Escenario

"Es una película muy necesaria en mi país, y también en Argentina"

El director Rob Marshall dijo que "El regreso de Mary Poppins" es su filme "más personal". También recordó con afecto su trabajo en Buenos Aires.

Lunes 28 de Enero de 2019

en el set. Rob Marshall y Emily Blunt, como la niñera Mary Poppins.

Rob Marshall, el director del filme "El regreso de Mary Poppins", aseguró que su nueva obra es una película "muy oportuna para el mundo" actual porque entrega "esperanzas", además de ser su filme "más personal".

Marshall, quien tiene una extensa carrera en cine y en musicales y una nominación al Oscar por su dirección en "Chicago", fue elegido por Disney para "El regreso de Mary Poppins". En diálogo con Télam, el cineasta explicó por qué se siente íntimamente ligado a ese filme y recordó su experiencia de haber trabajado en Argentina.

"Creo que esta película es muy oportuna para el momento que se vive en el mundo; es una película muy necesaria en Estados Unidos, aunque pienso que en Argentina también", dijo Marshall sobre el filme que ya se encuentra en las salas y que es una secuela del clásico "Mary Poppins" de 1964.

Con respecto a la Argentina, Marshall comentó que lo une una relación de cariño dado que hace 20 años, realizó la producción de coreografía de "El beso de la Mujer Araña". La obra escrita por Terrence McNally, está basada en la novela de Manuel Puig y se estrenó en 1995 en Buenos Aires con la dirección de Harold Prince.

"Fue un trabajo que me gustó mucho hacer, con gente realmente muy acogedora", sostuvo el director de filmes como "Piratas del Caribe: Navegando aguas misteriosas" o "En el bosque", además de los musicales "Nine" y "Chicago".

En cuanto a "El regreso de Mary Poppins", Marshall dijo que se tomó el trabajo como un desafío no sólo profesional, sino también personal dado que, señaló: "La película la había visto a los cuatro años y era una de mis favoritas. Una de las cosas que me impulsó a aceptar a hacer la secuela fue mi necesidad de que sea fiel al espíritu de la original".

En esta nueva entrega, 54 años después de la dirigida por Robert Stevenson y protagonizada por Julie Andrews, Poppins regresa ayudar a quienes en su momento fueron sus pupilos y que ahora ya son adultos. Como en la cinta de 1964, el carisma de la fantástica niñera deberá superponerse a una tragedia familiar.

"No quería que Mary cantara como una niña ni como una estrella pop. Debía mantenerla dentro del género para que sea reconocible. Es algo similar a lo que sucede con «Star Wars»: tenés que estar seguro de que estás dentro del mismo universo, de la misma historia y con los mismos personajes", comentó.

—¿Cómo fue el proceso para mantener el espíritu de la original?

—Primero de todo, tuve mucho cuidado en cómo elegí a mi equipo. Buscamos un balance entre lo tradicional y lo nuevo. Otra cosa que muy estimulante fue el de crear la música, algo que no había hecho antes y como queríamos algo realmente original, fue una de las primeras cosas que hicimos.

—Teniendo una fuerte presencia musical, ¿qué herramientas que usó en "Chicago" trasladó a Mary Poppins?

—Crear una película musical es algo muy difícil, por lo menos para mí. Hay que prestar mucha atención en cómo las canciones se meten dentro de la historia. Cuando eso no pasa, uno se da cuenta de cómo las escenas y hasta el sonido están como metidos a presión. Puedo decir que mi trabajo en "Chicago" me sirvió para entender cómo hacer eso en una película, pero yo ya venía con una experiencia en teatro. Todo se trata de que las canciones cuenten la historia. No es un trabajo de canciones e historia por separado.

—¿Cómo hizo para actualizar a un personaje de los 60 sin desvirtuarlo?

—En los 60 ya era fuerte, inteligente y mágica. Ya era una mujer moderna, que tomaba el control de todo (risas). Eso es algo que amo de este personaje, realmente es atemporal.

—Mary Poppins también invita a mantener viva la imaginación y el espíritu de aventura de los niños. ¿Eso le pasó a usted también?

—Esta es la película más personal que hice. Mary le agrega vida, esperanza e imaginación en una de las etapas más oscuras de la vida de alguien y eso está muy cerca de mi filosofía de vida. Puede sonar a algo trivial, pero el sentimiento de sorpresa y de disfrutar es lo más importante para mi. Es el enfoque que le dan los niños, el de levantarse todos los días con esperanza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});