Escenario

"En este mundo estamos más cerca de lo que creemos"

Nick Schinder, el cantautor rosarino con base en Inglaterra, presenta su último disco, "El hueco infinito", hoy con entrada gratuita en Beatmemo

Martes 23 de Enero de 2018

Cuenta una antigua leyenda indígena de América del Norte _reciclada en la película "Apocalypto" de Mel Gibson_ que el hombre fue hecho con un hueco infinito en su interior al que no lo llenará con nada, y que es la base de su desesperación y su depredación dirigida a los otros y al planeta que lo cobija. En esta historia y en sucesos de la propia se inspiró el cantante, pianista, guitarrista, compositor y productor rosarino Nick Schinder para su último disco, "El hueco infinito", que presentará esta noche, a partir de las 21.30, en Beatmemo (Oroño y Güemes). Además presentará canciones de otros discos y covers de Los Beatles con músicos invitados.

"Sumado a algunos episodios de ataques de ansiedad con los que tuve que lidiar hace un par de años, el disco gira recurrentemente sobre la idea de la tan moderna ansiedad y cuán real es nuestra capacidad de ser felices. Igualmente, como siempre, sobrevuela la idea del amor como único alivio posible al vacío, al Hueco Infinito, la única redención posible", dijo el músico. Pero lo particular de "El hueco infinito" es que es el primer disco cantado enteramente en castellano por Nick y el más moderno hasta el momento, con melodías electro pop.

Con un amplio recorrido musical, Nick Schinder lleva nueve álbumes editados de música propia: los cuatro primeros (y un EP) con The Child, "mi banda/alter ego, de sonido más rockero", aclaró el músico; tres más con Deep River Running, "un dúo creativo con la poeta Jacqui Doherty, quien escribe las letras de ese proyecto mientras que yo hago todo lo demás: composición, ejecución y producción"; y "El hueco infinito", que llegó en marzo de 2017, "mi primer disco en castellano y el primero que sale bajo el nombre de Nick Schinder".

El nuevo álbum fue grabado y producido en su "home-studio-portable-transatlántico" (como Nick lo llama) y que da nombre a una de sus canciones y refiere a otra de sus pasiones: la ciencia ficción. El estudio en cuestión es apodado "My Robots Love Me" y es de esta manera que hace más de una década el músico graba de manera independiente y en cada ciudad en la que se encuentra, ya que viaja y vive entre Rosario, Londres y Buenos Aires, llevando la música consigo. Para "El hueco infinito" las baterías fueron grabadas en el estudio Innuendo en Buenos Aires, con la participación de los músicos Nacho Sagües en bajo, Hernán Burset en batería y el rosarino Bruno Urbisci como guitarrista invitado en el tema "Perfección". Además, el mismo Nick realizó todas las voces, teclados, guitarras y programaciones.

Con once canciones y un comienzo electro pop con intenciones épicas, el tema "Quise más" plantea el deseo como punto de partida de ese "hueco infinito" y del disco en sí. Con influencias de Gustavo Cerati y el dream pop de los escoceses Cocteau Twins, "Inmenso" es el segundo single del disco, que ya se encuentra en Spotify y BandCamp. Además se puede ver en YouTube el video de "Ir", que según Nick es "la traducción de un tema previo llamado "Heal" (sanar), que sonoramente definió casi todo el disco y es uno de mis preferidos, con un video de animación alucinante".

Nick Schinder / HEAL

Londres y Rosario

Luego de vivir más de diez años en Londres, Nick Schinder se mudó a Oxford, a una hora de distancia, yendo a tocar al menos dos veces por semana a la capital británica. "Londres está llena de actividad y energía. Es un lugar donde se puede tocar cualquier día de la semana en un local lleno y donde el nivel musical es muy alto. Por eso conduce a mantenerse en un nivel alto, ya que la competencia es muy grande. Lo único horrible es el clima, nublado casi todo el año y en invierno con una noche cerrada a las 4 de la tarde, algo insufrible para un latino", aseguró. Nick se refiere también a Rosario, ciudad que ama. "Rosario es mucho más tranquila, es como si fuera un barrio de Londres. Lamentablemente hay muy pocos lugares para sus muchos y talentosos músicos, pero el clima es sensacional, una de esas muchas bendiciones que los argentinos damos por sentadas. Además está lleno de gente, familia y códigos a los que necesito volver cíclicamente, más allá de nuestra fragilísima realidad económica y social", observó.

A lo largo de su carrera, Nick tocó con Charly García en 2001, en tres noches memorables en el Cavern Club de Buenos Aires, donde su banda era residente. En 2009 grabó con Heidi Jo-Hines, hija de Denny Laine de Wings, y ahijada de Paul McCartney. Y hasta el mismísimo Peter Gabriel escuchó sus discos y elogió su voz, y lo alentó a seguir en la línea musical. "Todas evidencias de lo maravilloso que puede ser este pequeño mundo, en el que todos estamos más cerca de lo que creemos", concluyó el cantante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario