Escenario

"En algunos casos, las personas felices son las más superficiales"

Con "Ricordi?", su segundo largometraje, el director italiano Valerio Mieli deslumbró al público en el pasado Festival de Venecia.

Miércoles 03 de Julio de 2019

El filme italiano "Ricordi?" llega a los cines argentinos mañana tras un exitoso paso por el Festival de Cine de Venecia, con una historia de encuentros y desencuentros amorosos a través de los erráticos recuerdos de sus protagonistas, filmados con poética destreza por el director Valerio Mieli.

"La idea era contar una historia a través de los personajes. Quería hacer una película subjetiva y emotiva. Yo soy una persona que recuerda su pasado a través de imágenes y cuando lo comparo con los recuerdos de otros, es verdad que no siempre son los mismos. Quería confrontar dos mundos privados. Es interesante, porque cuando se confrontan los recuerdos a veces uno no recuerdan algunas cosas o descubre que el mundo se puede ver de una manera diferente", dijo Mieli.

El filme, que tuvo un paso por la Semana de Cine Italiano en Buenos Aires y ha tenido proyecciones en Japón y Estados Unidos, entre otros lugares, narra la vida de pareja entre "Lui" (Luca Marinelli) y "Lei" (Linda Caridi) a través de los recuerdos de ellos.

El comienzo del amor, la pasión, la separación y el reencuentro está contado desde los dos puntos de vista y llevan a la reflexión: "¿Cuánto hay de cierto en los recuerdos?".

Hubo que esperar diez años para que Mieli se pusiera nuevamente detrás de cámara, tras "Dieci inverni", con un filme en el que el proceso de escritura fue "lo más difícil" y con un montaje que recuerda a cintas como "Il Divo", de Paolo Sorrentino, y que ocupó 11 meses.

—¿Fue una película complicada de rodar?

—El trabajo con los actores fue bastante fácil. Nos conocíamos bien y tuvimos muchos encuentros para que ellos pudieran conocer a los personajes. Fue una de las pocas cosas que no fueron difíciles.

—Suelen comparar el filme con trabajos de Terrence Malick, pero también tiene ese aire conflictivo del Woody Allen de "Manhattan" o un montaje con referencias a Sorrentino.

—Suelen comparar "Ricordi?" con Malick, que me gusta mucho. Pero jamás me dijeron Sorrentino y hay algo de cierto en eso, realmente. Tuve una cierta libertad que se puede referenciar en sus trabajos. Y en Woody Allen sí, es verdad la referencia en esos amores al estilo "Manhattan". Otra gran referencia que tuve fue (Francois) Truffault, claramente.

—Los conflictos en la pareja no suceden por grandes dilemas o peleas, sino por cuestiones pequeñas que casi pasarían desapercibidas entre amigos...

—Creo que las cosas pequeñas de la vida se pueden convertir en cosas grandes. No creo en el destino y que la historia esté escrita. Son las cosas pequeñas las que los separan, aunque nunca lo había pensado así. Para mí, lo importante es que dos personas que están juntas son dos elementos que se influencian, no que ocupan sus espacios. Las diferencias son en los hechos, no en lo que sienten entre ellos.

—Hay una frase que él le dice a ella, "me gusta que sos feliz, pero no estúpida". ¿Cómo interpreta esa afirmación?

—Hay prejuicio en que la gente atormentada y que piensa mucho es inteligente, lo cual no es completamente verdad. El personaje lo dice en el sentido de que las personas felices son superficiales, al menos las que conoció él. Es una visión optimista la que tiene ella y él se lo remarca y es lo que en definitiva lo enamora. El cambia su medio ambiente simplemente cambiando hacia el punto de vista de ella. Para él, el pasado es real y para ella es sólo pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario