Escenario

"Es una pena que ya no se hagan más películas sobre las relaciones humanas"

Rob Reiner, director del clásico "Cuando Harry conoció a Sally" protagonizado por Meg Ryan y Billy Cristal, explicó por qué esta historia de amor todavía sigue vigente.

Lunes 15 de Abril de 2019

La inolvidable comedia romántica "Cuando Harry conoció a Sally" cumple tres décadas este año, y sus protagonistas lo celebraron con una ostentosa fiesta para inaugurar la 10ª edición anual del Festival de Cine TMC Classic. El director Rob Reiner y las estrellas Billy Crystal y Meg Ryan asistieron al evento en el corazón de Hollywood.

Aunque muchas cosas han cambiado en la meca del cine desde que la emblemática película se estrenó en 1989, los diálogos y verdades presentados en el filme han logrado superar la prueba del tiempo. Esto se debe a que en la película confluyeron los talentos de la fallecida guionista Nora Ephron ("Sintonía de amor", "Tienes un email"), el realizador Rob Reiner ("Cuenta conmigo", "Esto es Spinal Tap") y la pareja perfecta: Meg Ryan y Billy Cristal, dos actores de comedia que estaban pasando por su mejor momento.

La historia que ya es un clásico sigue las andanzas de dos personajes: Harry Burns y Sally Albright, dos estudiantes universitarios que se conocen por casualidad, cuando ella se ofrece llevar a Harry de Chicago a Nueva York en su auto. Durante el viaje hablan sobre la amistad entre personas de diferente sexo y sus opiniones son absolutamente divergentes: mientras que Harry está convencido de que la amistad entre un hombre y una mujer es imposible, Sally cree lo contrario. En Nueva York cada uno hace su vida y trata de encontrar un amor. Pero un día coinciden casualmente en una librería y de a poco comienza a nacer una amistad. Una amistad que con el paso del tiempo dará lugar al amor romántico, más allá de las múltiples diferencias que hay entre ellos.

Embed

The Associated Press conversó recientemente con Rob Reiner sobre la película y el secreto para hacer una buena comedia romántica.

—Algunas de sus películas exitosas ya han cumplido 30 años ("The Princess Bride", "Cuenta conmigo"), así que este no es un nuevo hito para usted pero, ¿no lo hace este aniversario reflexionar de alguna manera?

—Me hace viejo. Eso es todo lo que me hace (risas). Es realmente genial que la película esté inaugurando el Festival de Cine TCM Classic. Uno hace una película y no sabe si pasará la prueba del tiempo o si a la gente todavía le gustará. Cuando uno hace algo que la gente sigue disfrutando es increíble.

—¿Por qué cree que "Cuando Harry conoció a Sally" continúa resonando?

—Todo lo que puedo hacer para responder eso es mirarme a mí mismo y tratar de descifrar cómo pienso como hombre. Existen ciertas cosas universales que los hombres atraviesan. Yo estaba trabajando con Nora Ephron — ella trajo la perspectiva femenina a la mezcla— e hicimos que parte del proceso creativo fuera decir lo que de hecho ocurre entre hombres y mujeres. No se trata del encuentro lindo o de poner obstáculos entre amantes para que luego se reencuentren, sino de lo que ocurre realmente entre hombres y mujeres. Esa fue la verdadera motivación para mí. Yo había estado casado 10 años y fui soltero 10 años, y estaba haciendo un desastre de mi vida romántica (risas). Seguía preguntándome, ¿cómo funciona esto? ¿Cómo un hombre y una mujer se juntan? Comencé a pensarlo y hablé con Nora, a ella le gustó la idea y empezamos a trabajarla. Creo que la gente ve algunas verdades básicas sobre los hombres y las mujeres cuando mira la película.

—Creo que acaba de describir por qué tantas comedias románticas no funcionan...

—Para mí las mejores comedias son aquellas que son extensiones de la vida de los cineastas.

—Es interesante que no se haya hecho una remake de ninguna de sus películas. Seguramente alguien lo habrá intentado...

—Me han preguntado sobre ésta. Dicen, "¿por qué no hacés una secuela? ¿Dónde están Harry y Sally ahora?". Me han preguntado sobre "Spinal Tap", sobre "Princess Bride" y otras. Pero para mí es como que ya las hice. Mi mente está en otro lugar ahora. Y sea lo que esté pensando en este momento eso es lo que estoy tratando de expresar.

—"Cuando Harry conoció a Sally" contribuyó a un renacimiento de la comedia romántica. ¿Por qué cree que el género dejó de estar de moda por un tiempo?

—No sé por qué. Para mí la danza que ocurre entre hombres y mujeres es eterna, es el baile del apareamiento. Eso es lo que hacemos. Los estudios están haciendo cierto tipo de filme y básicamente son un gran evento: películas tipo franquicia con muchas imágenes generadas por computadora y acción y ese tipo de cosas. Y no están enfocados realmente en dramas humanos o comedias románticas o dramas legales. Los únicos que están haciendo este tipo de cosas son los cineastas independientes, y es muy difícil hacer una película honesta sobre lo que sucede. En este momento, si fueras un cineasta joven y quisieras hacer una película romántica, comedia o lo que sea, hay mucha fluidez de género y fluidez sexual, y todos esos elementos tendrían que ser parte de eso, me parece, para que alguien se interese. Pero no las podés hacer en los grandes estudios, ellos no hacen este tipo de películas. Las únicas comedias medio románticas tienen clasificación R (en EEUU esto requiere que los menores de 17 años vayan al cine acompañados por sus padres). Y esto es una traba para la producción de este tipo de películas. Es una pena que ya no se hagan películas sobre las relaciones humanas.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});