Escenario

El último adiós al profesor chiflado que fue el rey de la comedia

Murió Jerry Lewis. El actor fue popular en Hollywood a partir de su dúo con Dean Martin. Sus muecas y su estilo bufonesco es aún una marca registrada

Lunes 21 de Agosto de 2017

Jerry Lewis, el expresivo comediante que saltó a la fama en una lucrativa sociedad con Dean Martin, falleció ayer a los 91 años. Fue un cineasta cohibido y conquistó a un público muy amplio en las galas benéficas por la distrofia muscular, por la que también sufrió severas críticas (ver aparte). Lewis murió en Las Vegas de causas naturales acompañado de su familia, confirmó su publicista Candi Cazau.

La carrera de Lewis abarcó la historia de la industria del espectáculo del siglo XX, comenzando en el show de vodevil de sus padres a los 5 años. Tenía sólo 20 cuando su dupla con Martin lo convirtió en un astro internacional.

Más adelante hizo una serie de películas exitosas como "El botones" y "El profesor chiflado", apareció en "El rey de la comedia" de Martin Scorsese e hizo de él mismo en "El cómico de la familia", de Billy Crystal. En la década de 1990 regresó al escenario como el diablo en una reposición de "Damn Yankees" en Broadway. Y tras un receso de 20 años en el cine, volvió como astro del drama independiente "Max Rose", en 2016.

Como un octogenario viajó por el mundo, trabajando en una versión teatral de "El profesor chiflado". Era tan activo que a veces olvidaba lo básico, como comer, según recuerdan sus asociados. En el 2012, Lewis se perdió una ceremonia de premios presentada en su adorado Friars Club por una baja de azúcar debida a una mala alimentación y tuvo que pasar la noche en el hospital. Cumplir los 90 años no lo amedrentó y siguió haciendo monólogos de comedia.

Lewis fue una gran influencia para Jim Carrey y otros artistas bufonescos. Era el clásico comediante que añoraba con hacer de "Hamlet", llorando tan fuerte como se reía y supo gruñir a críticos y entrevistadores que lo disgustaban. Pontificó en programas de tertulia, sermoneó a estudiantes universitarios y compiló sus pensamientos en el libro de 1971 "The Total Film-Maker".

"Yo creo, a mi manera, que digo algo en el cine. No me avergüenza lo aparentemente azucarado que pueda sonar algo en mis películas. En realidad, yo hago películas para mis tataranietos, no para mis colegas del Sindicato de Directores de Cine o los críticos", declaró.

El 24 de julio de 1956, Martin y Lewis pusieron fin a su show en el Copa y se mantuvieron distanciados por años. Martin, quien murió en 1995, sí hizo una sorpresiva y dramática aparición en la gala benéfica Lewis en 1976 (una reunión negociada por su amigo en común Frank Sinatra), y el director Peter Bogdonavich casi los convenció de que aparecieran juntos en una película como antiguos colegas que ya no se hablan. Tras la muerte de Martin, Lewis dijo que ambos habían comenzado a tratarse nuevamente como amigos en los últimos años y expresó en repetidas ocasiones su admiración por Martin por encima de todos los demás artistas.

El mundo del entretenimiento inicialmente consideró que Martin era el peor parado con su separación, pues sus talentos, excepto como cantante, no habían sido explorados. Pero Martin supo brillar solo y Lewis también se distinguió tras la separación, revelando un lado serio tan inesperado como el don humorista de Martin.

Entre los éxitos bajo su propia batuta están "El profesor chiflado", de 1963, con un papel estilo Jekyll y Hyde en el que se transformaba de un profesor universitario nerd al cantante sensual y engreído Buddy Love, que sería una parodia de Dean Martin. También dirigió "El ingenuo", "Las joyas de la familia" y "El bocón".

Los créditos más recientes de Lewis en el cine incluyen "Sueño de Arizona", con Johnny Depp, y "Max Rose", que se estrenó en 2016. Asimismo, apareció como invitado en la serie "Mad About You" y tuvo un pequeño papel en la nueva versión de "El profesor chiflado", de Eddie Murphy.

Lindsey Bahr

■□Associated Press. pellido

Associated Press

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario