Escenario

Esta vez los premios Gardel bailaron al ritmo del pop con Axel y Lali

El cantante de "Afinidad" recibió tres galardones incluido el de Oro, en la noche de premiación de la industria discográfica argentina.

Jueves 04 de Junio de 2015

Los mejores del rock, el pop, el folclore, el jazz, el punk y el tango se dieron cita en la gran fiesta de la música nacional. Organizada por la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (Capif), la gala de los premios Gardel a la música celebró su edición 2015 en el teatro Gran Rex de la Capital Federal a puro pop con Axel ganador de tres galardones, incluido el Gardel de oro, y Lali Espósito, quien fue la gran figura de la noche con dos. Sin sorpresas y con una clara tendencia comercial y popera, los premios pusieron su acento en la marcha por las mujeres víctimas de violencia de género "Ni una menos".

Ya en la alfombra roja se podía descifrar el dress code tácito que acataban los artistas que iban llegando al teatro de calle Corrientes entre la multitud de fans que se agolpaban en la puerta. El look "casual", de zapatos bajos, ropa oscura y poco maquillaje se multiplicó tanto en mujeres como en hombres, generando algo así como un paraíso de camperas de cuero. A excepción de algunos, claro, como Emmanuel Horvilleur, que deslumbró con un traje rojo de pies a cabeza, ¿habrá sido por el día del bombero que casualmente fue el martes?

En fin, después de una intro protagonizada por robots salió a escena Roberto Pettinato, el gran anfitrión de la noche que deslumbró con un traje dorado de los pies a la cabeza, cual estatuilla del Oscar. Petti cautivó a los artistas y al público con su lengua audaz y su sabiduría roquera ganada en sus años con Sumo. Después de presentar a Axel y Lali como las estrellas de la noche tuvo una de las grandes salidas de la noche: "Sí, la música ha cambiado". Su humor ácido sigue intacto y nadie mejor que él para conducir los premios. La co-conductora del evento fue Catarina Spinetta.

La primera en ganar fue Lali por su disco "A bailar", quien le dedicó el logro a sus fans con la alegría y el carisma que caracterizan a la chica descubierta por Cris Morena. La ahora morocha estrella del pop argentino ya había sido premiada a la tarde en la terna mejor álbum nuevo artista pop, que el año pasado había ganado la banda rosarina Indios. Calamaro fue el segundo en subir al escenario a recibir su galardón por su disco "Jamón del medio", ganador en la terna mejor disco de rock masculino. Confundido, sin saber cuál de sus dos discos había ganado, el Salmón sacó un discurso de la galera innecesariamente extenso, pero que generó la ovación de sus fans.

Otro de los grandes premios de la noche fue para Miranda!, la banda ganó el Gardel a mejor álbum grupo pop por "Safari", una producción plagada de temazos como "Fantasmas" y "Extraño". Los Illya Kuryaki and the valderramas también ganaron con "Aplaudan en la luna", en la terna mejor DVD. Mientras que Bersuit Vergarabat ganó en la terna mejor álbum grupo de rock con "El baile interior".

Rosarinos. Fue un año con un fuerte acento en los artistas rosarinos ya que fueron ocho los nominados, aunque no tuvieron suerte a la hora de cosechar premios. Jorge Fandermole y Franco Luciani fueron los únicos ganadores en la terna mejor álbum folclore alternativo por su disco "Fander" y por "Gardelerías", en la terna mejor álbum de tango alternativo, respectivamente. "Es una gran sorpresa", dijo Fandermole en exclusiva para La Capital. "Este premio nos da mucha alegría por ser de un sello independiente, lo comparto con los músicos que hicieron este disco posible", expresó el artista.

Mamita Peyote no pudo contra Gondwana y Dread Mar I, quien se llevó el premio, en la categoría mejor álbum de reggae y música urbana. Fito Páez tampoco tuvo una noche de suerte, no ganó con su disco "Rock and Roll Revolution" en la terna mejor álbum artista de rock, una categoría muy extraña porque competía contra una doble nominación a Andrés Calamaro por sus discos en vivo "Pura sangre" y "Jamón del medio". El Salmón ganó. La bella Evelina Sanzo tampoco pudo con Lali Espósito en la terna mejor artista pop, aunque ni la mismísima Beyoncé podría lidiar con la ex Casi Angeles en el momento más explosivo de su carrera.

"Tu gloria", de Coti Sorokin, que aspiraba a canción del año no logró superar a "Afinidad" de Axel, como era de esperarse, mientras que Juan Carlos Baglietto y Silvina Garré también volvieron con las manos vacías ya que perdieron en la terna mejor álbum artista canción testimonial y de autor, entregada por Lisandro Aristimuño.

Los shows en vivo estuvieron en manos de Axel, el Chaqueño Palavecino, Bersuit Vergarabat y de Lali, que transformó el teatro en una pista de baile a merced de los flashes y el baile desenfrenado.

Tanta fue la locura por Lali y Axel que cada artista que subía al escenario gritaba sus nombres para que el público los aplaudiera. Menos Valeria Lynch, la reina de "Me das cada día más", que ganó el primer Gardel de su carrera en la categoría mejor álbum artista romántico melódico.

Oro. El fenómeno axeliano merece un párrafo aparte. Pocas veces se vio a un artista con tanto carisma como él, poseedor de una bondad y humildad infinitas. El cantante recibió tres Gardel por mejor canción del año ("Afinidad"), mejor álbum artista masculino pop ("Tus ojos mis ojos") y por álbum del año que le dio el Gardel de Oro. "Este es el premio más importante de mi carrera", dijo Axel y continuó: "Se lo dedico a mi esposa, estoy por ser papá de un varón, y a mis hijas que me cambiaron completamente", dijo y se quebró hasta las lágrimas. Claramente, el caso de Axel encaja en aquella frase que dice "lo que eres grita tan fuerte que no oigo lo que me dices". El artista atraviesa su mejor momento profesional pero no personal, ya que su madre se encuentra internada en terapia intensiva desde hace varios días. "Estos últimos días estoy viviendo emociones muy fuertes. Mi carrera se construyó a base de esfuerzo, nunca imaginé estar acá. Nos rompemos el orto trabajando para llevar un buen mensaje a la gente", expresó Axel a La Capital.

Sandro ganó el Gardel de Oro en el 99, mientras que Calamaro y Cerati lo ganaron dos veces, al igual que Abel Pintos que se lo llevó dos años consecutivos; en 2013 y 2014. Para aquellos que se preguntan ¿cuándo fue la última vez que este galardón fue ganado por una mujer? Fue en el 2000 en manos de la inmortal Mercedes Sosa, la única y última vez. Como diría Karina Jelinek, lo dejo a tu criterio.

Faltó rock, pimienta y descontrol. Faltó la actitud de los roqueros de elite como Charly, Spinetta, Cerati o Pity Alvarez, así como el glamour de las mujeres roqueras.

Cuando el reloj marcó la 1 de la madrugada y en el escenario se apagaron las luces, los artistas salieron en retirada. Afuera, la calle Corrientes estaba desolada y la multitud que abandonaba el teatro comenzó a dispersarse, mientras el Obelisco observaba inmutable bajo el reflejo de la luna menguante. Habrá que esperar hasta el próximo año por las nuevas canciones. El final de la noche dejó un sabor de alegría por los que ganaron, pero en simultáneo, las ausencias se sintieron más que nunca. En el viento se oyó una voz que sobrevolaba sigilosa pero más intensa que nunca y que repetía "todo es mentira, ya verás, la poesía es la única verdad, sacar belleza de este caos es virtud, ¿o no?".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS