Escenario

"En tiempos difíciles hay que poner el hombro más que nunca"

Fátima Florez presenta su nuevo show "Fátima es mágica" el viernes y sábado en el Broadway. De la anorexia en su pasado a las imitaciones de Cristina y Michael Jackson y su deseo de ser mamá.

Domingo 21 de Abril de 2019

"¿Cómo querés ser cómica con ese cuerpo de vedette?", le cuestionaban a Fátima Florez en sus comienzos muchos productores del ambiente teatral. Hasta que, por el 2005, tuvo la oportunidad de mostrar su talento y así, dejar que los prejuicios se caigan por su propio peso.

Es que desde su debut , en 2005, hasta hoy, la imitadora no paró de arrasar: ganó dos Premios Martín Fierro (2013 y 2015) gracias a sus imitaciones en "Periodismo para Todos" y "ShowMatch", mientras que por su labor en teatro obtuvo cuatro Premios Carlos, cinco Premios Estrella de Mar y cinco Premios VOS.

Después de una exitosa temporada de verano en Carlos Paz, la actriz llega a Rosario para presentar su nuevo espectáculo "Fátima es mágica", que ya fue visto por más de 60 mil espectadores. Antes de las dos funciones que realizará el viernes y el sábado en el teatro Broadway (San Lorenzo 1223), Florez dialogó con Escenario sobre los desafíos que le propone este año de elecciones y adelantó que está preparando un show internacional que la llevará a Estados Unidos con nuevos personajes, como la doctora Ana María Polo ("Caso cerrado").

La popular artista se refirió a la actual situación que atraviesa el país: "Hay una inflación importante, pero ojalá sea transitorio y que todos podamos estar bien y llegar a fin de mes", aunque asegura que, en lo que corresponde a la venta de tickets no afectó particularmente la boletería en sus espectáculos. En el plano de su vida privada, la imitadora estrella confesó que sufrió anorexia cuando era joven, no ocultó sus deseos de ser madre y hasta reveló el porqué de su pelea con Flavio Mendoza.

—¿Cómo es tu nuevo show? ¿Qué personajes incorporaste?

—Es un show completamente nuevo. Lo estrenamos en el verano en Carlos Paz y gustó mucho porque es una propuesta muy innovadora con grandes artistas: el Mago Emanuel haciendo trucos increíbles, el actor Fernando Samartín y las imitaciones de Ariel Tarico, con quien hacemos sketches muy graciosos. Además hay bailarines, músicos en vivo, pantallas de led y grandes cambios de vestuario. En Rosario va a ser el broche de oro, ya que la gira termina ahí.

—Es un año de elecciones así que hay mucha leña para hacer fuego, ¿qué imitaciones de políticos vas a hacer?

—¡Sí! Voy a hacer un sketch de Macri y Cristina que es súper divertido y que también incluye trucos de magia.

—¿Para hacer aparecer dólares?

—Estaría bueno, ¡se puede implementar! (risas). La verdad es que quiero que el público venga a ver este espectáculo porque hay muchos personajes, como Susana Giménez, Moria Casán, Tina Turner, Michael Jackson, Jennifer López, Patricia Sosa, Thalía, Shakira.

—¿No consideraste sacar a Michael Jackson de tu obra por las revelaciones que hubo sobre su abuso sexual a menores de edad?

—No, porque lo que hago es un tributo al artista como lo hice siempre, después su vida personal es otra cosa. Como artista es un número uno, pero en su vida privada prefiero no meterme. Me siento muy cómoda con todos los personajes. Particularmente el sketch de Marixa Balli y Luis Ventura es para morirse de risa.

—Además estás haciendo personajes internacionales...

—Sí, el año pasado hice varios shows en Estados Unidos y estoy preparando personajes para seguir con los shows allá. Además voy a seguir mi gira por Uruguay, Paraguay y México. Incorporé personajes como la doctora Polo, Nati Natasha y Becky G.

——¿Alguna vez tuviste dificultades en tu carrera por ser mujer teniendo en cuenta que el rubro humorístico está liderado siempre por hombres? ¿Sufriste discriminación o abuso?

——Siempre estuve decidida en lo que me gustaba hacer en este mundo bastante masculino. Siempre tuve la suerte de estar acompañada de mi marido y es como una especie de protección para evitar situaciones desagradables, como le ha tocado vivir a mucha gente. Sobre todo cuando uno empieza, que es más vulnerable y que pueden querer hacer algún tipo de abuso. Pero sí, es complicado, sobre todo cuando empecé, que me decían: "Cómo querés ser cómica con ese cuerpo de vedette?. Y bueno, me miraban raro hasta que me dieron la oportunidad de mostrar lo que hago.

—¿Tuviste problemas de anorexia que te llevaron a pesar 40 kilos?

—Sí, fue cuando era adolescente. Entre los 16 y los 17 años. Tuve problemas con la comida y logré superarlo porque estuvo mi mamá presente, en seguida me llevaron al médico. Por suerte estaba recién empezando y no avanzó más la enfermedad. Pero siempre está latente; cuando uno tiene un problema, el estómago se cierra, así que es algo con lo que lucho toda la vida.

—¿Qué consejo le das a las chicas que tienen ese problema?

—Que no hay que tomar como parámetro lo que dicen en los medios, que tenés que medir 90-60-90 o que si no sos flaca no sos nada. Siempre hubo un bombardeo con eso, ahora ya no tanto. Creo que la familia tiene que estar muy presente, sobre todo en la etapa de la adolescencia, que es cuando el cuerpo cambia. Es una enfermedad que tiene salida y tiene cura.

—¿Qué actividades disfrutás hacer cuando no estás arriba del escenario?

—Mucho tiempo libre no tengo, pero cuando lo tengo aprovecho para ver algunas series de Netflix con mi marido. Y cuando terminemos la gira, después de los shows en Rosario, vamos a hacer un lindo viaje por Egipto y Grecia. También me encanta ir a ver teatro, así que cuando no trabajo voy a ver obras de colegas.

—¿Sos una persona espiritual?

—Sí, soy muy espiritual, hablo mucho con Dios. Creo que él me escucha mucho. Me siento muy bendecida.

—En el elenco son más de 40 personas y 40 familias que indirectamente dependen de vos. ¿Cómo te impactó la crisis económica en el teatro?

—En mi caso, gracias a Dios, no se sintió en la boletería ni en la convocatoria. Terminamos la temporada con más de 60 mil espectadores. Y en la gira llenamos en todos los lugares. Siempre pensé en la gente y por eso nunca puse precios altísimos de entradas. A mí no me afectó, pero sí sé que la crisis afectó al teatro en general. De hecho, los productores dicen que hubo una baja importante en general porque la prioridad de la gente es comer y el entretenimiento quedó desplazado.

—¿Mirás el futuro del país con esperanza o pensás que esta crisis se va a profundizar?

—No soy economista y de números no entiendo mucho. Pero creo que en tiempos difíciles hay que poner el hombro más que nunca. Todos los argentinos queremos estar bien, que todos tengamos trabajo y que los sueldos alcancen. Hay una inflación importante, pero ojalá sea transitorio y que todos podamos estar bien y llegar a fin de mes.

—¿Por qué te peleaste con Flavio Mendoza?

—Son las peleas del verano, el folclore del verano de quién va primero y quién va segundo. Nosotros compartimos un productor, que es Miguel Pardo. Hubo un episodio cuando hicimos la tapa de Caras. Con Norberto (su marido) le regalamos un autito a su hijo (Dionisio) y a él no le gustó el auto y lo terminó regalando. Es fuerte. Pero ya está, quedó en el verano. Vuelta de página.

—¿Para cuándo Fátima mamá?

—Tengo muchas ganas. El tema es que hace 7 años vengo trabajando sin parar, así que por ese motivo se viene demorando. Espero poder ser madre en breve. Dios nos guía de la mejor manera y por eso dejo todo en manos de él. Creo que todo tiene que ver con decretar, los pensamientos fuertes son la base, porque a la larga o a la corta esas cosas se dan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});