Escenario

Esa semilla que nunca dejará de germinar

Sábado 31 de Agosto de 2019

La frase se leyó una y otra vez. Parece una cita tan temida como la llegada del apocalipsis para los creyentes, o el dólar a 100 pesos para los economistas. El primer indicador de que "el rock ha muerto" se basa, según los agoreros de turno, de que no hay nuevos Beatles, ni Stones, ni Led Zeppelin y Deep Purple; y que en el plano argento no aparecen otro Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, ni Pappo, ni Charly, ni Luis, y así. También se suma el tema de la industria, la caída de discos -que ya casi son parte del pasado- o la baja en las recaudaciones de las giras internacionales, sumado a cómo han crecido los jóvenes traperos en el mundo, con millones de seguidores en Instagram y no sé cuántos ceros más en visualizaciones en YouTube. Todo muy lindo, pero a la hora de la verdad la frase "el rock ha muerto" es falsa. Porque si hoy un trapero la rompe en las redes es porque antes Jimi Hendrix alguna vez quemó una guitarra en un escenario, como ocurrió en el Festival de Monterrey en 1967. El rock dejó de ser un género musical para convertirse en concepto y eso es lo que sobrevivirá a varias generaciones. El rock nunca morirá, simplemente porque es una semilla que no deja de germinar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario