Escenario

"Es un show muy lúdico: esta vez soy yo parado frente a todos"

El humorista actuará en el Broadway a partir del jueves próximo con su espectáculo "Bossi Master Show".

Sábado 28 de Abril de 2018

Para ser un buen imitador no sólo hay que ser buen observador, investigar y analizar al personaje que se quiere lograr, practicar una y otra vez los variados ejercicios para desarrollar habilidades teatrales y de expresión, tanto corporal, vocal y de mímica, sino que también es importante buscar lo que la gente captó o recuerda de esos personajes y qué fibra sensible tocó en ese público al que se intenta llegar, para conectar con lo que la comunidad lleva en la memoria. Y es Martín Bossi quien logró reunir todas estas condiciones hace ya más de una década, en la que se convirtió en uno de los imitadores y humoristas más reconocidos de la Argentina. Los próximos jueves, viernes y sábado llega al teatro Broadway (San Lorenzo 1223) con "Bossi Master Show", una nueva catarata de personajes, humor y la música como novedad.

 "Es la segunda parte de «Big Bang Show» y es un espectáculo estreno total, donde hay una banda de quince músicos y donde empezamos tocando el piano, que fue un desafío muy grande para mí: estuve dos años practicando una canción llamada "Music", de John Miles. Es un show en el que hablamos de la música del pasado, de la música del presente y en los primeros veintitrés minutos contamos la historia de la música, desde Kiss, Jim Morrison, Los Beatles, Los Rolling Stones, Bob Marley, Steve Wonder y muchos otros", explicó Bossi.

 La música lo acompaña desde siempre y, según el actor, con este nuevo show quiere trasmitirle al público que vive a través de la música, además de la actuación. "La música me marcó y en este espectáculo también rendimos homenaje a grandes de nuestra cultura musical como Facundo Cabral, Luis Alberto Spinetta, Gustavo Cerati y Pappo", detalló.

Es que la música no sólo atraviesa a Bossi durante este show, sino que es algo que lo fue acompañando en diferentes etapas, como una banda de sonido de su vida. "Yo escuchaba mucho a Los Parchís, imagínate tengo 43 años y el primer disco que me regalaron fue el de Los Parchís, que vi todas sus películas. Después me pasé a Menudo, Magneto, escuchaba a Cae, mucho a Erasure y de ese estilo. Luego me metí con el rock nacional, con Fito Páez, Baglietto, García, Cerati, Los Abuelos, Virus... conocí a Gustavo Cerati en un bar, un año antes de que partiera, de que « se nos adelantara » como dicen los mexicanos. Conozco al hermano de Moura, a Marcelo; es fundamental la música en mi vida", explicó el imitador.

"Bossi Master Show" es un homenaje también a los capocómicos argentinos como Calabró, Minguito y los míticos Olmedo y Porcel. "Interpretamos a aquellos que no pudimos hacer en el show anterior, Carna está maravilloso como Jorge Porcel, porque esta vez elegimos no interpretar a Javier Portales, que lo hicimos anteriormente. Ya lo dije una vez, el público siempre se renueva y es una emoción hacer a Olmedo en su tierra, es muy fuerte para mí y para la gente que no lo vio los invito, porque creo es la última vez que imito al Negro. Haciendo temporada en Mar del Plata noté que lo quieren mucho en el interior".

"¿Qué sería el interior? Quiero decir, para otras ciudades que no sea en Buenos Aires donde yo habito hay mucha emoción de ver a Olmedo con Porcel, porque es una dupla que hizo reír mucho a este país, es una emoción muy grande", reflexionó Bossi.

La historia mantiene un hilo conductor con el espectáculo anterior de Bossi, "Big Bang Show". Allí, el Negro Olmedo sale a caminar por calle Corrientes una vez más, a la salida del teatro porteño Astral, como lo hizo tantas veces junto a Javier Portales. La diferencia es que se cruza con estatuas que van cobrando vida como Tato Bores, Calabró y el mismísimo Jorge Porcel. "Todos los amigos del Negro aparecen esa noche, primero contamos la historia en una pantalla, para terminar sobre el escenario juntos Olmedo y Porcel", detalló el actor, que estará acompañado por el cómico Jorge "Carna" Crivelli. Además, cuenta con tres cantantes y veinte artistas en escena, con guión y dirección de Emilio Tamer y Manuel Wirtz.

En especial, "Bossi Master Show" es un espectáculo que, al margen de ser musical, le permitió al imitador estar parado delante de la gente por más de una hora, en un ida y vuelta con el público. "Es un show muy lúdico, esta vez soy yo Martín Bossi parado frente a todos, la gente me lo fue permitiendo cada vez más y creo que lo disfruta. Es más, mi socio Diego pone ahora en las redes una nota mía a cara limpia y tiene más visualizaciones que un personaje o que una imitación. La imitación es un recurso más y la gente lo celebra, pero en el show hacemos comedia, comicidad, stand up y la gente lo celebra de la misma manera. El tema es hacer divertir a la gente de diferentes formas y punto. Del resto, yo no nací sabiendo, estoy tratando de aprender, y cada vez que voy aprendiendo lo muestro en el escenario", explicó el imitador, oriundo de Lomas de Zamora, quien antes de dedicarse a la actuación jugaba al tenis y estudiaba Comunicación Social. En "Bossi Master Show" estará casi dos horas haciendo stand up, comedia, utilizando recursos del teatro y de la música y usando máscaras en un show dinámico que incluye visuales, "con la única intención de hacer reír a la gente". El comediante aseguró que el teatro está pasando por un buen momento y observó que "está muy sano el ambiente". Agregó que no es un gran vendedor de sus espectáculos, pero que le gustaría que lo vayan a ver porque "este es un show que unifica, en un momento en que estamos tan separados".

Imitaciones mundiales. Maradona, Messi y Ronaldo son algunos de los personajes del universo futbolero que Martin Bossi recreó para la señal FOX y fue noticia que, junto con Adrián Suar y Nico Vázquez formarán una delantera imbatible del humor en un late night show pronto a ver la luz. Además, como primicia, el imitador adelantó que FOX International lo contrató para hacer "La serie del Mundial", que saldrá para toda Latinoamérica unos diez días antes de comenzada la Copa del Mundo. "Voy a hacer a todos los personajes del futbol en tono de comedia; te adelanto: Maradona entra a la FIFA y se roba la copa, a partir de ahí surge la trama. En la serie también está el Papa, a quien en pleno verano estuve ensayando, a los gritos pelados como habla y con el vestuario puesto. Soy «francisquista» lo admiro mucho y lo imito con todo respeto".

Martín Bossi es reconocido hincha y fanático del Club Los Andes y aseguró que más que opinar, prefiere rezar. "Hoy todos somos técnicos, en mi caso vi campeón a Maradona en el 78, era niño pero tengo algún recuerdo. Ahora estamos todos deseando que levante la copa Messi, sobre todo los más chicos. Messi es un ejemplo, a veces me enojo, pero Lionel es un genio, es un ejemplo además con su familia y con sus principios. Acá los hinchas de Newell's lo deben querer, los de Central seguro también. El tipo excede las banderas. Claro que nos calentamos todos y le pedimos goles y la copa, uno putea con amor. Pero es un genio y maneja su vida muy bien, con perfil bajo y hay que brindar por ese tipo de personas".

En esa línea se mantuvo el actor, que no sólo es muy querido en el mundo del espectáculo, sino también en el del deporte. Con perfil bajo y aires de "chico de barrio", Bossi consolidó su carrera, llegó a los grandes teatros y ganó premios Martín Fierro, Estrella de Mar,

Ace y Hugo. "Soy un escapista, en quince años de carrera me he divertido mucho y no le generé expectativa a los paparazzi, ni me andan persiguiendo a ver si ando con la China Suarez. Ojo, me gustaría, ¡es linda! No voy por ahí haciéndome el divo, soy un tipo re tranquilo, me ves por la calle con chicas o con amigos y nunca cuento cosas de mi vida porque no es necesario", explicó. En este sentido, Martín aseguró haber sobrevivido en el medio, sin alterar demasiado su privacidad. "Mi primer almuerzo en Mirtha Legrand fue en el 2005, mi debut en la televisión fue en 2002 y era otra tele, no era tan agresiva, no se metía tanto con la vida privada y no había tanta rispidez. Por suerte he tenido buena onda con la prensa, la prensa siempre fue parte de mi sueño de actuar, me han tenido piedad y paciencia".

Sincero, Martin Bossi reconoció no estar en pareja y que busca algo especial. "Uno no está solo nunca, decir eso es mentir. Al momento no estoy casado, no tengo hijos, ¡creo! Si aparece alguno me hago cargo, mi mamá siempre me dice que un día me va a aparecer alguno por ahí. No estoy oficialmente de novio y no creo tanto en la palabra novio. Ando en busca de una socia, algo no tan formal, quizás para estar toda la vida. No me va eso de « mi novia », de atarse a otro y decir « vos sos mía ». No me gusta la propiedad privada para los seres humanos y respeto todas las formas de amar. Ando buscando amor siempre, pero nada formal". Fiel a su estilo, el imitador preguntó por el rio y por las chicas rosarinas, deseando salir a correr para poder apreciar ambas destacadas cualidades de la ciudad. "A Rosario la veo hermosa, ayer volví de Mendoza, yo quiero a mi país y soy muy criollo. Voy a los comercios de barrio y compro ahí, cuando la gente viene al teatro me muero de amor. Es mi país, amo cada rincón. Preferiría no emitir una opinión sobre política; me parece que tanto peronistas, radicales, de Boca o de River, de derecha o izquierda, socialistas, macristas, unitarios o federales, todos y cada uno, si tenemos los ojos bien abiertos y somos sensatos y podemos sacarnos los ideales, creo que el 90 por ciento coincidimos con lo que estamos viendo, y lo que estamos viendo es muy claro. Punto y aparte".

Cuentas pendientes

En 2014 se daba a conocer la película del Negro Olmedo, con Martín Bossi en la piel del reconocido capocómico. Sin embargo, el proyecto no prosperó. La cinta estaba dirigida, guionada y producida por los hijos del fallecido artista, Mariano y Marcelo Olmedo. La filmación había comenzado en mayo de ese año en nuestra ciudad y se habían visto imágenes de Bossi caracterizado como Olmedo. Según trascendió, fue por problemas económicos que no continuó el proyecto. En palabras de Bossi: "La película del Negro al final no se terminó de hacer, yo ya estaba pelado y me preparé mucho para ese papel. En Rosario hicimos una conferencia de prensa y vine a ver a la hermana de Alberto, a los amigos, me reuní con los hijos que eran los productores y directores quienes me abrieron las puertas amorosamente. No tengo ningún problema con los chicos, fueron divinos conmigo. Me da pena que no continuara el proyecto. Vine a investigar y lo estudié mucho al Negro Olmedo. Todos llevamos algo de Alberto dentro, ¡tuve que sacar al Olmedo que hay en mí!".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario