Escenario

El Trece renovará la pantalla con "una historia de amor prohibida"

La tira, una comedia romántica, se comenzó a grabar ayer con un elenco encabezado por Mariano Martínez y Lali Espósito. "Esperanza mía" tiene un equipo de pesos pesados de la TV.

Viernes 13 de Febrero de 2015

El Trece apuesta a una historia de "amor prohibido" para renovar su pantalla. Y lo hará con "Esperanza mía", protagonizada por Mariano Martínez y Lali Espósito. Los secundarán un equipo de pesos pesados de la pantalla chica, entre los que se encuentran Gabriela Toscano, Ana María Picchio, Carola Reyna, Rita Cortese, Federico D'Elía, Angela Torres y Tomás Fonzi.

"Va a ver una historia de amor prohibida", adelantó Martínez, ex estrella de tanques de Pol-Ka como "Valientes" y "Son de fierro", entre otros. "Mi personaje, Tomás, es un cura en convento de barrio muy austero", dijo el actor que se relaciona con el personaje de Lali Espósito por casualidad y en contra de todas las previsiones.

"El personaje de Lali es Julia, y dentro del convento se hace llamar Esperanza. Esa es la historia de amor, la historia prohibida que va a haber entre ellos. Y al mismo tiempo estará la historia de la los chicos, de Federico y Gabriela Toscano, que es muy atractiva. Y también está el coro de monjas, con un grupo de actrices súper completas que son terriblemente divertidas y tiene cada una su color", afirmó.

Sobre los detalles de la tira, aun sin fecha de lanzamiento, el canal adelanto algunos datos de los personajes que mencionó Martínez. Julia es una joven de 21 años que vive en La Merced, un pequeño pueblo del interior, junto a su madre adoptiva Blanca, que trabaja como operaria en una fábrica. A raíz de la contaminación que genera la propia planta, Blanca contrae una grave enfermedad.

Empeñada en descubrir el origen de la enfermedad que también aqueja a otros compañeros de la fábrica, la mujer consigue pruebas contundentes que incriminan a los dueños. Pero la enfermedad -ya avanzada- resulta ser letal y, antes de morir, Blanca le entrega la documentación a Julia, rogándole que se la lleve lo antes posible a un abogado que reside en Buenos Aires.

Flechazo. En su periplo hacia la ciudad, Julia conoce por casualidad a Tomás, el joven sacerdote interpretado por Martínez, que regresa a Buenos Aires tras cuatro años de ausencia, y a partir de ese momento queda claro que existe una atracción inmediata.

El ingreso de Julia al convento ocurre cuando se da cuenta que unos matones la persiguen a raíz de las pruebas que incriminan a la fábrica. Así, es recibida en ese lugar donde se hace pasar por novicia y se encontrará a su madre biológica y a una madre superiora que conoce toda la historia. En el medio de la trama irrumpe el hermano de Tomás, a cargo de Fonzi, quien amenaza con interrumpir el subsidio que el difunto padre de ambos donaba al convento.

"Toda esa mezcla en esta comedia romántica, familiar, con toques de música está buena, y están buenos los conflictos que vive cada uno de nosotros", dijo Martínez. Sin embargo adelantó que la música no será lo suyo. "Me parece que hay gente que lo hace mucho mejor, y yo me siento más cómodo actuando", aseguró sobre esta historia que, dijo, promete "emocionar, divertir y dejar un lindo mensaje".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS