Escenario

Ensayo cinematográfico sobre cómo las ideas pueden matar el amor

Italia. Mediados de la década del 60. Efervescencia política y transformación social. En la ciudad de Latina, cercana a Roma, se cuece a escala provinciana una nueva forma de entender el mundo. El premiado director Daniele Luchetti eligió mostrar las transformaciones que tenían lugar en su país en ese momento en "Mi hermano es hijo único", filme que se estrena hoy en Rosario.

Jueves 16 de Octubre de 2008

Italia. Mediados de la década del 60. Efervescencia política y transformación social. En la ciudad de Latina, cercana a Roma, se cuece a escala provinciana una nueva forma de entender el mundo. El premiado director Daniele Luchetti eligió mostrar las transformaciones que tenían lugar en su país en ese momento en "Mi hermano es hijo único", filme que se estrena hoy en Rosario.

El filme es definido, según se adelanta, como un "drama emocional, con amplias resonancias sociales y políticas". La trama narra las aventuras de dos hermanos en una pequeña ciudad de la Italia de los años 60 y 70, peleando por cuestiones de política y por una misma mujer.

Accio es irritable, explosivo y problemático, y encara cada conflicto como si fuera una guerra para desesperación de sus padres. Su hermano Manrico es carismático y querido por todos, aunque bajo la superficie es igual de peligroso. Mientras atraviesan las vicisitudes de 15 años de historia italiana, estos dos hermanos comienzan a ver sus diferencias.

El país está inmerso en un proceso de de transformación social y económica. Accio decide unirse a un partido neofascista para irritar a sus padres; también está intentando impresionar a Francesca, la novia de su hermano mayor, Manrico, que se constituyó en el líder de la facción política de izquierda. El enfrentamiento entre hermanos se muestra paralelo a los choques violentos aumentan entre los bandos en pugna: el liberal y el fascista. El filme llega precedido por el caluroso recibimiento que tuvo por parte de la prensa italiana luego de su presentación en el Festival de Cannes del año pasado en la sección Una cierta mirada, y con el respaldo con que cuenta la ascendente carrera del director Luchetti en distintos festivales internacionales.

Director, guionista y actor, Michetti debutó en cine como asistente de dirección de Nanni Moretti, en 1983. Con su primer filme como director, "Sucederá mañana", obtuvo un David di Donatello a la mejor Opera Prima y una mención en el Festival de Cannes.

Su siguiente trabajo, "La investigación", sobre un escritor a sueldo de un político corrupto, es considerado como un pronóstico del escándalo conocido como Mani Pulite, que iba a golpear a Italia el año siguiente. La película obtuvo cuatro premios David Di Donatello.

El director explicó sobre el proceso que terminó dando forma al filme: "Este film implicó para mí un proceso de verdadero descubrimiento, de exploración y de cuestionamiento, como nunca antes había experimentado en mi vida",afirmó Lucchetti y añadió: "A la vez, desde un comienzo, tuve en relación al film algunas, pocas, sólidas e indestructibles certezas".

Luego de elogiar a los actores Elio Germano y Riccardo Scamarcio para interpretar sus ideas personales, explicó: "Desplegué una historia que me involucra y que involucra a mi país" y compuso su telón de fondo con "el paisaje que pertenece a la memoria colectiva de nuestro país, desde los comienzos del siglo XX".

"El deseo no fue hacer un filme político, sino un filme donde los seres humanos hablan de política", explicó el director quien añadió que se trata de una trama que lo involucra de manera íntima.

El punto de partida para el guión fue una novela de Antonio Pennacchi "Il fasciocomunista" donde se aborda el período de 1968 y años posteriores. Sin embardo la película se orienta hacia conflictos humanos: "La lucha política está en segundo plano y en el primero está la relación entre dos hermanos que se quieren y se respetan, pero no logran dialogar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario