su música había muchos arreglos intimistas y amables. Son esos arreglos muy elegantes y que no son especialmente impresionantes, de los que no te fuerzan a fijarte en ellos. Simplemente era la manera de llevar la canción a un plano diferente", detalló.

Un montón de escuchas

Los críticos señalaron que "The Blue Hour" es un disco muy ambicioso y arriesgado, que podría resultar complicado para el oyente. Y Brett Andreson está muy al tanto de esto. "Queríamos llevar esto tan lejos como pudiésemos, igual que con el álbum anterior, pero creo que éramos conscientes de que con este disco no todo el mundo iba a estar con nosotros. Es un disco difícil, pero sentía que en el anterior disco no habíamos llegado tan lejos como podríamos haberlo hecho. No creo que hagamos otro trabajo como éste. Creo que era algo que teníamos que hacer, y siempre he estado agradablemente sorprendido de lo lejos que la gente puede llegar a seguirte. Nos pasó con el anterior disco, que estaba tan alejado de las modas actuales que pensamos que la gente lo encontraría muy difícil. Y fue precisamente ese tipo de canción larga, serpenteante y que funcionaba como un concepto completo, lo que a la gente le encantó. En realidad nunca podés predecir las cosas. Siempre me impresiona cuán duro puede llegar a trabajar Suede para alcanzar ese nivel. Me encanta ese aspecto del disco, y que requiera de un montón de escuchas para descubrir todo lo que hay en él", concluyó.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});