Escenario

"Es fácil estancarse en el lado negativo, pero yo siempre tengo esperanza"

Dave Grohl, el líder de la exitosa banda, contó cómo nació el álbum más psicodélico del grupo, "un cruce entre Los Beatles y Motorhead"

Martes 17 de Octubre de 2017

Después de tres años, Foo Fighters volvió a las bateas con "Concrete And Gold", el disco más psicodélico de la banda que ya lleva más de dos décadas de carrera en la cima del rock. Según el líder del grupo, el carismático Dave Grohl, el nuevo álbum es "la versión del «Sgt. Pepper» de los Beatles hecha por Motorhead". La definición no podía ser más ajustada. El disco combina el sonido lisérgico del rock y pop de los setenta (Beach Boys) con la potencia de Led Zeppelin. "Concrete And Gold" tiene guitarras distorsionadas, capas de sonidos, voces e instrumentos procesados y melodías pop con estribillos épicos.

El disco es una obra más compleja en arreglos, y esto también es mérito del productor Greg Kurstin, conocido por sus trabajos con Adele, Katty Perry, Red Hot Chili Peppers, Lily Allen y, más recientemente, lo último de Liam Gallagher y Beck. Además cuenta con invitados de lujo como Paul McCartney, Justin Timberlake, Lady Gaga, Jason Bonham (hijo de John Bonham, baterista de Zeppelin) y Alison Mosshart (The Kills).

"Estuvimos componiendo bastante música y varios demos, pero no teníamos letra para ninguna. Tengo tres niños en casa y era un caos todo el tiempo, mi día a día era una locura y además nunca tenía tiempo, nunca hay suficiente tiempo. Fue entonces que le dije a mi esposa: «Voy a alquilar una casa en el campo por una semana, porque necesito escribir»", contó Dave Grohl a la revista "Warp" sobre los comienzos del disco. "Tomé mi guitarra, un micrófono, una caja de vino y me fui a este lugar, armé un pequeño estudio de grabación en la sala y me puse a cantar, a cantar sin lápiz ni papel, sólo con unas ideas, y la canción «Concrete And Gold» fue la primera que salió. Ya era tarde, había tomado mucho vino, solamente cantaba, en realidad no estaba ni pensado, no había filtro alguno", confesó.

La letra de "Concrete And Gold" dice: "Tengo un motor hecho de oro/ Algo tan hermoso/ El mundo nunca sabrá/ Nuestras raíces son más fuertes de lo que creés/ Desde abajo del cemento vamos a crecer...". "Amo la idea de una imagen con algo natural como un árbol que rompa algo artificial como el cemento en una calle o en una vereda para crecer, porque al final el propósito de la vida es crecer y expandirse", explicó el cantante. "Con todo lo que pasa en el mundo, en este país (Estados Unidos), puede ser deprimente y hasta asfixiante si te olvidás de ver todo el contexto y te clavás sólo en una parte. Es fácil estancarse en el lado negativo de las cosas, pero yo siempre tengo esperanza", aseguró.

"Me estaba volviendo loco"

Foo Fighters entró en un paréntesis a fines de 2015. Dave Grohl se rompió el peroné y varios ligamentos y debió ser operado. El cantante y ex baterista de Nirvana terminó el resto de la gira de "Sonic Highways", el disco anterior, sentado en una especie de trono gigante. Después del tour, el inquieto Grohl logró dejar de trabajar por seis meses. "Concrete And Gold" fue concebido, justamente, durante ese período "de descanso".

"Mi pierna está mucho mejor, de hecho ya estaba bien cuando empecé a trabajar en el álbum", contó. "Al final de ese tour, después del accidente de mi pierna, estaba física y emocionalmente exhausto, sobre todo porque las tres horas que duraba el show lo pasaba increíble, pero las otras 21 horas me frustraba no poder hacer las cosas que quería. Entonces le dije a los miembros de la banda y a mi equipo que tenía que irme a casa a asegurarme de que la pierna mejore. Dije: «Me voy a descansar un año. Nada de Foo Fighters. Incluso no quiero ver ni la guitarra»", recordó.

Pero este parate duró menos de lo esperado. "Tiempo después me di cuenta que la música me ayuda, me sana, es lo que me hace sentir vivo", reconoció el cantante. "Pasaron seis meses y ya me estaba volviendo loco. Me dejé crecer la barba, todo el día andaba en pijama y no salía de la casa. Entonces me puse a componer, a bosquejar algunas canciones. Hice demos yo solo y cuando tenía 12 canciones se las mandé a los miembros de la banda. Nos pusimos a trabajar en secreto en este álbum. Nadie sabía lo que estábamos haciendo", relató.

En "Concrete And Gold" Dave Grohl se propuso desarrollar ideas que no se puedan reproducir fácilmente en vivo. "Pensé: «¿Por qué no podemos probar hacer un disco que nos cueste de verdad llevar al escenario?». Y mi respuesta fue: «Que se jodan. Lo vamos a hacer de todas maneras»".

Este 2017 ha sido muy duro para el rock. Recientemente se han ido íconos como Chris Cornell (de Soundgarden) y Chester Bennington (de Linkin Park). Los dos se suicidaron, al igual que Kurt Cobain, el otrora líder de Nirvana y compañero de Grohl. "Este ambiente no es divertido. Yo les digo: «¿Quieren que les cuente toda la mierda que yo he visto de esta gente que se enganchado con las drogas, que no salían de depresiones?». Es una puta mierda", afirmó. El cantante y guitarrista apuntó además la importancia de saber que su papel de estrella de rock no le hace tener ninguna responsabilidad con nadie. "Cuidar de mi familia, de mis hijos, de mi entorno, de mí. Ver que todo eso está bien. Esa es mi única responsabilidad. Y la música me funciona con eso", aseguró.

otra vez en marcha. Después de un paréntesis debido a una operación del cantante, Foo Fighters comenzó una gira que los traerá a la Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario