Escenario

"Es liberador dar vida a un rol que está alejado de mi personalidad"

Paola Krum dijo que su personaje de Mariana en "El elegido" no es propio de su carácter La actriz volvió a la televisión después de su éxito, también con Echarri, obtenido con "Montecristo"

Viernes 18 de Febrero de 2011

La ira es el pecado capital que identifica a Mariana, el personaje que protagoniza Paola Krum en "El elegido": "No es propio de mi carácter, por eso es muy liberador hacer a una Mariana totalmente alejada de mi personalidad", aseguró la intérprete, a quien los televidentes están acostumbrados a ver en roles menos aguerridos.

Mariana quiere saber quién mató a su padre, un gran defensor de los derechos de los pueblos originarios, y por qué sucedió ese trágico suceso. Sólo por eso soporta integrar un buffette de abogados perversos y de alta complicidad con el poder político y compone a una abogada tan dulce como obstinada.

Distanciada de los papeles que venía haciendo, la actriz regresó a la pantalla chica luego de la exitosa "Montecristo" (2006), que la había consolidado como la compañera ideal de Pablo Echarri en la ficción, luego de trabajar juntos en varias oportunidades en tiras no tan fuertes como las más recientes.

Paola Krum contó que el nacimiento de su hija Eloísa, de dos años, la impulsó a estar alejada de los medios por un tiempo para poder redescubrir el placer de actuar.

Vida privada. "Disfruto mucho de estar con mi hija, de hecho estuve con ella este tiempo por elección y fue muy placentero. Lo pasé bomba parando un poco, tuve la posibilidad de hacerlo porque trabajé toda la vida y porque mi marido (el actor Joaquín Furriel) estaba trabajando", expresó Krum.

La actriz confesó que hasta le demandó un poco de esfuerzo volver al ruedo y que incluso le hubiera gustado quedarse en su casa. "De todas maneras, ahora que empecé a trabajar redescubro cuánto placer me daba actuar. Es más, creo que ahora disfruto más que antes", sostuvo.

La actriz reflexionó que “cuando tenés un hijo todo se reordena y lo más importante pasa a ser tu hijo, entonces ir a trabajar es como un recreo porque te alejás de las cosas importantes y, en el caso de este trabajo, te metés en otro mundo, en la historia de otra persona”, remarcó en alusión al personaje de Mariana.

La trama de la tira —escrita por los experimentados Gustavo Belatti y Adriana Lorenzón— está atravesada por los siete pecados capitales y el personaje de Krum representa a la ira, un rasgo que, en su vida personal, es, según sus palabras: “Mi último recurso”.

En relación a la experiencia de volver a compartir escenas de amor con Echarri, Krum aseguró que “es muy es fácil trabajar con él, tenemos mucha química y nos entendemos a la perfección”, disparó en una frase manida pero no por ello menos cierta.

Rating enfermo. En cuanto a la dura pelea por el rating, la intérprete dijo que aunque es difícil abstraerse, prefiere no estar atenta a las cifras porque “te va enfermando”. La actriz dijo que no está de acuerdo con aquellas producciones capaces de barajar y dar de nuevo en una historia, con el sólo propósito de subir al podio del rating. “Me parece importante no salirse de lo que uno haciendo por el sólo hecho de la competencia, no transformar las cosas para ganar”, destacó.

En ese sentido, admitió que “es inevitable” pensar en la competencia con “Herederos de una venganza”, el culebrón de El Trece emitido a la misma hora que “El elegido”. “Estaría bueno que cada uno tenga su horario y su público. Son propuestas absolutamente diferentes”, dijo con conocimiento de las reglas del juego en el prime time de la televisión.

“Hay mucha ficción y me gustaría que sea un muy buen año para las ficciones nuevas. Lo ideal sería que todos los programas encuentren su público y que ninguno se tenga que bajar”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario